Poema

Por Guillermo Henao

 

De presto me apresto o me levanto, y habré de confesar quién estaría aquí.

¿Su nombre? El amigo común nos lo escribió,

nos lo enseñó con insistencia

el estruendo

de crueles autolisis.

 

Me tenía de metal entre sus manos

misandaresmisfracasosmismañanas.

Una fórmula química atronante,

la amarga abs-tinencia ob-ligatoria;

el le dijo al vecino

ves y no

ves otros errores,

hazte poner tus armas con tus brazos

porque para empezar jamás es tarde.

 

Fue entonces cuando la lucha despertó

mis andares

mis fracasos

mis mañanas.

 

Guillermo Henao escribe desde Medellín, Colombia. 

You must be logged in to post a comment Login