Lo que Obama sí puede hacer en contra del bloqueo

Por Ana Ivis Galán García

De la aprobación legislativa del Congreso de Estados Unidos depende hoy el fin del criminal bloqueo económico, comercial y financiero de ese país contra Cuba. Sin embargo, ¿puede el recién reelecto presidente Barack Obama hacer uso de sus prerrogativas y flexibilizar su aplicación?.

A su favor cuenta con la anuencia de 188 países integrantes de la Organización de Naciones Unidas (ONU), para 97,4 por ciento del voto de los Estados Miembros que el pasado mes de noviembre otra vez dijeron no a la ilegal política. Fue la condena a 50 años de obsoleta ejecutoria, cuyos perjuicios afectan también los intereses de naciones soberanas las cuales comercian con el país caribeño u otras con manifiesta voluntad de hacerlo.

Obama podría marcar la diferencia e iniciar el período de verdaderos cambios hacia la Isla. Múltiples son las acciones en manos del actual inquilino de la Casa Blanca y para ello, no necesita de la autorización del Congreso.

Aprobar que se amplíen sustancialmente los viajes a Cuba de los norteamericanos es una de sus potestades. También autorizar el uso de tarjetas de crédito y cheques personales y de viajeros emitidos por bancos de EE.UU. y de terceros países. Puede decretar que todas las agencias de viaje norteamericanas organicen vuelos a la Isla, o flexibilizar los requisitos y procedimientos vigentes para que esas oficinas obtengan los permisos necesarios para dicha actividad; aceptar que empresas cubanas participen en la transportación de visitantes de EE.UU. hacia y desde la Isla, o viceversa.

Incluso, consentir que quienes visiten Cuba compren sus productos, sin límites de valor, y se los lleven a territorio norteamericano para uso personal o como regalos. Hoy solo pueden cargar materiales informativos y objetos de arte.

Disponer la apertura de cuentas por entidades cubanas en bancos norteños, y permitir las transferencias directas entre entidades financieras de ambos países para facilitar las exportaciones agrícolas es otra de sus prerrogativas. Tiene la potestad, además, de advertir a sus representantes en las instituciones monetarias internacionales para que no bloqueen el otorgamiento de créditos u otras facilidades a la nación caribeña.

En materia mercantil posee el poderío para flexibilizar, o eliminar en el mejor de los casos, la medida que impide el uso del dólar en nuestras transacciones mundiales; y permitir a las subsidiarias extranjeras de compañías estadounidenses realizar determinadas acciones con Cuba, como las relativas a los seguros y las inversiones.

Las embarcaciones que llegan a la Isla con productos agrícolas pudieran regresar a Estados Unidos cargadas de mercancías cubanas si Obama lo autorizara. De su firma depende también que se amplíe la lista de productos exportables a la ínsula: equipos agrícolas, insecticidas, pesticidas y herbicidas. Si permitiera formas más amplias de comercialización, como el suministro de medicinas y productos biomédicos ente los dos estados, representaría el intercambio de beneficio mutuo.

Posee la potestad de modificar la aplicación de las Leyes Torricelli y Helms Burton y su aplicación extraterritorial, al ordenar el cese de la prohibición que impide la entrada a puertos norteamericanos, durante 180 días, de las embarcaciones de terceros países que hayan transportado mercancías a Cuba.

Podría ir más lejos y mostrar su buena voluntad al excluir a Cuba de la criticada lista de estados patrocinadores del terrorismo internacional, aprobada en 1982 bajo la administración del ex presidente Ronald Reagan, y que se mantiene hasta hoy, calificativo que intenta desprestigiar a la Isla ante la opinión pública de EE.UU. y del resto del mundo, es la excusa legal principal en la cual se amparan los sectores más reaccionarios para promover acciones contra la nación antillana.

Eliminar a Cuba de la citada nómina daría acceso a transacciones financieras sin licencia, o la ayuda financiera y técnica directa del gobierno de EE.UU., o a las exportaciones de determinadas mercancías, como productos industriales pesados y equipos de alta tecnología.

Tiene Barack Obama el apoyo de la comunidad internacional que por 21 ocasión consecutiva votó este año en la ONU por el cese definitivo del bloqueo, por demás extraterritorial. ¿Qué hará entonces el presidente estadounidense?.

Fuente: AIN/ARGENPRESS.Info

 

 

You must be logged in to post a comment Login