África es destino de importaciones brasileñas

Pau Ramírez (XINHUA)

Las exportaciones brasileñas a Africa aumentaron un 5 por ciento en el primer semestre de 2012, alcanzando el 4,72 por ciento del total de las ventas brasileñas al exterior.

Según los datos del Gobierno, entre enero y junio los productos brasileños que salieron del país con destino a Africa sumaron 5.532 millones de dólares, cifra superior a la que, por ejemplo, totalizaron las exportaciones a Alemania y Francia conjuntamente.

Los principales productos exportados son el azúcar, óleo de soja, carne procesada, pollos y pollos procesados, vehículos, tractores, minerales de hierro y óleo combustible.

La estabilidad política y la exploración de minerales y petróleo elevaron la renta del continente negro, que despunta a día de hoy como uno de los mayores potenciales compradores de productos brasileños, especialmente bienes industriales, de un mayor valor agregado.

Los empresarios, comerciantes y el propio Gobierno brasileño trabajan para seguir aumentando el intercambio con los africanos, que según los especialistas, puede llegar a doblar su importancia en apenas una década y pasar a ser el destino del 10 por ciento de las exportaciones brasileñas.

Los números oficiales demuestran el potencial que tiene ahora Africa para los comerciantes brasileños.

El valor de las exportaciones al continente africano en 2001 era de 1.347 millones de dólares, que suponían el 2,44 por ciento del total exportado por Brasil.

En 2012, el mismo importe debe corresponder apenas a las exportaciones realizadas por Egipto, el principal socio brasileño en Africa, que en los primeros seis meses del año, ya importó 999,9 millones de dólares en mercancías brasileñas.

Los especialistas opinan que el mayor potencial del continente se encuentra entre las excolonias portuguesas y en Sudáfrica, uno de los tres países del grupo que forman el Ibas (India, Brasil y Sudáfrica), iniciativa que pretende desarrollar la cooperación entre el sur y el sur.

“Tenemos ventajas competitivas importantes, principalmente en los países de habla portuguesa. El Gobierno viene aproximándose al continente, creando acuerdos y con nuevos socios. El clima y la tierra brasileña son muy parecidos, o sea, nuestros productos ya son tropicalizados, lo que resulta ideal para los africanos”, explicó el director de Operaciones de la Confederación Nacional de la Industria (CNI), Carlos Abijaodi.

Abijaodi afirmó que la región despunta como una de las pocas en el mundo con un gran potencial de crecimiento. Hay varios proyectos de ingeniería, minería y petróleo, algunos de ellos a manos de grandes empresas brasileñas como Vale o Odebrecht, lo que abre las puertas para que otras empresas y productos brasileños atierren en Africa.

El propio director de Operaciones de la CNI consideró que la aproximación política de Brasil con Africa empieza a dar resultados.

“Los africanos siempre compraron mucho de sus excolonias europeas, por tradición y por las facilidades que tenían, mediante acuerdos. Pero esto empieza a cambiar. Está claro que no es un mercado fácil, se necesita conquistar, ir allá, establecer una aproximación y crear lazos. Necesitamos saber que, a pesar de lo que se ha ganado con la estabilidad que Africa viene conquistando, todavía es un mercado considerado más arriesgado, ideal para las empresas más grandes”, destacó el representante de los industriales brasileños.

Por su parte, el presidente de la Asociación Brasileña de Comercio Exterior (AEB), José Augusto de Castro, opinó que el proceso de estabilización y el aumento de renta en Africa debe ser destacado, y Brasil, uno de los países que más incentivó acuerdos con las naciones en desarrollo o relaciones Sur-Sur, puede conquistar este mercado.

Auguró que la importancia del continente para los productos brasileños puede doblarse en diez años, pasando de los actuales 4,72 por ciento de las exportaciones nacionales para casi el 10 por ciento de las ventas brasileñas en el exterior.

“Si miramos los números, vemos que es un crecimiento muy grande en los últimos años, hasta porque la base era muy pequeña. Africa tiene mucho por hacer, mucho por crecer, y brasil puede ser un buen socio. Europa ahora vive una crisis, con una economía más enfocada en los servicios.Nuestra competencia es China, que ha invertido mucho en Africa”, destacó.

Castro consideró que durante la próxima década, Africa vivirá su mayor transformación, con grandes obras de infraestructura, inversiones y una mejoría de la calidad de vida en la región, gracias en parte, por la búsqueda de los países asiáticos de materias primas en el continente.

ARGENPRESS.Info

You must be logged in to post a comment Login