Odilo Scherer, el brasileño que suena como Papa

Cardenal Odilo Scherer/Archivo MLNews

Por Thomas Pappon

En prácticamente todas las listas divulgadas por la prensa especializada con los probables favoritos para suceder a Benedicto XVI está el brasileño Odilo Scherer, arzobispo de Sao Paulo.

Para muchos, un brasileño nunca había estado tan cerca de convertirse en líder de la Iglesia Católica.

 

Contenido relacionado

Humo negro en el inicio del cónclave para elegir Papa

Cónclave: todavía no hay nuevo Papa

Los diez mandamientos para entender el cónclave

 

Ha habido momentos en la historia reciente de la iglesia en la que se hablaba de un obispo brasileño como probable Sumo Pontífice, como en el caso de Lucas Moreira Neves, uno de los grandes “papables” en la década del noventa.

Cercano a Juan Pablo II, Moreira Neves estuvo a cargo de la Congregación para los Obispos, y parecía reunir las cualidades necesarias para acceder al cargo.

Pero murió de complicaciones por una diabetes en 2002, tres años antes del cónclave que eligió a Benedicto XVI.

Esta vez Scherer parece ser un candidato que está en el momento adecuado en el lugar correcto al reunir una serie de cualidades importantes en medio de la particular situación que vive la Iglesia.

Pero, ¿cuáles son sus virtudes y desventajas?

A continuación le presentamos cinco de cada una.

clic

Lea también: Humo negro en la primera jornada

A favor

Edad y vigor. Scherer tienen “apenas” 63 años. Ha habido Papas más jóvenes en la historia. Tres de ellos tenían menos de 25 años. El último fue Gregorio V, quien fue elegido en 996 con 24 años. Pero en la era moderna, una gran experiencia de vida ha sido un requisito. Joseph Ratzinger tenía 78 años cuando fue electo en 2005 y se convirtió en Benedicto XVI. Al menos físicamente, Scherer muestra la salud y el vigor necesarios para enfrentar los desafíos del cargo.

Un buen conocimiento de la Curia, la maquinaria administrativa del Vaticano. De 1994 a 2001 sirvió en la Congregación de los Obispos en Roma y conoce, por tanto, la necesidad de modernizar el órgano ejecutivo de la Santa Sede para que sea menos susceptible a la corrupción y los abusos financieros.

Nombre limpio en el escándalo de abuso sexual que sacudió a la Iglesia. El nombre de Scherer no aparece en la lista, dada a conocer hace dos semanas por una asociación de víctimas de abuso sexual por parte de sacerdotes, con los nombres de los cardenales que habían encubierto los casos de abuso o intentado proteger a los acusados. Varios papables están en la lista.

Sintonía con nuevas formas de comunicación. Scherer tiene cuenta en Twitter (@DomOdiloScherer) y ha demostrado saber hacer uso de las redes sociales. Uno de los retos del nuevo Papa será intentar revertir la tendencia de pérdida de fieles a otras iglesias. El ingenio y el compromiso con la búsqueda de nuevas formas de comunicación pueden ayudar.

Candidato de América Latina. El hecho por sí solo, de representar a la región que cuenta con el mayor número de católicos en el mundo, ya pesa. Escogerlo daría una imagen de la búsqueda por la renovación. Los vaticanistas también apuntan a las raíces alemanas de Scherer como una posible ventaja, para hacerlo más aceptable como candidato de lo “nuevo”, pero con un pie en lo “viejo”.

En contra

Poco conocido por los cardenales. Los vaticanistas dicen que los cardenales saben muy poco acerca de lo que piensa y de sus intenciones. Cuando se trata de una elección para un cargo vitalicio, la falta de conocimiento acerca de un candidato puede pesar mucho. De acuerdo a la prensa, su participación en las reuniones previas al cónclave fue opaca.

Candidato de América Latina. Para algunos cardenales eso puede ser visto como una ventaja, pero para otros puede tener el efecto opuesto. La Iglesia es conservadora y los cardenales han preferido siempre un europeo. Incluso un candidato estadounidense o canadiense sería una “novedad”. Muchos pueden pensar que es demasiado temprano para un latinoamericano, después de todo, fue la región de la Teología de la Liberación, que generó malestar entre los miembros del clero.

Centrismo y falta de audacia. El portal católico Riposte Catholique hace esa crítica a Scherer, culpándolo por la falta de éxito al frente del Arzobispado de Sao Paulo en la búsqueda de nuevas maneras de hacer a la Iglesia más atractiva para los fieles. Las críticas de Scherer a los peculiares sermones del popular cura Marcelo Rossi tampoco lo ayudan. Los cardenales pueden seguir la lógica y plantear la pregunta: si Scherer no consiguió impresionar en la diócesis más grande en el país con el mayor número de católicos en el mundo, ¿podría impresionar al comando de la Iglesia?

Visto como candidato de los antireformistas. Los cardenales saben que Scherer es el candidato preferido de los cardenales italianos que estaban vinculados fuertemente al papa Juan Pablo II y han perdido influencia bajo el pontificado de Benedicto XVI. “La candidatura del cardenal Scherer puede señalar, hacia el exterior, una renovación”, según la revista en internet alemana Katholisches, pero “al menos para algunas constelaciones de poder, deja todo como está o incluso como era antes”.

Falta de carisma. Scherer no tiene el estilo de misionero carismático de Juan Pablo II o del cardenal hondureño Óscar Rodríguez Maradiaga. En este punto parece ser más alemán que brasileño, algo que no impidió que Joseph Ratzinger se convirtiera en Papa.

clic

Vea toda la cobertura sobre el cónclave papal

 

Contexto

 

Contenido relacionado

Humo negro en el inicio del cónclave para elegir Papa12.03.13

ASÍ OCURRIÓ


Cónclave: todavía no hay nuevo Papa12.03.13

Los diez mandamientos para entender el cónclave12.03.13

Qué debe tener el currículo del nuevo Papa11.03.13

El secretismo y la seguridad que rodean la elección del próximo Papa09.03.13

Vea toda nuestra cobertura12.03.13

Vínculos

El Vaticano (en español)

Fuente: BBC Mundo

You must be logged in to post a comment Login