El rey ratón

Por Daniel de Cullá

– Ratón. Ladrón cobarde

Había un rey, Enrique el Pajarero, un buen maula, taimado y bellaco, que da propina a criado ajeno, tramposo, embustero, trápala, haragán, que se regocijaba a causa de la caza. El era un dios impuesto por el fuego y por las armas, bendecido por el gurú de la tribu, matachín y jifero, el Enano del Envoltorio, quien se le encontró entre zarzales, loberas y cunetas, en Mataburros, ciudad del aguardiente, donde usan poner colgado de la ventana un manojo de ramo verde sobre la puerta, como señal de vender vino tinto, y un paño de lino doblado como señal de blanco. Esto fue como un milagro, pues cayeron ese día mucho pedrisco y grilletes, con la marca de los detalles del paredón y la cuneta, que se vio a unos ladrones sacando a deshora la ropa y el ajuar de una casa; llegando la justicia de Ronda y preguntando:

– ¿Qué gente?

Respondieron:

– Se ha muerto aquí un vecino y pasamos el hato de la viuda a otra casa.

Dijo la justicia:

– Pues, ¿cómo no lloran?

A esto dijeron:

– Mañana llorarán.

Que cuentan que esto mismo dijo en Búe de la Aldehuela, un aldeorrio o lugarejo feo y miserable, el Enano del Envoltorio, quien, cuando eructaba, las rocas y las aguas se cubrían de calaveras, y que nadie escapó a su vil garrote y sus cerrojos, tan sólo los cangrejos autóctonos y dos abuelas aparecidas en la segunda noche del segundo día de la tercer tormenta, cuando se terminó el día del combate y se fueron del pueblo centenares de gentes y la tierra volvió a verse pariendo brujos y políticos con cabeza de adobe grueso.

Corría el mes de abril, cuando se da choca o cebadura al azor dejándole pasar la noche con la perdiz que voló, y las dos abuelas, con la barriga del tamaño de la tierra, vieron al rey Ratón, matante, marchando a la caza del elefante más allá de aquellas montañas, en Matabelos, nación indígena del África Austral, perteneciente a la raza cafre, olvidada la matacán o liebre ya corrida por los perros. Se le vio con catetómetros, aparatos provistos de un anteojo y un nonio, instrumento matemático que sirve para apreciar dimensiones lineales o angulares muy pequeñas, para medir pequeñas dimensiones verticales, y con la mochila de siete nudos, más el ojeador, que ojea la caza y la acosa, guía indígena y cafre que le guiaba y que se alababa de que le había hablado el rey; y preguntado por qué le había dicho, respondió que le dijo: – “Alza la lanza, necio”, siguiendo al elefante indefenso hasta la mata. Y, pin, pan, pun, tiro en la nuca y elefante muerto.

Mientras un Burro Pandero, obispo de anillo, junto al Adda, río de la Lombardía, afluente del Póo, que pasa por el lago Como, y en sus orillas ganó en el siglo III a.c. el cónsul Flaminio una gran batalla a los Galos, pronunciaba un sermón en el que alababa la acción del monarca y avisaba con gozo que el Enano del Envoltorio regresaba de su tumba con poder sobrenatural, y sin más ni más el rey le nombraría Gurú mayor del reino.

Si algo distinguía al rey Ratón era que, por encima de dimes y diretes, él podía hacer con su cuerpo y vida lo que le viniera en gana. Siempre hizo sus necesidades cuando más deseoso estaba de ellas. Y, mientras lo hacía, cantaba hablando por boca de ganso:

“Abájanse los adarves y alzánse los muladares”.

Daniel de Cullá escribe desde Burgos, España

ARGENPRESS CULTURAL

 

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login