Poeta Javier Sicilia clama en Washington por la paz

Lenin Nolly

Margarita Lopez, Aracely Ramirez y Javier Sicilia en US Capitol / Lenin Nolly

El poeta mexicano Javier Sicilia concluyó esta semana una visita a Washington en la que clamó a la Casa Blanca y al Congreso el fin de la “guerra” contra las drogas que ha cobrado la vida de 70 mil de sus compatriotas.

A los estadounidenses les pedimos “que tomen conciencia”, dijo Sicilia a periodistas en la Plaza de la Libertad – Freedom Plaza – a unas cuadras de la Casa Blanca, como parte de la Caravana por la Paz que recorrió decenas de ciudades de Estados Unidos

“Hemos abierto una agenda nueva, una ruta nueva” dijo el poeta, que sin embargo sus peticiones aparentemente no encontraron el eco esperado en Washington a unos meses de los comicios presidenciales de noviembre.

Y es que el tema del consumo, la demanda en Estados Unidos, no es objeto de debate entre los candidatos porque el problema de los asesinatos y el flujo de armas está en el vecino país.

Esa frustración la demostraron cuando entregaron al embajador de México en Washington un bloque de cemento con armas destruidas que los activistas de la Caravana de la Paz compraron legalmente, “como dulces” en estados como Texas  y Arizona.

Familiares de desaparecidos acompañaron a Sicilia en su trayecto, como María Ignacia González, quien sigue buscando a su hijo.

“No hay nombre para este dolor… si hubiera una tumba, iría a llorarle, pero está desparecido, ¿dónde le lloro?”, preguntó González entre lágrimas en el estrado de la Plaza da la Libertad.

De manera similar, Margarita López, que abrazaba a su pecho la foto de su joven hija Yahira Guadalupe, de 19 años, desparecida dese el año pasado, contó que ella misma tuvo que ordenar un análisis de ADN sobre un cuerpo sin cabeza para determinar si era el de su hija, el cual indicó que salió negativo.

Afirmó que, como madre, siempre tiene la esperanza de que su hija esté viva.

You must be logged in to post a comment Login