NCLR urge inversión en los niños hispanos

El Consejo Nacional de La Raza (NCLR) divulgó recientemente el informe “Latino Kids Data Explorer”, que proporciona a los políticos, defensores de los niños y otras partes interesadas acceso rápido a los datos generados por Population Reference Bureau y Child Trends sobre 27 factores referentes al bienestar infantil.

Estos datos incluyen, a nivel estatal y nacional, medidas del nivel de educación y del estatus económico y de la salud de los niños, permitiendo a los usuarios del explorador a crear tablas y comparar datos entre los estados, grupos étnicos y raciales y períodos de tiempo. El recurso en línea, desarrollado con fondos de Birth to Five Policy Alliance, y la infografía que lo acompaña estarán disponibles gratis al público.

“Una de las tendencias más alarmantes en los datos que revisamos revela el creciente número de niños hispanos que viven en la pobreza “, dijo Patricia Foxen, directora adjunta de Investigación del NCLR.

“Dado el impacto desproporcionado de la recesión económica que afecta a los trabajadores hispanos y el hecho de que la pobreza se transfiere entre generaciones, es cada día más importante ayudar a las familias hispanas de bajos ingresos y ofrecer a las generaciones futuras la oportunidad de tener una vida mejor. Es alentador ver que hoy hay un mayor número de niños hispanos asistiendo a la escuela preescolar e inscrito en programas de seguro de salud. Sin embargo, no estamos haciendo lo suficiente para mejorar este progreso”, agregó.

Latino Kids Data Explorer” proporciona información de cada estado sobre el estatus de los niños hispanos en términos de pobreza, embarazo de adolescentes, educación materna, acceso a seguros de salud, índices de graduación de la escuela secundaria  y otros datos. Esa información permite a los usuarios del explorador a hacer tablas comparativas entre los estados y revelar la capacidad de estos niños para convertirse exitosamente en miembros productivos de la sociedad estadounidense que está influenciada por estos factores. Por ejemplo, en Estados Unidos un tercio de todos los niños hispanos viven en la pobreza, y esa cifra sigue aumentando. En el año 2010, los niños hispanos constituyeron el 35 por ciento de todos los niños que viven en la pobreza, en comparación con un 28,4 por ciento en 1999.

Estas estadísticas son alarmantes teniendo en cuenta que el número de hispanos menores de 18 años en los EE.UU. creció en un 40 por ciento entre 2000 y 2011, aumentando de 12,4 millones a 17,5 millones, con el 93 por ciento de esos niños ciudadanos estadounidenses. Por el contrario, la tasa de crecimiento de los niños blancos y negros durante ese mismo período disminuyó en un 11 por ciento y 4 por ciento, respectivamente.

Pero no todas las tendencias son negativas puesto que 370.000 niños hispanos más asistieron a la escuela  preescolar en 2010 que en 2000, un fuerte indicador de exito académico en el futuro.  El porcentaje de niños hispanos que no asistieron a la escuela preescolar bajo del 52 por ciento en 2000 al 46,6 por ciento en 2010. Sin embargo, según los expertos del NCLR, este aumento se ve amenazado por el nivel creciente de pobreza  y el clima económico actual. La hoja informativa Building a Brighter Future: Latino Children-Ready to Learn and Lead? detalla los retos que enfrentan los niños latinos desde su nacimiento hasta los ocho años de edad y enfatiza la importancia de la educación preescolar.

NCLR  reveló en Latinos Turning 18 la importancia del enorme número de futuros posibles votantes que este grupo representa. Entre 740.000 y un millón de niños — ciudadanos estadounidenses de origen hispano –cumplen anualmente 18 años entre 2010 y 2028. Este hecho agrega casi 15,8 millones de potenciales votantes al electorado. Clarissa Martínez De Castro, directora de Participación Ciudadana e Inmigración del NCLR, señaló que cuando los votantes hispanos acudan a las urnas el 6 de noviembre querrán apoyar a los candidatos a posiciones de todos los niveles gubernamentales que favorezcan políticas que garanticen la salud, la seguridad y la educación de los niños y que, a la vez, estén dispuestos a contribuir a una economía fuerte.

“Para 2018, los hispanos constituirán el 18 por ciento de la fuerza laboral de nuestro país. Las contribuciones que los niños hispanos aporten a nuestra nación y a la economía durante su edad adulta, en gran medida, dependerá de las decisiones tomadas por los líderes de hoy en día. Todos queremos que el EE.UU. crezca y eso no va a suceder a menos que votemos por líderes que reconozcan que es hoy cuando se debe invertir en la próxima generación”, dijo Martínez-De-Castro.

 

You must be logged in to post a comment Login