Pueblos indígenas rechazan políticas extractivas de transnacionales en El Salvador

Por Marisol Miranda

Una de las conclusiones a la que llegaron los pueblos indígenas reunidos en El Salvador, la semana pasada, fue rechazar categóricamente la política extractiva de las transnacionales que tiene a la base la destrucción de la identidad cultural de los indígenas.

Esta conclusión forma parte de la declaratoria de “Cushcatán” emitida al finalizar el Encuentro Regional sobre Industrias Extractivas y Políticas Climáticas en Territorios Indígenas de Mesoamérica.

Los países participantes, entre ellos Ecuador, Panamá, Costa Rica, El Salvador, Nicaragua, Honduras, Belice y Guatemala, por tres días analizaron y reflexionaron en el encuentro los temas de explotación de minería, empresas hidroeléctricas y los llamados proyectos de REDD y Mecanismos de Desarrollo Limpio.

Al final del encuentro en la declaración denunciaron la creciente imposición de proyectos hidroeléctricos y mineros, proyectos de emisiones por deforestación y degradación de recursos y comercialización de los bienes naturales.

Así como la represión contra las comunidades y organizaciones indígenas, militarización de territorios, privatización y destrucción de ecosistemas y el despojo de los bienes naturales que atenta contra la vida y los derechos de los pueblos indígenas.

“Unimos nuestras palabras, pensamientos y sentimiento para unificar y articular nuestras resistencias y confrontar este sistema extractivista que atenta contra la vida de nuestros pueblos, comunidades y de la Madre Tierra”, expresa la declaración.

En el documento también exigen a los estados el cumplimiento de los instrumentos nacionales e internacionales, en materia de los derechos indígenas

Jesús Martínez, uno de los participantes, consideró que en el siglo XX se siguen violentando los derechos humanos de los pueblos indígenas y campesinos de todo el continente.

Además, recalcó que también los pueblos indígenas defienden su territorio, su vida, identidad y cultura ante los atropellos que los proyectos de las empresas transnacionales han ejecutado en el continente. En mayoría de países donde hay presencia de empresas capitalistas, existen los trabajos de explotación minera, dice el comunicado.

Un ejemplo de esos países es Guatemala, en el cual el Gobierno central obedece a las políticas neoliberales y se desconocen todos los derechos que existen de los pueblos indígenas afectados.

Los pueblos indígenas están luchando porque los gobiernos no los discriminen y les respeten sus costumbres, tradiciones, lenguas, vestuarios, tierras entre otros, por lo que se han generado anteproyectos de ley en espera del cumplimiento de sus derechos.

Fuente: COLATINO

 

You must be logged in to post a comment Login