Prometedor futuro

Por Teresa Gurza.

Estamos todavía en el mes color de rosa; y usted habrá visto que hasta en los noticieros ponen un moñito rosado para integrarse a una de las muchas iniciativas que buscan hacer conciencia sobre el cáncer de mama,que mata a una mexicana cada dos horas, y de la importancia de detectarlo cuando aún es curable.

Este cáncer está tan extendido, que prácticamente todos tenemos parientes o amigas que lo han sufrido; y tal vez amigos, porque aunque en menores tasas, afecta también a los hombres.

Al uso del color de rosa, se une ahora la campaña TÓCATE; en la que 28 mujeres mexicanas, varias de ellas cantantes y actrices, nos piden tocarnos los senos al menos una vez al mes, para descubrir a tiempo cualquier cambio en sus tejidos.

TOCARSE es muy fácil; y debe hacerse unos diez días después de haber terminado el período menstrual.

Primero es necesario pararse frente al espejo con las manos en la nuca, y observar los senos buscando cambios en forma y tamaño, color, irritación, salpullidos o hundimiento de los pezones.

Luego deben levantarse los brazos sobre la cabeza juntando arriba las palmas de las manos; ¿hubo algún cambio?. En caso de respuesta afirmativa debe ir de inmediato al ginecólogo.

TOCARSE es más fàcil en la regadera; con un poco de jabón en los dedos hay que apretar los pezones para ver si sale líquido; palpar los senos, axilas y clavículas para sentir cualquier bolita, o detectar piel gruesa o dolor.

Con el brazo derecho detrás de la cabeza, usar tres dedos de la mano izquierda para hacer un masaje suave en el seno izquierdo de abajo hacía arriba, y desde afuera hacía el pezón; y hacer lo mismo del otro lado.

Esta campaña TOCATE incluye la exhibición de las fotos de estas 28 mujeres en avenida Paseo de la Reforma, entre la glorieta de la Diana Cazadora y El Ángel de la Independencia.

Las fotos serán vendidas a fin de mes, para que la Fundación del Cáncer de Mama (FUCAM) pueda comprar un Acelerador Lineal, que es un equipo de radioterapia que suministra rayos X de alta energía directamente al tumor, para poder dar tratamiento a mujeres pobres con cáncer de mamas.

El acelerador  “puede atacar las células cancerosas sin dañar el resto de los tejidos alrededor”, según explicó Juan Alanís, director general de Estée Lauder Companies de México, empresa que junto Grupo Aeroméxico y otras dependencias impulsan la cruzada “Por un México sin cáncer de mama”.

Y mientras esto sucede en México, desde Londres nos llega la noticia de que un simple análisis de sangre podría convertirse en una técnica de diagnóstico más eficaz y menos molesta que las mamografías, según indicó hoy un equipo de investigadores británicos financiados por  Cancer Research del Reino Unido.

El estudio clínico estará a cargo de la Universidad de Leicester, ubicada en el norte de Inglaterra y del Imperial College de Londres; y se iniciará próximamente, en la unidad de diagnóstico de cáncer de mama del hospital Charing Cross situado en la capital británica.

Y consiste en tomar muestras de sangre a las mujeres que acudan a esa unidad hospitalaria y comparar el ADN de las que estén sanas, con el de aquellas a las que ahí sean diagnosticadas con la enfermedad.

Eso, con el objetivo de identificar los marcadores genéticos vinculados al tumor y poder elegir con mayor facilidad, los fármacos adecuados para cada tipo de cáncer de mama.

Los investigadores esperan, además, que los análisis de sangre revelen qué pacientes son más propensas a una recaída.

“Esta emocionante investigación significa que quizá un día dispondremos de análisis de sangre que detecten los primeros estadios del cáncer; de forma que las mujeres podrían hacerse un análisis de sangre al año, en lugar de una mamografía,” explicó el investigador principal, Jacqui Shaw, de la Universidad de Leicester.

Ojalá así sea.

You must be logged in to post a comment Login