¿Liberará de la cárcel al fascista Fujimori, el presidente Humala que se dice progresista?

Por Pedro Echeverría

1. Alberto Fujimori está en la cárcel de Perú acusado de: a) asesino, b) golpista, c) protector de ladrones, d) desfalcador, etcétera, y se le quiere indultar y liberar. Otros miles están en prisión por robarse un pan para comer junto a su familia, y nadie les hace caso. No sería la primera vez ni la última en que este sistema capitalista mundial libera a millonarios, aunque sus cárceles estén llenas de gente pobre y miserable. ¿Para qué sirve el Estado de la burguesía, las leyes, las cárceles, los jueces, el ejército y policías, si no para proteger los intereses de gobernantes y empresarios? Si Fujimori está “enfermito y a punto de morir”, que lo liberen, pero también que queden en libertad –para compensar- mil presos políticos y otros miles de inocentes. ¡Que el presidente Ollanta Humala demuestre que es realmente progresista!.

2. Fujimori gobernó dos períodos en Perú: siendo profesor universitario comenzó su carrera política en 1990 al presentarse como candidato a la presidencia en las elecciones de ese año al frente del movimiento de Cambio 90. Fue muy popular su candidatura porque fue apoyada por sectores marginales de la sociedad peruana, pequeños empresarios y algunas iglesias evangélicas. Con el apoyo del capitán del ejército Vladimiro Montesinos, derrotó al aprista Alva Castro y al intelectual derechista Vargas Llosa. Sin embargo inmediatamente hizo depender su política de los EEUU y del FMI- mientras Montesinos se convirtió en su mano derecha- llevándolo a la disolución del Congreso y a la elaboración de una nueva Constitución en 1993.

3. Fue el FMI el que aconsejó el cambio de moneda al actual Nuevo Sol, así como –junto a Montesinos- al establecimiento de una forma dictatorial de gobierno. Se implantó de manera abierta el neoliberalismo, el libre mercado y la inversión extranjera, así como la privatización empresarial y los despidos masivos de trabajadores. La economía creció en 1994, pero en beneficio de una minoría de los dominadores de la economía. Por eso se reeligió en 1995 y gobernó hasta el año 2000. Lo que más me dolió fue el asesinado en 1997 de muchos miembros guerrilleros del Tupac Amaru que tuvieron 800 poderosos rehenes en la embajada de Japón exigiendo la libertad de presos políticos. Fueron todos los guerrilleros asesinados al construirse un túnel por el gobierno cuando ellos confiados inocentemente negociaban la libertad.

4. En el último año de su segundo gobierno comenzaron a aparecer terribles acusaciones; por eso aprovechó una de esas reuniones internacionales de presidentes (la APEC) para escapar a Japón, donde renunció a su cargo, pero fue destituido. En Japón se escondió durante cinco años. En 2004 se estimó en unos 600 millones de dólares la fortuna amasada ilegalmente por Fujimori durante los diez años que estuvo en el poder.[] De este dinero, sólo unos 160 millones han sido devueltos al Estado peruano a fecha de 2009. Así que el gobierno de Fujimori no es controvertido sino que fue un gobierno muy parecido, casi idéntico al de Salinas en México, Menem en Argentina, Color de Melo en Brasil, al de Uribe de Colombia (por no decir el de Pinochet en Chile) y otros más. América Latina está llena de este tipo de gobiernos.

5. []A fines de 2005 Fujimori viajó a Chile, donde fue detenido Se inició entonces, a instancias del gobierno peruano, un proceso de extradición en su contra. El 21 de septiembre de 2007, la Corte Suprema de Chile aprobó la petición del poder judicial del Perú para extraditarlo. El abril de 2009 Fujimori fue condenado a 25 años de prisión por su responsabilidad en los delitos de asesinato con alevosía, secuestro agravado y lesiones graves, tras ser hallado culpable intelectual de las matanzas de Barrios Altos, en 1991, y La Cantuta, en 1992. Como opositora presidencial de Humala apareció su hija Keiko Fujimori –que junto a los empresarios favorecidos- exige la libertad o el perdón de su padre.

6. Ollanta Humala no ha demostrado su propagado carácter progresista en el gobierno. Se está dejando comer por la gran burguesía peruana y por los grandes banqueros yanquis. Si libera a Fujimori los empresarios se le subirán al cuello hasta degollarlo. Espero que las fuerzas de izquierda en Perú –ese gran país latinoamericano de poco más de 30 millones de habitantes- logren unificar sus objetivos y presentar una gran batalla contra la explotación y opresión. Recuerdo los fuertes e interminables debates de las tardes en la explanada Chabuca Granda y que la izquierda tiene un enorme potencial para luchar. Perú es una nación muy representativa de la identidad americana y por ello debe ser apoyado.

Fuente: ARGENPRESS.Info

You must be logged in to post a comment Login