Correa: El desafío es convertir en irreversible el cambio

Por Pedro Rioseco

El reelecto presidente de Ecuador por abrumadora mayoría del voto popular, Rafael Correa, consideró su mayor desafío para los próximos cuatro años el convertir en irreversible el cambio hecho por la Revolución Ciudadana en las relaciones de poder.

En su primera conferencia de prensa luego de conocerse su victoria en cinco encuestas a boca de urnas, Correa afirmó que en ese desafío está la clave para el desarrollo.

Por eso América Latina no se desarrollaba, pese a que lo tenía todo, riquezas naturales, civilizaciones antes de la llegada de Cristóbal Colón, explicó el líder del gobernante Movimiento Alianza PAIS, tras culpar de ese atraso a las élites que nos gobernaron.

Esas élites excluyentes, acotó, siempre manejaron nuestros estados aparentes en función de sus intereses no los de las grandes mayorías.

Entonces, recalcó, el gran desafío es hacer irreversible ese cambio de poderes en función de los seres humanos, de las grandes mayorías y no de los grupos fácticos, para lo cual hay que acabar de complementar la Constitución,

En la lucha contra la pobreza para lograr el Buen Vivir, puntualizó, tenemos que seguir haciendo lo mismo: buenas políticas económicas, proteger lo nuestro, dar empleo, recuperar nuestros recursos naturales y priorizar la deuda social antes que la deuda externa.

Pero también, dijo, hacerlo con una palabra que se le olvida frecuentemente a la izquierda, eficiencia, con un adecuado crecimiento económico y distribución de la riqueza para disminuir la pobreza y desigualdades.

Modestia aparte, comentó, quiero decirles que somos, de acuerdo con la Comisión Económica de Naciones Unidas para América Latina (CEPAL), el país que más reduce pobreza y desigualdad en Nuestra América.

Elogió el próximo Plan de Gobierno 2013-2017 como el mejor en la historia del país, con 10 ejes y 35 propuestas, donde se puede encontrar respuestas a todas las preguntas sobre la proyección de desarrollo y erradicación de la pobreza.

En la campaña electoral, recordó, la prensa alineada con los poderes fácticos criticaba todos los días los subsidios pero nunca dijo que los dos más grandes subsidios de la historia nacional no se les dio a los pobres sino a los ricos.

Estos fueron, precisó, la sucretización de 1983 y el salvataje bancario de 1999, y esa asignación de recursos reflejaba quién mandaba en el país, a diferencia de cómo se asignaron los recursos durante los seis años de Revolución donde ahora mandan los ciudadanos no el capital.

Fuente: ARGENPRESS. Info

 

You must be logged in to post a comment Login