Bolivia critica posible rechazo de EE.UU. a extradición de genocida

El posible rechazo de Estados Unidos a la extradición del expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada (2002-2003), acusado de la muerte de 67 civiles y más de 400 heridos en la masacre de octubre de 2003, es criticado hoy en Bolivia.

Ese año el exmandatario enfrentó una revuelta social contra su decisión de exportar gas a Chile mediante un despliegue militar en las ciudades de El Alto y La Paz, que provocó su dimisión y huída a Estados Unidos junto con sus exministros Carlos Sánchez Berzaín, Jorge Berindoague y Guido Áñez, también acusados de genocidio.

El diputado del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS) Lucio Marca calificó de político el rechazo de la Casa Blanca y apuntó a la Agencia Boliviana de Información que la justicia del país andino enjuicia a Sánchez de Lozada por ordenar a la fuerza pública reprimir a las masas en La Paz y El Alto.

Washington, que acogió a Sánchez de Lozada y a sus ministros, no patentó de manera oficial el rechazo al pedido boliviano enmarcado en un tratado bilateral de extradición firmado a principios del siglo XX, señaló el legislador del MAS.

“Ese rechazo es una cuestión política porque Estados Unidos jamás aceptará la construcción de un nuevo Estado Plurinacional, esa nueva corriente que nace no sólo en Bolivia sino en Latinoamérica y eso no lo acepta Estados Unidos”, expresó.

Marca subrayó que la política de Estados Unidos es proteger a los que tienen casos pendientes con la justicia y afirmó que Bolivia censura totalmente ese hecho que denunciará a la comunidad internacional.

Por su parte, Juan Patricio Quispe, representante de la Asociación de Familiares y Caídos en Defensa del Gas, expresó su indignación por la decisión asumida por la justicia estadounidense y señaló que evaluarán con la parte jurídica otros mecanismos para extraditar y juzgar a la ex autoridad.

Fuente: Prensa Latina/ARGENPRESS.Info

You must be logged in to post a comment Login