Votar: Un deber y un privilegio

Luisa Fernanda Montero

Para La Red Hispana

En pocos días tendremos de nuevo la oportunidad de hacer historia. Este seis de noviembre tendrán lugar las elecciones que determinarán quien será el próximo presidente de Estados Unidos. Un asunto que nos concierne a todos y en el que debemos participar de una u otra forma.

El voto al que tenemos derecho, no es sólo un deber del ciudadano, si no un privilegio. Gracias al voto podemos expresar nuestras preferencias políticas y elegir aquellas opciones que más nos satisfacen.

No pierda la oportunidad de ejercer sus derechos.

¿Ya sabe cuál será su itinerario el día de las elecciones? El seis de noviembre es un martes, un día laboral. Por lo tanto es pertinente que se organice par asegurar la disponibilidad de tiempo que necesita para llegar a las urnas.

¿Con quien va a ir?

¿Se ha comunicado con sus parientes o vecinos? Es posible que alguno de ellos necesite una mano para poder llegar a las urnas sin problemas.

Incluso aquellos que no pueden aun ejercer sus derechos como ciudadanos, pueden ser determinantes en estas elecciones ayudando a parientes, amigos o vecinos que lo necesiten.

Ya sea acompañándolos o llevándolos al lugar si hay problemas de movilidad o ofreciéndose a cuidar niños o parientes enfermos.

El proceso democrático en el que tenemos el privilegio de vivir  tiene su máxima expresión en el voto, pero hay muchas formas en las que podemos ser participes y fomentar el buen desarrollo de nuestras comunidades.

Podemos, por ejemplo asegurarnos de que las personas que viven en áreas distantes puedan llegar a las urnas. Garantizar que la información necesaria llegue a todos los interesados, sobre todo a aquellos que nunca han votado o no están familiarizados con el área.

Es muy probable que a estas alturas ya tenga usted claridad sobre su voto. Pero nunca sobra una revisión final y a conciencia antes de ir al recinto de votación.

En esta ocasión tenemos la oportunidad de superar nuestro propio record de presencia en las urnas. En el 2008 más de cuatro millones doscientos mil latinos ejercieron su derecho al voto, la cifra aunque inédita, es escasa si pensamos que son más de 23 millones los latinos habilitados para votar.

Es su turno de votar. Es su momento para expresarse, para decidir si Barack Obama continua dirigiendo nuestros destinos o el republicano Mitt Romney toma su lugar.

Es mucho lo que está en juego. En un país que apenas empieza a salir de la crisis económica que lo ha azolado por años ¿qué ofrecen los candidatos? ¿Qué tienen que decir cuando de inmigración se trata? ¿Cuál es el futuro que plantean para los dreamers o soñadores que merecen una oportunidad? ¿Cuál es su propuesta si hablamos de cobertura universal de salud?

Una vez más, infórmese y visite su conciencia para decidir, pero no deje de ejercer su derecho a hacer parte de la historia. No permita que otros elijan por usted. Recuerde que votar es un deber, pero también un privilegio, disfrútelo.

 

You must be logged in to post a comment Login