Encuentran fragmentos del meteorito caído en Rusia

Un grupo de científicos rusos asegura haber encontrado fragmentos del meteorito que cayó en el sur de los Urales este viernes y que dejó unos 1.200 heridos.

Un portavoz de la Universidad Federal de los Urales, Viktor Grohovsky, afirmó este domingo que los fragmentos se detectaron en los alrededores del Lago Chebarkul, en la región Chelyabinsk, donde impactó el meteorito.

 

Según Grohovsky, el material encontrado tenía en torno a un 10% de hierro.

En la mañana del viernes, los habitantes de esta región rusa fueron testigos de una lluvia de meteoritos que se extendió por varios kilómetros que dejó enormes estelas de humo.

Residentes de Chelyabinsk reportaron temblores de tierra, ventanas destrozadas y alarmas de coches que se disparaban durante la lluvia de meteoritos.

 

Lea también: Por qué deben preocuparnos los impactos de asteroides y cometas

Comienza la limpieza

Por otra parte, el sábado comenzaron las labores de rescate y limpieza por los daños provocados por el meteorito, que las autoridades cifran en US$33 millones.

Unos 200.000 metros cuadrados de vidrios se rompieron y dejaron cientos de heridos, la mayoría en la región de Chelyabinsk.

Mientras el sábado unas 9.000 personas comenzaron con las labores de limpieza, los científicos concentraron sus esfuerzos en buscar los fragmentos de la roca que impactó en los alrededores del lago Chebarkul, donde se encontró un cráter de unos seis metros de diámetro.

“Acabamos de completar nuestro estudio y podemos confirmar que las partículas que encontró nuestra expedición en el área del Lago Chebarkul tienen una composición de meteorito”, afirmó Grohovsky a la agencia de noticia rusa Ria Novosti.

“Este meteorito está compuesto de condritos, una especie de meteorito rocoso que contiene en torno a un 10% de hierro”, añadió.

clic

En fotos: Lluvia de meteoritos deja cientos de heridos en Rusia

Un primer análisis de la superficie del lago llevado a cabo por un grupo de seis submarinistas el sábado no produjo ningún resultado, por lo que se creía que la búsqueda tomaría más tiempo, hasta que la nieve se derritiera en primavera.

La Academia Rusa de las Ciencias calculó que el meteoro pesaba unas diez toneladas antes de entrar a la Tierra y viajó a una velocidad de 54.000 kilómetros por hora.

Sin embargo, la agencia espacial estadounidense NASA cree que el meteorito medía 17 metros de ancho y pesaba 10.000 toneladas antes de entrar a la atmósfera liberando unos 500 kilotones de energía.

Pese a que este tipo de impactos de meteoros son poco comunes en Rusia, se cree que uno devastó un área de más de 2.000 kilómetros cuadrados en Siberia en 1908.

Fuente: BBC Mundo

You must be logged in to post a comment Login