Primer concierto con pandilleras reclusas

La Organización de los Estados Americanos (OEA), la Secretaría de Cultura de la Presidencia de El Salvador, y el Instituto Salvadoreño de Niñez y Adolescencia (ISNA), organizaron un concierto con 23 pandilleras reclusas, en el Auditórium de la Fundación Empresarial para el Desarrollo Educativo de San Salvador, en el marco del proceso de paz entre las maras salvadoreñas, impulsado por la Iglesia Católica y organizaciones civiles de El Salvador.

El Director Ejecutivo del ISNA, Luis Enrique Salazar Flores, relató que en el contexto de permanentes enfrentamientos entre estos grupos, “esta fue la primera oportunidad, el primer espacio, que comparten de manera unificada”. “Fue un hecho simbólico importante y muy emotivo, las chicas estaban en sus mejores galas y muy nerviosas pensando en que el concierto saliera bien; el concierto fue un momento muy emocional, humano y mágico”, agregó el Director Ejecutivo del ISNA.

A mediados de julio pasado, el Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, viajó a El Salvador, donde se reunió con el Presidente Mauricio Funes, y con el obispo castrense Fabio Colindres. El tema central de las conversaciones fue el proceso de pacificación abierto por la Iglesia salvadoreña y la sociedad civil con jefes pandilleros, para poner término a la violencia delictual en el país, que por momentos alcanzó las cifras más altas de la región en número de víctimas. En la actualidad, el proceso de paz ha permitido bajar los homicidios a menos de la mitad.

El Secretario General Insulza expresó en esa oportunidad, su deseo de que el incipiente proceso de pacificación entre las maras constituya “una salida a la violencia y ponga fin a la cultura de la muerte”.

El Director Ejecutivo del ISNA felicitó al “equipo de la OEA y de la Fundación Batuta por el trabajo excepcional que han hecho y por la calidez humana que han aportado”. Dijo que “trabajar con este sector tan incomprendido en este país es difícil, estas buenas noticias van en contra de la corriente porque tratamos con gente que esta fuera de la ley. Pero aún así, estas buenas noticias dan un estímulo importante para seguir trabajando. Esta iniciativa ha colaborado sin dudas a una reconstrucción en el proyecto de vida de las reclusas”.

Esta es la primera orquesta femenina de El Salvador, y contó con el apoyo de los músicos de la Sinfónica Nacional de El Salvador.

En tanto, Ricardo Lazo, Director del Centro de Re-inserción Femenina del ISNA, manifestó “una satisfacción personal y profesional luego de todo lo vivido estos últimos diez días. He visto a las chicas (en alusión a las reclusas) muy emocionadas, contentas y nerviosas para que todo saliera bien en el concierto”.

Lazo manifestó estar “muy orgulloso de ellas y del acercamiento de los dos sectores opuestos (las pandillas MS y 18), generado gracias a la música y las artes”, y destacó que “durante estos días ha bajado significativamente la tensión entre las pandillas rivales y ha aumentado la interacción, la tolerancia y la aceptación entre todas”.

El concierto se realizó en el marco del flamante proyecto piloto de música orquesta en el Centro de Inserción Femenino de Ilopango (CISF), donde se encuentran internadas 73 adolescentes que pertenecen a las pandillas rivales.

El proyecto piloto fue organizado por la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD) y la Oficina de Educación y Cultura de la OEA; junto a la Fundación Batuta de Colombia.

You must be logged in to post a comment Login