Las dunas protegen las costas y son esenciales para el turismo

Dos estudios sobre ecosistema dunícola realizados por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza -UICN-, reafirmaron que estos desempeñan un papel esencial para la buena conservación del medio ambiente y el turismo sustentable.

 

Por Prof. Norberto Ovando *

Dunas frontales área Querandí- Villa Gesell/Foto N. Ovando.

El objetivo del estudio realizado por expertos proporcionó valiosas recomendaciones para la restauración de estos ecosistemas, así como su gestión sostenible. En el mismo han participado el Centro de Cooperación del Mediterráneo-UICN-Med y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

El proyecto ha estudiado especialmente los ecosistemas de dunas en el norte de África, ya que en dicha región, como en todo el mundo, las dunas desempeñan un papel vital en la protección de las costas y en la prevención de los riesgos que puede causar el aumento del nivel del mar producido por el cambio climático global.

El riesgo de sufrir inundaciones costeras será cada vez más frecuente en las próximas décadas a causa de la subida del nivel del mar originado principalmente por el calentamiento global.

La recuperación y conservación de las dunas permite una resiliencia y una adaptación ante el cambio climático. Además, sirven para estabilizar las playas, recursos esenciales para el turismo, es decir, para la economía de muchos países. Por último, son el hábitat natural de diversas especies de plantas y animales.

Este tipo de ecosistemas, por ejemplo son los más representativos de las zonas semiáridas de la cuenca del Mediterráneo. Sus plantas han servido a los seres humanos desde hace miles de años, usando sus fibras para elaborar telas o para el pastoreo. Su conservación y recuperación sirve para evitar la erosión del suelo y la desertificación. Es, en definitiva, una forma de desarrollo económico y una posibilidad para el empleo local.

Apoyo a la economía local

Los investigadores que han elaborado el estudio esperan que las acciones de restauración de estos ecosistemas sirvan para proteger la biodiversidad y la promoción del bienestar de las personas que los habitan.

En Argentina

Desde Punta Rasa hasta Bahía Blanca en los últimos años se ha acelerado la degradación de los ambientes costeros principalmente por la expansión urbanística de rápido desarrollo, la construcción de rutas, la extracción de arena y las presiones relacionadas con el turismo.

Actualmente es notorio que casi todas las dunas y playas están siendo sometidas a fuertes presiones por la creciente actividad recreativa perturbadora y destructiva, especialmente por el mal uso de los vehículos todo terreno (VTT)

Playas y dunas son partes inseparables del mismo sistema y que manteniéndolo en buen estado de conservación es una fuente invaluable de servicios ambientales.

Las dunas litorales son, por naturaleza, objeto de cambios constantes bajo la acción del mar y del viento. Este entorno alberga numerosos “hábitats” de interés comunitario que es preciso conservar.

Dunas frontales/Obra creativa de Marta Balbi.

Tres de las principales problemáticas son:

• Erosión y degradación en la estabilidad de la línea de costa.

• Contaminación de la calidad de las aguas costeras e impacto en las actividades económicas.

• La ineficiente planificación del territorio litoral rural y urbano.

Científicos y administradores

El diálogo y la cooperación entre las administraciones y la comunidad científica son cruciales para que las acciones de mejora de la prevención y la gestión de los riesgos puedan ser realmente eficaces.

Un mayor conocimiento de la percepción de los riesgos por parte de las administraciones a cargo de la gestión costera, podría detener la grave erosión que se ve en muchos puntos turísticos de la provincia de Buenos Aires.

Conclusión

El riesgo de sufrir inundaciones costeras será cada vez más frecuente en las próximas décadas a causa de la subida del nivel del mar originado por el calentamiento global, por eso es de suma importancia la conservación del sistema dunícola.

Las administraciones responsables de la gestión costera tienen que acometer diariamente tareas tales como anticipar los riesgos, planificar actuaciones ante fenómenos naturales inesperados, definir políticas y acciones de gestión de las actividades costeras y desarrollar e implantar planes de prevención e intervención de emergencias.

 

* Presidente / Asociación Amigos de los Parques Nacionales – AAPN –

   Experto Comisión Mundial de Áreas Protegidas – WCPA – de la UICN-

   Red Latinoamericana de Áreas Protegidas – RELAP –

 

 

 

 

You must be logged in to post a comment Login