¿Estamos listos?

Luisa Fernanda Montero

Para La Red Hispana

 

¿Cuántas desgracias habrían podido evitarse con un poco de prevención?

Si bien es cierto que la fuerza de la naturaleza, puede fácilmente superarnos, también es cierto que si actuamos con inteligencia tendremos más oportunidades de garantizar nuestra seguridad y la de nuestras familias.

Septiembre es el mes nacional de la preparación ante desastres naturales. Y es que aunque parezca increíble, después de haber vivido tantas experiencias dolorosas gracias a la devastación que causan huracanes, tornados, tormentas e incendios forestales entre otros desastres, hoy por hoy, sólo el 60 por ciento de los estadounidenses afirma que para ellos es muy importante prepararse para enfrentar posibles desastres naturales.

El dato es de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos – FEMA –  que está ampliando sus esfuerzos por llegar a las comunidades con la información y las herramientas que necesitan para ser capaces de superar emergencias.

Y es que de acuerdo con la vocera de FEMA, Mayra  López de Victoria, cuando estamos bien preparados y hay un desastre como un terremoto, que es el tipo de evento que no avisa,  conocemos cuales son las rutas de desalojo,  dónde están los refugios y tenemos un plan de comunicación con nuestros  familiares y un equipo de emergencias, tenemos muchas más probabilidades de sobrevivir que aquellas personas que no se han preparado.

Victoria reitera que es fundamental preparar un equipo de emergencia, tener un plan y mantenerse informado.

¿Qué debe contener el equipo de emergencia?

Es posible que cada equipo de emergencia sea tan particular como la familia que lo prepare, porque podemos tener necesidades fundamentales especiales, como medicinas u otros elementos. Pero, más allá de ello, el equipo de emergencia debe contener todo aquello que el sentido común nos diga que podemos necesitar para sobrevivir por nuestra cuenta después de un desastre.

Eso quiere decir que debemos abastecernos de comida, agua y otros suministros para por lo menos tres días. Recuerde que la ayuda puede tardar, es posible que sea cuestión de horas, pero las horas se pueden convertir en días.

FEMA recomienda incluir, entre otros elementos, un radio portátil de pilas, linterna, botiquín de primeros auxilios, silbato para alertar y pedir ayuda, ttoallitas húmedas, bolsas de basura y tiritas plásticas de amarre para utilizar con fines de higiene personal, abrelatas alimentos enlatados, mapas locales y teléfono celular con cargadores, inversor o cargador solar.

De ser necesario, no olvide tener a la mano sus medicamentos recetados y los de su familia, anteojos, formulas de bebé, alimento y agua extra para las mascotas.

Trate de mantener a buen resguardo, en un recipiente portátil y a prueba de agua los documentos familiares importantes, como copias de las pólizas de seguros, documentos de identificación y registros de cuentas bancarias, así como tarjetas de crédito y dinero en efectivo.

Manténgase informado, entérese de dónde están las rutas de desalojo y los refugios. Conserve los teléfonos de las líneas de emergencia y si tiene mascota averigüe con tiempo dónde puede permanecer en caso de ser necesario, no todos los refugios las aceptan.

FEMA recomienda además suscribir los números telefónicos y las cuentas de correo electrónico a los sistemas de atención de emergencia locales, eso será de vital importancia para mantenerse informado y recibir las alertas oportunamente.

Usted, ¿está listo? recuerde: soldado prevenido vale por dos. Nunca se sabe que puede ocurrir. Aun existen eventos naturales que no podemos predecir. Así que es indispensable que este preparado. Si quiere saber más visite www.listo.gov o llame al 1-800-BE-READY – 1-800-2373239.

You must be logged in to post a comment Login