¡¡¡Aguas!!!

                                          Teresa Gurza.

Con la Navidad y los Reyes en la puerta, no está por demás prevenir a los papás sobre las consecuencias de las llamadas camas saltarinas que tanto encantan a los niños.

Otras ocasiones les he platicado que la Clínica Alemana de Santiago de Chile, tiene un excelente servicio de prensa, que maneja los temas que en determinados momentos afectan la salud de los chilenos; o que tienen alguna relevancia en la región o el mundo.

Ahora me mandó un artículo que me parece muy importante y que además en cierto modo me da la razón; porque ante los brincos de sobrinos y nietos en las camas saltarinas, siempre tuve el corazón en la garganta y no pocas veces se cayeron y fracturaron algo, que aunque fue leve, abría la posibilidad de que hubiera sido muy grave y aún mortal.

Pues bien, en un artículo escrito por la periodista Isabel Marambio, titulado ¿No a las camas saltarinas? La Clínica indica que algunas de las consecuencias de usarlas, van desde esguinces de tobillo y mano, hasta fracturas y daño cervical irreversible.

El antecedente de las actuales camas saltarinas fue el marco de una cama vieja, muchos resortes y una tela.

Con esos elementos en 1934 el gimnasta gringo George Nissen la inventó este elemento para practicar sus saltos.

Y ha contado que se inspiró en las mallas de seguridad utilizadas por los trapecistas en los circos.

Tan feliz y satisfecho estaba con su creación, a la que llamó trampolín, que recorrió Estados Unidos mostrándola; tuvo tanto éxito que la cama pronto fue usada por pilotos de combate en programas espaciales.

Varias décadas más tarde, en los Juegos Olímpicos del año 2000 que se realizaron en Sidney, su invento fue elevado a disciplina olímpica.

Con ello aumentó su popularidad y pasaron de estar únicamente en parques públicos, a los jardines de muchas casas.

Pero, la Academia Americana de Pediatría ha afirmado reiteradamente que su uso casero no es recomendable; y que la mayor parte de las lesiones ocurren cuando hay muchos niños saltando al mismo tiempo; y que los más afectados son los menores de cinco años, debido a que por ser más livianos brincan y caen desde más alto y tienen además menos habilidades motoras.

Advierte esa organización que poner cojines o relleno alrededor o  mallas protectoras no ha demostrado ser suficiente para la disminución en la cantidad de lesiones.

Son mayores aún en peligrosidad, las caídas al suelo; sobre todo porque en la mayoría de los jardines privados, la superficie que las rodea es muy irregular.

Y también los impactos de los niños sobre el marco de las camas y sus resortes.

Traté de indagar en México sobre la frecuencia de lesionados por el uso de estas camas, pero no me fue posible.

Pero en Santiago, la capital chilena, son muy frecuentes y la Clínica Alemana reporta que a urgencia escolar llega un promedio de tres niños a la semana, lo que se incrementa en primavera y verano, cuando se hace mayor vida al aire libre.

Y como en el Cono Sur, donde está ubicado Chile, la Navidad es en primavera,  y la cama es un regalo típico del Viejito Pascuero, como se le llama allá a Santa Clós, hay muchos niños que pasan las vacaciones escolares que son en esa época enyesados o con brazos, piernas, dedos, tobillos y hasta cabezas vendadas por fracturas y luxaciones.

Entre las más graves están las lesiones de cuello con daño de cuerpos vertebrales, fracturas y daño serio a la columna cervical, producida por la flexión severa del cuello al caer doblado o en mala postura al piso de la “saltarina”.

En conclusión las camas son peligrosas y es mejor no usarlas; pero si ya se tienen, deben tener mallas protectoras y su uso debe estar en todo momento supervisado por adultos responsables.

Y los padres deben prohibir terminantemente que salten al mismo tiempo niños de pesos y edades diferentes, porque al brincar los grandes ocasionan que los más chicos y de menor peso lleguen más alto y caigan más violentamente, lo que incrementa su riesgo de quedar lesionado seriamente para toda la vida.

You must be logged in to post a comment Login