Terminal de buses con tres años de atraso


Así luce el "cascarón" de lo que será el Centro de Tránsito/Foto Ramón Jiménez.

Por Ramón Jiménez

A casi cinco años de ser puesta la primera piedra para la construcción del Centro de Tráfico Paul Sarbanes —contiguo a la estación del Metro de Silver Spring— y a más de tres años que fue programada su inauguración (2009), el proyecto de unos 112 millones de dólares con fondos de los contribuyentes del condado de Montgomery, Maryland sigue sin terminarse.

Desde un principio —cuando se programó que la inversión costaría unos 75 millones de dólares— las compañías envueltas en la construcción del edificio de tres plantas se vieron envueltos en una serie de problemas legales y estructurales, que ha obligado a detener el avance de los trabajos en numerosas ocasiones.

Aunque la compañía responsable del proyecto Foulger-Pratt sostiene que la obra llena los requisitos del Instituto Americano del Concreto, el condado contrató los servicios de KCE Structural Engineers para que los asesore si el nuevo edificio necesita ser reconstruido de alguna manera.

“No me pregunten cuando será abierto. No sé la respuesta para esa pregunta”, dijo en una ocasión David Dise director general del Departamento de Servicios Generales de Montgomery.

Al estar terminado el Centro de Tránsito albergará a las diferentes rutas locales de los buses del Metro, Ride On y otras rutas interestatales; así como también servirá de conexión con los miles de pasajeros del Metro, AMTRACK y rutas de trenes que a diario llegan a la estación de Silver Spring, una de las de mayor movimiento en el sistema de transportación pública de la región metropolitana de la capital estadounidense.

Se espera que para el 2020 el Centro de Tráfico sirva a unos 93 mil usuarios diarios. Cuando ese centro fue iniciado en 2008 la estación del Metro ya prestaba servicio a unos 57 mil usuarios del sistema de tránsito masivo, según las autoridades.

You must be logged in to post a comment Login