Michelle Bachelet anuncia que quiere ser de nuevo presidenta de Chile

Dio a conocer Bachelet que construirá su programa en diálogos ciudadanos, llega a un país sacudido por miles de protestas en los últimos tres años.

 

La socialista Michelle Bachelet retornó el miércoles a Chile y anunció desde un barrio pobre de la capital que competirá en los comicios presidenciales de noviembre para ocupar por segunda vez La Moneda.

“Con alegría, con determinación y con mucha humildad he tomado la decisión de ser candidata”, dijo la ex mandataria en el Centro Cívico y Cultural de la comuna de El Bosque, entre aplausos de sus adherentes, tras haber dejado su cargo en Nueva York como directora de las oficinas de ONU-Mujeres.

Bachelet, quien concentra más de la mitad de la intención de voto entre 11 candidatos, asumió luego los errores y falencias de los gobiernos democráticos, en especial en materia de equidad social.

“La desigualdad es ética y políticamente inaceptable… Tenemos que repensar nuestro modelo de desarrollo”, agregó la dirigenta, quien dejó el poder en 2010 con un 80 por ciento de apoyo.

La mandataria, que ejerció los últimos tres años como directora de ONU Mujer, evitó hasta ahora ligar su imagen a los líderes políticos de la oposición, sumidos en el descrédito en encuestas.

Bachelet, quien la próxima semana ya tiene agendados encuentros en Montevideo con Lula y el presidente uruguayo, José Mujica, dijo luego que Chile requiere reformas profundas a su modelo neoliberal.

En el oficialismo, cuyos candidatos están a 40 puntos de Bachelet en los sondeos, las críticas apuntaron al legado de la ex mandataria, impulsora de mejoras en pensiones y seguridad social.

“Durante el gobierno de Bachelet se consumaron los abusos más grandes y la pobreza aumentó”, dijo el presidente de la conservadora Unión Demócrata Independiente (UDI), el diputado Patricio Melero.

“Su gobierno fue el peor”, insistió el parlamentario. Otros, como el presidente de Renovación Nacional, el senador Carlos Larraín, temen que Bachelet gire a la izquierda y “gobierne como Hugo CHávez”.

La alcaldesa de Santiago y ex vocera de Bachelet, Carolina Tohá, agradeció a Bachelet por su decisión y le prometió el respaldo de sus adherentes en el propio aeropuerto, a su llegada a primera hora.

“Estamos muy agradecidos por su decisión, necesitábamos que volviera… estamos preparados, estamos listos para iniciar una nueva etapa”, subrayó Tohá.

Bachelet, quien anunció que construirá su programa en diálogos ciudadanos, llega a un país sacudido por miles de protestas en los últimos tres años.

Las manifestaciones, que derrumbaron el apoyo a los partidos de gobierno y de oposición por debajo del 20 por ciento, apuntan a la desigual distribución del ingreso en el país.

Y ofrecen como ejemplo que el 20 por ciento más rico de la población recibe mes a mes más ingresos que todo el resto de la población, en un país con un producto interno bruto por paridad de compra cercano a los 20 mil dólares per capita.

Los hogares deben pagar hasta 800 dólares mensuales en las universidades públicas y la salud es la más cara de los países de la OCDE, según diversos estudios.

You must be logged in to post a comment Login