Obama lanza ultimátum a republicanos para evitar “abismo fiscal”

El presidente estadounidense, Barack Obama, acusó este domingo a los republicanos, que controlan la Cámara de Representantes, de “tener un problema en decir sí” a las concesiones que él ofreció para evitar el “abismo fiscal” en las próximas horas.

Al mismo tiempo, volvió a advertir de las consecuencias negativas que tendrían para la economía estadounidense subidas de impuestos masivas al inicio de 2013, dijo durante una entrevista al programa “Meet the Press” de la cadena NBC.

Si no hay acuerdo presupuestario entre demócratas y republicanos antes de terminar el año y se produce una subida de impuestos automática prevista en el denominado “abismo fiscal”, la economía estadounidense sufriría las consecuencias.

“Empresas e inversores tendrían el próximo año una idea negativa de la situación económica”, señaló en su primera aparición en un talkshow dominical en más de tres años.

Por ello llamó al Congreso a actuar y dijo esperar que se apruebe a tiempo una ley que evite una subida de impuestos para las clases medias.

La cuestión es que la expiración de los recortes fiscales de la era Bush a última hora del lunes añadirán una media de 2.000 dólares al año a los estadounidenses de ingresos medios, lo que lastrará el consumo.

Obama quiere mantener los recortes excepto en el caso del 2 por ciento más ricos de los estadounidenses, mientras los republicanos quieren que los más ricos conserven las ventajas fiscales.

En lugar de eso, los republicanos quieren recortes más severos en programas de beneficios para personas mayores o de ayuda a los pobres para reducir el déficit, una línea roja que los demócratas no quieren cruzar.

“Tengo una obligación con el pueblo estadounidense para garantizar que toda la carga no caiga en las personas mayores y discapacitados”, dijo en la entrevista.

El líder demócrata en el Senado Harry Reid y el republicano Mitch McConnell han estado trabajando todo el fin de semana en busca de terreno común que puedan proponer a sus partidos para llegar a un acuerdo. Las dos cámaras del Parlamento iniciarán esta tarde un encuentro para deliberar al respecto.

De no alcanzarse un acuerdo esta noche, que en caso de llegar Reid ya ha advertido que sería “imperfecto”, Obama desplegaría una estrategia legislativa que arrinconaría a los republicanos.

Obama ha pedido a Reid que introduzca el lunes una versión simplificada del programa demócrata en el Senado que pide la expiración de las ventajas fiscales para quienes ganan 250.000 dólares al año o más, lo que afectaría al 2 por ciento más rico del país, y la extensión de subsidios para desempleados de larga duración.

Si los republicanos utilizan una maniobra parlamentaria para evitar que la medida se vote, entonces los recortes fiscales expirarían para todos, lo que significaría que los consumidores tendrían menos dinero disponible para gastar, lo que provocaría un “impacto adverso” en los mercados y la economía.

“Los demócratas pondrán sobre la mesa un borrador en el Senado y los republicanos la bloquearán, lo que significa que subirán los impuestos”, dijo Obama.

Ello combinado a recortes automáticos globales del gasto, supondría recortes totales por 600.000 millones de dólares al inicio de 2013, lo suficiente para devolver al desempleo al nivel del 9 por ciento y a la economía a un nivel de recesión, advierten los economistas.

Pero Obama ha dicho que los demócratas tienen otro truco bajo la manga, cuando llegue el 4 de enero y en el nuevo Congreso los demócratas tengan más escaños que este año, aunque sigan careciendo de la mayoría suficiente. “La primera ley a votación entonces serán recortes de impuestos”, prometió Obama.

 

You must be logged in to post a comment Login