¿Pues que no rezan?

Teresa Gurza.

¿Cómo puede ser posible que una semana el gobierno haya acumulado tantos errores?

El domingo al mediodía marinos matan sin saber quien es, al que consideraban segundo trofeo mayor, El Lazcas.

No lo informan hasta la noche del lunes y entonces sólo dicen tener “fuertes indicios” de que es El Lazca uno de los dos “abatidos” en el casual operativo.

No lo dijeron, pero a esas horas ya les habían robado -“rescatado” dice la Secretaria de Marina-  los dos cuerpos que habían depositado en una funeraria de Sabinas; sin tomar en cuenta que es ciudad pequeña de uno de los estados más violentos del país.

Cinco días después ni siquiera pueden ponerse de acuerdo sobre la estatura del Lazcas.

¿A qué juegan, qué hacen o dejan de hacer para acumular tanta ineficiencia? ¿A qué atribuir todo ese conjunto de fallas?

Pero no es lo único; porque informaciones de otra índole dan cuenta de la misma dejadez. Veamos:

Santiago el Pinar, “segunda Ciudad Rural Sustentable de Chiapas” que inauguróCalderón y costó carísimo, está abandonada y sus proyectos nunca prosperaron.

El Producto Bruto ha sido en México en esos seis años menor al promediolatinoamericano; y el rector de la UNAM, cuestiona el porqué de tanta pobreza y pregunta que ha pasado con los billones gastados en programas sociales.

La burocracia federal creció 127 por ciento en los dos sexenios panistas; pese a que como oposición criticaron hasta el cansancio la obesidad estatal, ahora contribuyen a la gordura aumentando en cientos los funcionarios de la PGR y las secretarías del Trabajo y Sedeso.

El Presidente presume un nuevo pozo del que los expertos dicen es casi imposible, por lo caro, sacar combustible; pero a él le da lo mismo.

Y prosigue con los autoelogios; y como si ganar en presos fuera algo para vanagloriarse, declara que pedirá el Guinness record porque México tendrá en Sonora, la cárcel más grande del mundo; con capacidad para cuatro mil reos.

Que con seguridad se les escaparán, como ya lo han hecho cientos.

Un día después de que Calderón felicitó con euforia a García Luna y al Ejército, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), señala que la tortura y los tratos crueles contra civiles a manos de fuerzas federales, se incrementaron en grande en su gobierno.

La SRE avisa que ocultará 12 años toda información relativa a los agentes gringos agredidos en Tres Marías, con el pretexto de que “difundirla afectaría la indagatoria”; sin especificar el porqué la tal indagatoria durará esa eternidad.

La Secretaria de Economía prohibió a interesados en registrar una empresa, que en su nombre lleve las palabras socialista y socialdemocracia… Sin comentarios.

El “quebranto financiero” de la semana corrió a cargo del ISSSTE; y fue por 332 millones; ¿porqué?, pues porque fracasó su programa para pasar expedientes clínicos al sistema electrónico.

Y mientras continúan crímenes, enfrentamientos, matazones, narcomantas, fosas, y descuartizados, Calderón se atreve a decir en Morelia, “he luchado por los mexicanoscon mi alma y corazón”.

Puede ser cierto, pero sin talento.

El susto colectivo que su guerra nos ha acarreado, pudiera ser la razón del aumento en su sexenio de mexicanos muertos por diabetes; que subió en 33 punto 36 por ciento, respecto del de Fox.

¿Qué puede explicar este conjunto inacabable de yerros; esa serie de equivocaciones y fallas, de los que los demás nos damos cuenta, pero que como chiste malo sólo llevan a la autocomplacencia presidencial?

Únicamente la ineficacia, la corrupción, el descuido, la falta de ética y decencia, el valemadrismo, el voy derecho y no me quito, la irresponsabilidad de este gobierno; cuyo jefe además, siente que lo ha hecho mejor que todos.

Como para siquiatra.

O tal vez se deba a lo que dijo uno de mis parientes al enterarse de que menos una, todos los hermanos y hermanas nos habíamos divorciado y vuelto a casar: “Ay prima, ¿pus que no rezan?”

 

You must be logged in to post a comment Login