Aprendiendo de Obama

Por Jorge Yabkowski

¿El brusco giro a la derecha del discurso presidencial es apenas el volantazo de un auto que viene a los tumbos o se trata de una estrategia bien pensada y de mediano plazo? Después de la elección papal y el acto del 24 de marzo esa pregunta quedó flotando en el aire.

Veamos: el Papa Francisco actuará en la política argentina, así sea a través de gestos sutiles. Peronista de origen, no kirchnerista, ex Guardia de Hierro, su afinidad por un Scioli o un De La Sota luce natural.

Si bien coincide con la Presidenta en su rechazo a la despenalización del aborto, está muy lejos en temas como el matrimonio igualitario o la aplicación como se debe de las políticas de salud reproductiva.

Si el Gobierno no hubiese dado esa vuelta de campana, el efecto Bergoglio en las elecciones de octubre hubiese sido tan arrollador como inevitable.

El giro papista del kirchnerismo dejó en falsa escuadra no sólo a Carta Abierta sino a buena parte de la intelectualidad laica y progresista que apoya sinceramente la gestión del Gobierno.

Disputar la franja de centro derecha al peronismo no kirchnerista puede ser entonces el origen del giro macartista de los tuits post 24.

Aparece otra vez el sucio trapo rojo encarnando la violencia (los imberbes echados de la plaza el primero de mayo del 74) frente a la multitud pacífica vestida de celeste y blanco. Ni yanquis ni marxistas.

Capear la crisis atacando al salario real y profundizando la represión (Proyecto X, Ley antiterrorista) puede ahora encontrar un correlato en una línea discursiva que nos acerque más a Isabel y López Rega que a Cámpora y Solano Lima.

¿Qué harán nuestros intelectuales?

El Partido Demócrata de EE. UU y la socialdemocracia europea conocen hace tiempo la receta: mostrarse como la única alternativa electoral a Merkel, Sarkozy, Rajoy o el Tea Party. La mayoría de los sindicatos y buena parte de la intelectualidad compran.

Después Obama dirige personalmente el asesinato de presuntos terroristas con los drones, deja abierta Guantánamo, mantiene el cerrojo sobre la Ley Laboral impidiendo la formación de sindicatos e incumple los compromisos con los migrantes.

Hollande y Rodríguez Zapatero aplican el ajuste mejor que sus derechas. Total, dicen, los progresistas no tienen opción. Les susurramos al oído ”ojo que se viene la derecha” y corren espantados a ponernos el voto.

¿Cristina pensará lo mismo?

Jorge Yabkowski es Secretario de Salud Laboral de la CTA. Presidente de la Federación de Asociaciones Sindicales de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FeSProSa).

Fuente: ACTA/ARGENPRESS.Info

 

You must be logged in to post a comment Login