Declaración conjunta

La declaración fue firmada por Thomas J. Donohue, CEO de la Cámara de Comercio de los EEUU & Richard Trumka, presidente de la AFL-CIO,  sobre principios compartidos

 

Estados Unidos siempre será una nación de inmigrantes que han contribuido enormemente a la vitalidad, diversidad y creatividad de la vida estadounidense. Sin embargo, al igual que el resto del sistema migratorio de Estados Unidos, los mecanismos para evaluar el mercado laboral para admitir a trabajadores extranjeros, y la—así como de reclutamiento de trabajadores estadounidenses— para trabajos temporales y permanentes están rotos o no existen. Las políticas migratorias actuales son rígidas, difíciles de manejar e ineficientes.

Lo que se necesita es la creación de un buró profesional en una agencia ejecutiva federal para que informe al Congreso y al público sobre estos temas junto con un sistema de provisión de visas para trabajos de baja destreza debe y que responda a las necesidades de los empleadores mientras se protege los salarios y las condiciones laborales de los trabajadores nacionales o extranjeros. Los actuales  esfuerzos hacia una reforma migratoria integral actuales representan una oportunidad única e histórica para que los trabajadores y empresas estadounidenses arreglen juntos este aspecto de este sistema disfuncional.

Durante los últimos meses, representantes empresariales y sindicales han entablado serias conversaciones sobre las maneras para arreglar el sistema para que se beneficien tanto  los trabajadores como a los empleadores, con un foco en las ocupaciones de menor destreza. Hemos encontrado cosas en común en varios ámbitos importantes, y nos hemos comprometido a seguir trabajando juntos y con miembros del Congreso para promulgar leyes que resolverán nuestros problemas actuales a largo plazo.

Específicamente, estamos de acuerdo en que los siguientes principios deben guiar leyes en la complicada e importante área de inmigración de trabajadores de baja capacitación a nuestro país:

En primer lugar, los trabajadores estadounidenses deben tener acceso prioritario a puestos de trabajo disponibles. Hacia ese fin, los negocios y sindicatos se comprometen a mejorar la manera en que la información sobre ofertas de trabajo en ocupaciones de menor destreza alcanza el máximo número de trabajadores, especialmente a aquellos en comunidades desfavorecidas.

En segundo lugar, hay casos, incluso durante tiempos económicos difíciles, cuando los empleadores no pueden llenar puestos vacantes con trabajadores estadounidenses. Esos casos seguramente aumentarán a medida que la economía mejore, y cuando esto ocurra, es importante que nuestras leyes permitan a empresas contratar a trabajadores extranjeros sin tener que pasar por un proceso difícil e ineficiente. Nuestro reto es crear un mecanismo que responda a las necesidades de los negocios de una manera que sea impulsada por el mercado y, al mismo tiempo, proteja los salarios y condiciones laborales de trabajadores estadounidenses e inmigrantes.

Entre otras cosas, esto requiere un nuevo tipo de programa de visa laboral que no mantenga a todos los trabajadores en un estatus temporal permanentemente, proporcione una movilidad laboral que de acceso prioritario a puestos de empleo disponibles a trabajadores estadounidenses y se ajuste automáticamente conforme la economía estadounidense se expanda y contraiga.

En tercer lugar, tenemos que arreglar el sistema de modo que sea mucho más transparente, lo cual requiere que construyamos una base de conocimiento utilizando datos concurrentes con el mundo real acerca de mercados laborales y la demografía. El poder de la tecnología actual nos permite utilizar ese conocimiento para diseñar un proceso viable que informe la manera en que Estados Unidos  trate futuras escaseces laborales. Reconocemos que no existe una solución sencilla a este problema. Concordamos en la necesidad de crear un departamento profesional dentro de una agencia ejecutiva federal políticamente independiente, como el Departamento de Estadística Laboral, para informar al Congreso y público sobre estos temas.

Vamos a medio camino en este proceso – no en el tramo final – y nos comprometemos a seguir trabajando juntos y con nuestros aliados y representantes en el Congreso para finalizar una solución que favorezca a este el país que todos queremos.

You must be logged in to post a comment Login