Fallece héroe internacional provida no reconocido

Por Austin Ruse

WASHINGTON D.C., 30 de noviembre (C-FAM) Se dice que Richard Wilkins estaba acostado en su cama una noche, allá por los años noventa, y no podía dormir. No podía sacarse algo de la cabeza, la loca idea de que debía ir al otro lado del mundo, a Estambul, a una cosa llamada Conferencia de la ONU sobre la Vivienda. Wilkins nunca antes había ido a una conferencia de la ONU. Pero fue.

Como estaba relacionado con algo que se denomina Centro Kennedy de la Brigham Young University (BYU), pensaron que era de Harvard y le pidieron que dirigiera la palabra. Él pronunció un mensaje muy sólido sobre la importancia de la familia. Los delegados lo buscaron afuera, entre ellos los de Arabia Saudita. De algún modo, Richard los convenció de que dijeran lo que pensaban en la conferencia (rara vez lo hacen). Entonces ayudaron a Richard a impedir que se incluyera en el documento algunos términos peligrosos en contra de la familia.

Ese era Richard: impetuoso, apasionado, convincente y eficaz.

Richard continuó siendo uno de los defensores provida y familia más eficaces en el ámbito internacional. Era una presencia constante en los pasillos de la ONU y los delegados corrían a hacerle consultas. Como era un profesor de derecho con un profundo amor por sus colegas, sabían que podían confiar en él.

Richard fundó el World Family Policy Forum, que era una reunión anual muy influyente de diplomáticos de alto rango en la Facultad de Derecho de la BYU, donde ejercía como profesor. Los diplomáticos venían de todas partes del mundo para tres días de lecciones magistrales intensivas y trabajo en red que se traducía en una alianza creciente y más poderosa en la ONU.

Lamentablemente, los liberales de la BYU (los hay en todos lados) debilitaron la labor de Richard. Todos los años debía luchar para mantener el programa y su presencia en la ONU. Muchos de nosotros escribiríamos anualmente cartas al Rector de la BYU para explicar la importancia del trabajo de Richard. Con el tiempo, lo perjudicaron. Su programa fue reducido a nada.

Richard se esfumó y se fue a Catar para vivir en el desierto y fundar un instituto de política familiar con el patrocinio de la tercera mujer del Emir de Catar. Este instituto auspició importantes congresos en todo el mundo. Bajo el liderazgo de Richard, Catar ha llegado a ser anfitrión del Año de la Familia de la ONU, que se celebrará en 2014.

Una cosa no muy conocida de Richard es que era un talentoso actor. Llevaba la voz cantante cada año en la producción de la BYU de Una historia de Navidad. Quienes lo vieron saben que había un actor escondido no muy lejos de la superficie.

Con solo 59 años de edad, la mañana siguiente al Día de Acción de Gracias, Richard tuvo una insuficiencia cardiaca. Permaneció inconsciente en el hospital hasta la noche del lunes, cuando falleció.

Los homenajes a Richard llegan de todo el mundo.

John Klink, quien por muchos años fue negociador del Vaticano ante la ONU, dijo: «Hemos perdido a Ricardo Corazón de León. Estoy acongojado en lo personal no solo por la pérdida de un valiente defensor de la vida. Las contribuciones de Richard fueron amplias, tan amplias que constituyen un precioso y perdurable don para la humanidad y un magnífico ejemplo de una vida vivida de una manera brillante».

Anna Záborská, eurodiputada de Eslovaquia en el Parlamento Europeo y expresidente de la Comisión de Derechos de la Mujer de esa institución parlamentaria, dijo: «Conmemoramos a Richard Wilkins como un destacado experto jurídico internacional que resaltó las posibles repercusiones negativas de la última Constitución de la UE y de la actual Carta de Derechos Humanos Fundamentales de la UE en asuntos relacionados con la familia y con la vida.

Gracias a la experiencia internacional de Richard finalmente pudimos limitar los intentos de la comunidad europea en contra la familia natural en la Unión Europea. Como yo organizo este fin de semana en Bratislava el primer congreso preparatorio de Estados Miembros de la UE de Europa oriental y central por el vigésimo aniversario del Año Internacional de la Familia, haremos un minuto de silencio para honrar el compromiso de Richard con la confección de políticas internacionales a favor de la familia natural».

Alan Carlson, fundador del Congreso Mundial de Familias, dijo: «Richard fue uno de los defensores más grandes y enérgicos de la familia natural. Era especialmente eficaz en cuestiones jurídicas relacionadas con la familia en las Naciones Unidas. Richard fue un colaborador esencial para lograr que el Congreso Mundial de Ginebra fuera el éxito que fue y preparó el terreno y fijó pautas para los futuros congresos».

Janice Shaw Crouse, del Beverly LeHaye Institute y de Concerned Women for America dijo: «Richard fue uno de los miembros más dedicados y estratégicos de nuestra alianza provida y profamilia. Se mantenía firme por principio cuando enfrentaba a los opositores con encanto y sabiduría. Comprendió el poder de los principios así como el de la influencia de las relaciones personales. Se lo echará muchísimo de menos, como colega y como amigo».

Bill Saunders, Vicepresidente Senior de American’s United for Life, dijo «Era un estupendo abogado y un gran amigo, quizás, incluso, un hombre irreemplazable. Una pérdida grande e inesperada no solo para su familia, sino también para las familias de todo el mundo».

Traducido por Luciana María Palazzo de Castellano

You must be logged in to post a comment Login