Latinos de fiesta en Washington

Por Ramón Jiménez

Ya se hizo costumbre en las últimas semanas que los latinos celebren fiestas del mismo género en sitios separados, pero a varias millas de distancia el mismo día y a la misma hora.

Una bailarina de Brasil muestra su regocijo/Foto Ramón Jiménez.

Es el caso del Festival Latino —organizado por Fiesta D.C.— que tuvo lugar este domingo 23 de septiembre en la céntrica Avenida Pennsylvania de Washington, D.C., donde participaron decenas de miles de espectadores de los diferentes países latinoamericanos y de otras regiones del mundo a lo largo de cinco cuadras.

Aunque este año el número de países participantes con grupos de comparsas fue inferior al de 2011, los bolivianos aprovecharon para presentar una interminable cantidad de grupos folklóricos, por lo que el desfile se prolongó hasta cerca de las 3 la tarde.

El desfile inició con el grupo Batala, integrado solamente por mujeres percusionistas, para finalizar con la comparsa de El Salvador, que fue muy aplaudida por el repertorio musical (cumbia al estilo salvadoreño) interpretado por una banda de paz, con la participación de un grupo de porristas, que graciosamente movían sus cuerpos al ritmo de La Avispa, El Carbonero, el Carnaval de San Miguel entre otras.

A la misma hora (entre las 10 de la mañana y las 7 de la noche) los guatemaltecos también celebraron su propio Gran Día Chapín, una fiesta anual que ya cumplió más de cinco años consecutivos, que en esta ocasión tuvo lugar en el corazón de Langley Park, un sector eminentemente inmigrante —en especial guatemaltecos— que pertenece a la ciudad de Hyatssville, en el condado de Prince George’s, Maryland.

Una buena concurrencia asistió al festival guatemalteco/Foto Ramón Jiménez.

Contrario a lo que muchos pudieron creer, en el Gran Día Chapin hubo una numerosa concurrencia de visitantes, no tanto como en el Festival Latino, pero asistió una cantidad respetable de personas, en su mayoría originarios de ese país centroamericano, quienes hacías largas filas para saborear los deliciosos chuchitos, garnachas, y ayote en miel entre otras delicias.

Fuentes no confirmadas aseguran que también hubo un segundo Festival Chapín, que supuestamente tendría lugar en un sitio, pero que finalmente fue celebrado en otro, donde hubo escasos visitantes.

Eso se suma al Festival Salvadoreñísimo y al Festival Guanaco, que hace dos semanas fueron celebrados el mismo día y a la misma hora. Uno en Capital Plaza, Hyattsville (el Festival Guanaco) y el otro en Gaithersburg, en el condado de Montgomery, ambos en Maryland.

La única diferencia es que la entrada al Festival Latino es gratuita, mientras que en los otros tres se tenía que pagar para entrar.

You must be logged in to post a comment Login