“Seguridad Alimentaria con Soberanía” en las Américas

Seguridad alimentaria y soberanía, una de las principales preocupaciones en las Américas, será el tema central de los debates en el XLII Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), que se celebrará en Cochabamba, Bolivia, del 3 al 5 de junio de 2012. Los Ministros de Relaciones Exteriores de todo el continente están llamados a reunirse para buscar formas de proporcionar a sus ciudadanos acceso a una alimentación que sea abundante, segura y nutritiva, y reconocer el derecho de cada país a definir sus propias políticas y estrategias para garantizar el derecho a la alimentación de su población.
La malnutrición y el hambre crónica en las Américas subsisten debido a la confluencia de problemas que conducen a una crisis simultánea en materia de energía, finanzas, clima y alimentos. En 2011, aproximadamente 52,5 millones de personas en Latinoamérica y el Caribe pasaron hambre, cifra equivalente al 9 por ciento de la población total del continente. Los efectos de la inflación en los precios de los alimentos y su persistente volatilidad ponen en riesgo muchos de los avances logrados en esta materia, e incrementan el riesgo de que se extienda la pobreza y se reduzca el acceso a una nutrición adecuada entre los grupos más vulnerables.
Gran parte del alza de los precios se debe a los efectos de la globalización. Por ejemplo, se estima que en los últimos tres años los precios de alimentos básicos como el trigo, arroz y maíz han aumentado más del 80 por ciento. Entre los factores responsables de esta significativa alza de los precios se cuentan el aumento de los precios de los combustibles, sequías prolongadas en países productores de granos como Australia, el aumento en la demanda de alimentos provenientes de países como China e India, y la utilización del maíz para la generación de biocombustibles. Estos factores externos que afectan a la seguridad alimentaria están fuera de control de los gobiernos nacionales.
El Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, resaltó la importancia del tema y aseguró que “para avanzar hacia un orden alimentario más justo, equitativo e inclusivo, necesitamos impulsar y fortalecer políticas públicas orientadas a promover el aumento de inversión en la agricultura, fortalecer los mercados agrícolas, integrar los mercados de pequeños productores, promover el comercio justo, controlar la volatilidad en los precios de los alimentos, desarrollar más programas de acceso a alimentos para las poblaciones vulnerables, y de educación en seguridad alimentaria y nutricional”.
El Ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia, David Choquehuanca, aseguró en la presentación del tema de la Asamblea que su gobierno lo eligió debido a la preocupación de su país por los diferentes problemas y crisis que aquejan a la humanidad, y especialmente a los pueblos del continente. “El modelo de desarrollo que ha implementado la sociedad occidental nos ha generado grandes desequilibrios y desigualdades y ha provocado crisis energéticas, financieras, institucionales, alimentarias, climáticas, e incluso la crisis de valores”, afirmó. El ministro boliviano enfatizó la necesidad de abordar de manera conjunta esos problemas, porque estimó que su solución “no sólo es responsabilidad de los gobiernos, de los jefes de Estado, y de las autoridades, sino que debemos contar con la participación de todos, incluidas las organizaciones sociales, la sociedad civil organizada, y el conjunto de instituciones democráticas que existen en cada uno de nuestros países”, indicó.
El Representante Permanente de Bolivia ante la OEA, Diego Pary, agregó que su país sugirió enfocar la Asamblea en la seguridad alimentaria tras un amplio debate con la sociedad civil. “La seguridad alimentaria”, dijo el embajador boliviano, “no es un tema con mucha tradición en nuestra Organización, pero las nuevas crisis, entre ellas la crisis alimentaria, también nos ponen el reto de incorporarla al debate”.
La OEA está preparada para apoyar a los Países Miembros en la búsqueda de opciones para las políticas públicas destinadas a garantizar la seguridad alimentaria para sus pueblos. El Instituto Interamericano para la Cooperación en la Agricultura (IICA) es el organismo del Sistema Interamericano encargado de la promoción del bienestar agrícola y rural, y sus esfuerzos se centran en la competitividad y la sostenibilidad de los cultivos del Hemisferio. La seguridad alimentaria es uno de los principales objetivos del IICA, que ya realizó numerosos estudios y talleres sobre el tema.
El punto de comienzo para el debate en Cochabamba es la propuesta del gobierno de Bolivia que incluye la articulación de seguridad alimentaria con soberanía como “la realización del derecho a la alimentación”. El documento también llama a alcanzar compromisos para “garantizar una adecuada producción, acceso y consumo de alimentos para hombres y mujeres con el objetivo de erradicar el hambre y la malnutrición en la región de las Américas”. Al mismo tiempo, incluye compromisos como reconocer y promover la diversificación de la producción; establecer bancos de alimentos para períodos de crisis; promocionar el comercio justo; controlar la volatilidad excesiva en los precios de los alimentos; promover el comercio intra-regional de alimentos; empoderar a los pequeños agricultores; y establecer un fondo para la producción de alimentos.
Durante tres días en la reunión de junio en Cochabamba, los gobiernos de las Américas buscarán formas para incrementar la cooperación para afrontar los desafíos que el tema plantea. Los Estados Miembros debatirán, entre otros temas, sobre cómo garantizar el derecho a la alimentación adecuada de forma interdependiente con otros derechos sociales; cómo implementar sistemas integrales de protección social de forma coordinada con políticas amplias para la promoción de capacidades y el desarrollo local; y cómo fortalecer los mercados agroalimentarios y la inclusión económica y social desde una perspectiva de desarrollo socialmente sostenible.
La Asamblea General también proporcionará oportunidades para que otros actores hemisféricos participen en los debates en Cochabamba. El sábado 2 de junio, el Secretario General Insulza y el Secretario General Adjunto, Albert Ramdin, mantendrán una conversación con grupos de la sociedad civil en la sede de la Asamblea. El domingo 3 de junio, horas antes de la inauguración de la cita de cancilleres, los jefes de delegación y el Secretario General Insulza mantendrán un extenso diálogo con representantes de los trabajadores, del sector privado y actores sociales.
Para más información, visite la Web de la OEA en www.oas.org

About Santiago David Távara

Santiago David Távara es graduado de Periodismo en la Universidad del Distrito de Columbia en Washington. Corresponsal de la Agencia Mexicana Notimex y colaborador de La Prensa Gráfica de El Salvador, Távara trabajó para la Agencia de Noticias EFE, los semanarios locales El Pregonero, El Tiempo Latino y Washington Hispanic así como en los ahora desaparecidos El Latino y el Diario de La Nación. Nacido en Callao, Perú, Távara contribuyó con artículos deportivos para una sección en español del diario The Washington Post y colaboró con la publicación Tiempos del Mundo, del diario The Washington Times.

You must be logged in to post a comment Login