El cáncer colorrectal se puede prevenir y curar

El Instituto Nacional del Cáncer recomienda exámenes periódicos después de los 50 años para la detección de adenomas y tumores en etapas tempranas, cuando la probabilidad de curación supera el 90 por ciento.

En Argentina, se producen 11 mil nuevos casos de cáncer colorrectal cada año, de los cuales aproximadamente 5.800 afectan a hombres y 5.200 a mujeres. Este tipo de tumor se desarrolla en la última porción del tubo digestivo y, cuando se detecta a tiempo, la chance de curación supera el 90 por ciento, informó el Instituto Nacional del Cáncer (INC).

“En más del 80 ó 90 por ciento de los casos se produce primero un pólipo o crecimiento anormal de las células de la pared interna del intestino grueso, denominado adenoma, que puede crecer lentamente durante más de 10 años”, indicó a la Agencia CyTA el doctor Ubaldo Gualdrini, responsable del Programa Nacional de Prevención y Detección Temprana del Cáncer Colorrectal del INC, dependiente del Ministerio de Salud de la Nación.

“Por eso, los exámenes de control son importantes porque permiten detectar y extirpar (mediante endoscopía) los pólipos que son precursores del cáncer”, añadió Gualdrini.

Nueve de cada diez cánceres colorrectales ocurren en personas mayores de 50 años. Por eso, a partir de esa edad y hasta los 75 años se recomienda consultar a un profesional para efectuar chequeos regulares que permitan detectar y extirpar los adenomas o detectar y tratar el cáncer colorrectal en una etapa temprana, “cuando la probabilidad de curarse es superior al 90 por ciento”, destacó el especialista.

En el caso de que los pacientes ya presenten síntomas, como sangrado, cambios en la forma habitual de evacuar el intestino, dolores abdominales o rectales frecuentes, anemia o pérdida de peso, es más habitual que las lesiones estén más avanzadas y la perspectiva de cura disminuye al 60 por ciento, aproximadamente.

Por otra parte, cuando existen antecedentes familiares o personales de cáncer de colon, pólipos o enfermedades inflamatorias del intestino, como colitis ulcerosa, puede ser necesaria la realización de exámenes a más temprana edad o con mayor frecuencia, destacó Gualdrini.

En la génesis del cáncer colorrectal confluyen factores hereditarios y otros ambientales, como consumo de tabaco, alcohol en exceso, sobrepeso, sedentarismo y una dieta rica en carnes rojas y grasas.

Fuente: AGENCIA CYTA – INSTITUTO LELOIR/ARGENPRESS.Info

 

You must be logged in to post a comment Login