Accionistas reciben presiones sobre “tribu escondida”

Los accionistas del gigante español de la construcción Grupo San José han sido instados a retirarse de la empresa después de que imágenes tomadas vía satélite pusieran de manifiesto la implicación de una de sus filiales en la destrucción de tierras habitadas por indígenas aislados.

Entre los accionistas de Grupo San José se encuentran los bancos españoles Ibercaja, Caja de Burgos y Banco Castilla-La Mancha*. Su filial, Carlos Casado, es propietaria de una gran extensión del bosque del Chaco en Paraguay que está habitada por indígenas ayoreos no contactados.

Carlos Casado, cuyo presidente es el magnate español (y fundador de Grupo San José) Jacinto Rey González, ha negado cualquier actividad ilegal, a pesar de que las imágenes por satélite demuestran que ha comenzado a trabajar en el corazón de la tierra de los ayoreos.

El año pasado las autoridades gubernamentales pillaron a la empresa in fragante mientras desbrozaba bosque y construía caminos y balsas de agua sin la licencia medioambiental requerida.

Lee esta noticia online: http://www.survival.es/noticias/9039

You must be logged in to post a comment Login