Maduro: juramentación de Hugo Chávez puede postergarse

Por Abraham Zamorano

El próximo día 10 de enero en Venezuela no va a pasar nada. Comienza un nuevo mandato presidencial y habrá “continuidad” de Hugo Chávez, incluso aunque no tome posesión como prevé la Constitución, según defendió el vicepresidente Nicolás Maduro este viernes.

Maduro, actualmente encargado del gobierno por la ausencia Chávez -convaleciente de un

clic

cáncer en Cuba– aseguró que la toma de posesión es un “mero formalismo” y que la juramentación del mandatario para su nuevo periodo puede postergarse.

Contenido relacionado

Asamblea venezolana por elegir a quien podría reemplazar a Chávez

Hugo Chávez sufre “insuficiencia respiratoria”

La salud de Chávez se complica

En lo que no deja de ser una polémica interpretación del texto constitucional que contradice la que defiende la oposición, el también ministro de Relaciones Exteriores aseguró que el mandatario se juramentará en el debido momento una vez el Tribunal Supremo de Justicia lo determine.

Para justificar su tesis, Maduro se basó en el artículo 231 de la Constitución, que prevé que si el presidente no pudiera juramentarse el 10 de enero ante la Asamblea “por cualquier motivo sobrevenido”, lo podrá hacer ante el Tribunal Supremo de Justicia.

clic

Lea también: ¿Qué se juega Venezuela el 10 de enero?

“Que es la situación que ha venido discutiéndose y que está presente en este momento en Venezuela”, dijo Maduro, en entrevista con Venezolana de Televisión (VTV).

Según la tesis oficialista, la opción de tomar juramento ante la máxima instancia judicial “abre una flexibilidad dinámica” y no está sujeta a fecha alguna ya que aparece tras un punto y seguido.

Sin presidencia interina

El limbo de Maduro

Alfredo Ochoa

Editor, BBC Mundo

La primera interpretación que surge a partir de las declaraciones del vicepresidente Maduro es que el actual status quo podría extenderse indefinidamente dependiendo de la salud del presidente Hugo Chávez.

Es decir, Chávez tiene un permiso para ausentarse del país por más de cinco días y eso -según Maduro- es la figura legal que permanece vigente más allá del 10 de enero, fecha prevista para la juramentación para el nuevo periodo de seis años. No hay falta temporal ni absoluta del jefe de Estado, según argumenta el vicepresidente.

Para Maduro los comicios en los que fue reelegido Chávez es lo que le da legitimidad a su gobierno más allá del 10 de enero.

El vicepresidente también habló del papel que debe asumir la Corte Suprema de Justicia, institución a la que le atribuye la potestad de decidir cuándo debe posesionarse del cargo el presidente.

La clave de todo esto es “cuándo” ocurrirá.

Maduro rechazó que sea el presidente de la Asamblea Nacional el que se encargue a partir de la fecha porque no hay ni falta temporal, como defiende la oposición, ni absoluta.

El alto funcionario dijo que lo que está vigente es el permiso otorgado por el legislativo para que Chávez esté ausente de Venezuela por más de cinco días.

El mandatario se encuentra en La Habana convaleciente tras la cuarta operación contra el cáncer en 18 meses.

Tras la “dura” intervención, Chávez se encuentra en un estado “delicado y no exento de riesgos” por una “infección pulmonar severa” que le ha provocado “insuficiencia respiratoria”. Durante la primera semana de posoperatorio el gobierno informó de una hemorragia.

clic

Lea también: La salud de Chávez se complica

Esa ha sido la información aportada por el ministro de Comunicación, Ernesto Villegas, que fue el encargado de entrevistar a Maduro en la televisión pública venezolana. Villegas aseguró que él desconoce más detalles de la situación del presidente.

Sin embargo, la oposición denuncia que esa información es insuficiente y reclama un detallado parte médico.

¿Continuidad?

El vicepresidente, al tiempo que volvió a arremeter contra los opositores que se quejan de la falta de información, acusó a quienes abogan por la falta absoluta de golpistas.

Dado que a partir del 10 de enero se está en el inicio de un nuevo periodo constitucional, debe encargarse de la presidencia de la República el presidente de la Asamblea Constitucional”

Ramón Guillermo Aveledo, oposición

Maduro defendió que la falta absoluta sólo está contemplada para determinados casos y con unos requisitos que no se cumplirán el día 10 de enero y por eso debe estar descartada.

Los primeros en hablar de la “falta absoluta” fueron juristas y analistas simpatizantes de la oposición pero en los últimos días han perdido prominencia porque no parecen estar demasiado interesados en acudir a elecciones en menos de 30 días.

Según analistas, la imagen de Maduro como candidato oficialista todavía se vería fuertemente beneficiada del tirón electoral del propio Chávez.

La opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) aboga por declarar la “falta temporal” como solución a la hipotética incomparecencia de Chávez el día 10.

“Dado que a partir del 10 de enero se está en el inicio de un nuevo periodo constitucional, debe encargarse de la presidencia de la República el presidente de la Asamblea Constitucional”, dijo en comparecencia ante la prensa Ramón Guillermo Aveledo, líder de la instancia alrededor de la que orbitan las principales fuerzas antichavistas.

Esa tesis fue descartada por Maduro porque, aunque efectivamente se inicia un nuevo periodo, en el caso de Chávez como presidente “reelecto” existe “continuidad” pues la toma de posesión es “un mero formalismo”.

“El elemento fundamental es que el presidente ha sido reelecto por voluntad de la mayoría en un evento electoral absolutamente transparente y legítimo”.

 

Contexto

 

Contenido relacionado

Asamblea venezolana por elegir a quien podría reemplazar a Chávez04.01.13

Hugo Chávez sufre “insuficiencia respiratoria”04.01.13

La salud de Chávez se complica31.12.12

Fuente: BBC Mundo

You must be logged in to post a comment Login