Fiebre desenfrenada por la tierra

En la última década se vendieron en todo el mundo terrenos con una superficie total ocho veces mayor que la del Reino Unido, según un informe de la organización internacional Oxfam.

En esta superficie se podrían cultivar alimentos para mil millones de personas, que es el mismo número de personas que cada noche se acuesta con hambre en todo el mundo.

En su nuevo informe titulado “Nuestra tierra, nuestras vidas”, Oxfam indica que más de un 60 por ciento de las inversiones en tierras agrícolas que los inversionistas extranjeros realizaron entre 2000 y 2010 se llevaron a cabo en países en desarrollo con graves problemas de inseguridad alimentaria.

Sin embargo, dos tercios de estos inversionistas prevén exportar todos los alimentos cultivados en dichas tierras. Casi el 60 por ciento de las tierras adquiridas en todo el mundo durante la década pasada han sido destinadas a la producción de cultivos a partir de los cuales se pueden obtener biocombustibles.

Con este nuevo informe, Oxfam intensificó su campaña para acabar con el fenómeno del acaparamiento de tierras, que vulnera los derechos de las personas más pobres del mundo.

Oxfam apoya el aumento de la inversión en agricultura, así como en las pequeñas familias agricultoras. Sin embargo, esta compra masiva de tierras sin precedentes no ha sido regulada o legislada de forma adecuada, de manera que sea posible evitar el acaparamiento de tierras.

 

Leer más en:

You must be logged in to post a comment Login