Casa Blanca y republicanos se enfrentan por precipicio fiscal

Tanto la Casa Blanca como los congresistas republicanos afirman que las actuales negociaciones para impedir el denominado precipicio fiscal están estancadas.

El presidente Barack Obama habló el viernes en una fábrica de juguetes en Filadelfia y acusó a los republicanos de ser “mezquinos” por negarse a aceptar impuestos más elevados a los estadounidenses más ricos.

Obama declaró: “Si el Congreso no toma medidas, las familias estadounidenses sufrirán un aumento automático del impuesto a la renta a partir del 1° de enero. Cada familia, todos en este país, sufrirán un aumento impositivo a partir del 1° de enero. Supongo que eso no les suena muy bien a ustedes”.

“Es como recibir un trozo de carbón como regalo de Navidad. Es una Navidad mezquina. No lo considero aceptable y no creo que ustedes lo consideren aceptable, que un puñado de congresistas republicanos pongan de rehén los recortes impositivos a la clase media simplemente porque no quieren que aumenten los impuestos a las clases más altas”, agregó.

En respuesta a Obama, el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner sostuvo en Washington que el aumento de impuestos a los más ricos impediría la recuperación económica del país.

Boehner, declaró: “El aumento de los impuestos quita dinero que necesita invertirse en nuestra economía para que el pueblo estadounidense vuelva a tener empleo. Es el enfoque equivocado. Estamos dispuestos a poner los impuestos sobre la mesa, pero impuestos para cerrar lagunas, para deshacerse de lagunas de intereses especiales y no un aumento de los impuestos”.

Mientras tanto, el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, dijo en el programa “Meet the Press” de NBC, que está seguro de que los republicanos terminarán cediendo en su lucha por mantener los recortes impositivos para los más ricos.

Geithner declaró: “El único obstáculo para eso [lograr un acuerdo] sería la negativa de los republicanos a aceptar que los impuestos a los estadounidenses más ricos tendrán que aumentar. Y realmente no veo que lo acepten”.

“Si a los republicanos no les gustan esas ideas y quieren hacerlo de otro modo, si quieren ir más lejos, entonces deben decirnos lo que les parece razonable y podemos considerarlo, pero no podemos adivinar lo que es razonable para ellos”, apuntó.

Fuente: Democracy Now!

You must be logged in to post a comment Login