Ecuador: Después del triunfazo le sigue una profundización

Por Alberto Maldonado

A los tiempos que domí como un lirón. Miento. No conozco a este animal solo sé que le gusta dormir. Pero los abuelos decían que hay que dormir como un lirón, es decir bien. A los tiempos que duermo bien, es decir, más que bien, ya que la paliza que les dio el Rafael Correa a los 7 restantes, no hay parangón.

Por lo menos en tierra ecuatoriana (nor-occidente de Sud América, muy cerca de Colombia, Perú y Brasil) no existe quién le haga un quite a semejante paliza. Yo esperaba que ganara; pero no tanto. Ni siquiera reunidos los 7 de la fama le igualan. Rafael Correa acusa un 56.9 por % de los votos válidos, mientras que los 7 reunidos dan apenas un 43.3 por % de los votos. Esto según la Comisión Nacional de Elecciones (CNE) que es el organismo que manda en asuntos electorales.

Yo, personalmente, esperaba que el presidente en funciones Rafael Correa ganara; pero no tanto. Que en el 2009 ganó el Correa; eso era sabido. Pero, según la “gran prensa” sipiana (de la SIP-CIA) el “poder debilita”. Con Rafael Correa ha ocurrido lo contrario: que mientras más está en el Poder y opera la “revolución ciudadana” más votos. Esto quiere decir varias cosas. Entre ellas, que la mentira de la oligarquía tenía un trasfondo político y que cuando hay un Presidente que “hace algo” por los más pobres, estos no le abandonan nunca.

Eso es lo que le acaba de ocurrir al Rafael y a su listas 35; que, según los primeros resultados, tendrá una cómoda mayoría en las próximas sesiones de la Asamblea Nacional (más de 90 legisladores cuando necesitaba solamente 70 para hacer mayoría). Lo malo está en que hay esperar hasta el próximo mes de mayo para que se posesione por segunda y última vez, el Rafael Correa, y, para que comience a sesionar, la Asamblea. con los nuevos diputados.

Si hubieran sido inteligentes, los asambleístas de oposición habrían dado paso a la Ley de Comunicación (no de medios) que estaba lista para segundo y definitivo debate. Ahora, tendrán que aceptar lo que les digan. Que, desde ya, no es del gusto de lo que queda de la “gran prensa” ecuatoriana; y no será del gusto de la vieja y carcomida SIP que sigue diciendo que “en materia de comunicación, la mejor ley es la que no existe”. Y conste que el Presidente de la SIP es un ecuatoriano, que fue nombrado hace poco y que no ha dicho mucho. Lo que si es un hecho es que cada vez la SIP se reduce a los medios de los Estados Unidos, que son dominados por 10 grandes empresas de comunicación. Y nada más.

A propósito de la “gran prensa ecuatoriana” es una de las vencidas por Rafael Correa, el Presidente del Ecuador que acaba de ganarles 10 a 1 a la gran prensa ecuatoriana y latinoamérica. Igual que el Comandante Hugo Chávez Frías, que acaba de regresar vivito y coleando a Caracas, para regocijo de todos los que son chavistas, menos para los “majunches” que le daban por muerto o que se muera, rápido. Igual que aconteció con ese Comandante, los y las fans de los 7 restantes (me estoy refiriendo a este Ecuador) todos querían salir sorteados. por pura suerte, a la segunda vuelta para poder ganarle al Correa.

Y resultó que Correa no les dio ese gusto. Por lo que queda de CREO (en segundo lugar de las elecciones del 17 de febrero/2013) y el banquero señor Guillermo Lasso (heredero natural del febres-corderismo o social-cristianismo) al mismo tiempo que reconocía su derrota (no le quedaba más camino) decía a los cuatro vientos que, habiendo quedado en segundo lugar, muy lejos de Correa, le correspondía ser la cabeza de una oposición que la pintan muy desigual.

En palabras más sencillas, lo que quiero decir es que Rafael Correa, en menos de 5 meses (de octubre/2012 a febrero/2013) no solo que venció a la prensa sipiana del Ecuador sino de América Latina. ¿Recuerdan ustedes cuando la “gran prensa” continental decía que Enrique Capriles (en Venezuela) ya le ganaba a Hugo Chávez? ¿Quién fue el que ganó ampliamente? Ahora los “majunches” venezolanos y de América Latina, quieren que Hugo Chávez se muera, para ellos, que son tan cristianos, gocen. Igual lo que ocurre en este Ecuador.

Después de semejante derrota, como que a los opositores ecuatorianos, no les queda sino desearle la muerte a Rafael Correa. A ver si a su sucesor (que no será Alberto Acosta) le ganan. O que los militares –una vez más- deciden lo que hay que hacer, como siempre “ha sido” Pero hay un cambio de mentalidad entre los militares.

Hace una cuantas semanas, el principal diario sipiano del Ecuador (El Comercio de Quito) dijo que, en la historia de este país (fundado en 1830), no se ha dado el caso de alguien que quiere reelegirse. Y Rafael Correa acaba de desmentirle del medio a la mitad, a tal diario. No solamente que el pueblo por amplísima mayoría acaba de ratificarle en el puesto de Jefe de Estado hasta el 2017, sino que acaba de romper todos los records habidos y por haber. No solamente que Correa va a romper todos los records sino que se dispone a cumplirlos.

En esto tienen la palara el Ejército y la Policía. No vaya a producirse un nuevo 30 de septiembre/2010 (30-S) que a pesar de que el señor Emilio Palacio y sus adláteres, lo nieguen, una cosa es un intento de sedición generalizada (como tantas veces ha ocurrido en nuestro país) y otra muy distinta es que una parte del Estado (la Policía, en este caso) ha hecho unos reclamos, que más parecían golpe de estado

De esta piza me ha extrañado la paliza que acaba de dar el presidente Correa, en la provincia del Guayas. Yo que pensaba que en esa provincia ecuatoriana (la más poblada del Ecuador) seguía imponiéndose el social cristianismo de Febres Cordero y su delfín Jaime Nebot (Alcalde de Guayaquil) Y hete aquí que en el Guayas, el presidente Correa acaba de imponerse con el 64 % de los votos válidos, mucho más que en las provincias de Pichincha y Manabí. Esto francamente es muy decidor. Se acabó el dominio social cristiano en el país. ¿Ahora qué dirán los que se arrimaron a los hombros de Guillermo Lasso, el banquero de la amplia sonrisa y del banco del barrio?

Lo cierto es que en este Ecuador, Rafael Correa Delgado acaba de dar una lección política, difícil de olvidar. Los que perdieron, ensayan una suerte de explicaciones sobre el por qué perdieron. No falta los que dicen: que el pueblo ecuatoriano es bobalicón; que acaba de ilusionarse con alguien “porque ha tenido la suerte que el poco petróleo de exportación vale carca de cien dólares el barril, que las carreteras no son las que el comercio exige”, etc. Hay quienes quieren negar inútilmente que se ha abierto la educación para todos y que la salud es de todos.

Antes de enero/2007 (mes y época en el que Correa entró en la política local) todo el mundo podía ir a un hospital público y morirse allí mismo. Solo recibía desplantes de las pocas enfermeras; jamás una medicina así uno se esté muriendo. Hoy la salud es de todos y, por si acaso, es muy posible que le den un plazo de días, de semanas, para atenderlos. Y que uno no encuentre a los consabidos chicos de la calle, en la idem. Que todos ellos estén ahora en la escuela, estudiando para ser unos ciudadanos del futuro.

Por eso, este titular: le corresponde al Presidente Correa y su “revolución ciudadana” profundizar el proceso de la “revolución ciudadana”. Porque los contrarios (que si los hay) no pierden tiempo. Alguien dijo con mucha propiedad; que la derecha no duerme así le pongan 10, 20 o 100 lirones. Porque la derecha conspira, por mandato propio y por mandato ajeno.

Por mandato propio, porque la oligarquía representada por la “gran prensa” que para eso ha quedado, extraña lo que está pasando en esta América Latina: y del exterior porque los mandatos son bien claros: hay que oponerse al que da dólares en la región. Y según un exdiplomático, los EE.UU. destinaron 87 millones de dólares más (a lo que da la USAID, la NED, y otros)

A lo que voy a decirle a Alianza País que no se duerma como los lirones. Que tiene que profundizar la “revolución ciudadana” de suerte que los que votaron en contra (que son muy pocos) para después de cuatro años, comiencen a comprobar que no hay más. De seguro que encontrará los delfines que necesita y que no serán ni Alberto Acosta (que ya está muy cerca del MPD) ni el señor Glas.

 

You must be logged in to post a comment Login