Desplante a presidente de Paraguay

Foto: Lenin Nolly / NAVAS images

 

Menos de la mitad de los 34 países de la Organización de Estados Americanos (OEA), recibieron al presidente de Paraguay, Federico Franco, según reportes de prensa.

En la sesión protocolar, Franco se refirió a los avances económicos y sociales en su país y agradeció el apoyo y cooperación brindados por la Institución hemisférica durante el proceso de transición en la nación sudamericana.

Franco reiteró su compromiso con el cumplimiento y defensa de los principios fundamentales de la democracia, la autodeterminación y el respeto a los derechos humanos y de garantizar la continuidad del proceso democrático de su país, “con la trasmisión de mando que sucederá luego de las elecciones generales que se llevarán a cabo y que serán evaluadas in situ por este organismo que me recibe hoy”.

“Desde la más alta función de la República tengo la satisfacción de liderar un gobierno compuesto de patriotas, los cuales han sorteado las difíciles circunstancias iniciales, y han convertido de la adversidad impuesta en una oportunidad, lo cual ha permitido al mismo, diseñar e implementar políticas públicas que apuntan de manera clara e inequívoca a mejorar la educación, la salud y la infraestructura, para lograr un combate efectivo a la pobreza” afirmó el mandatario paraguayo al hacer un recuento de lo alcanzado en temas como inversión, crecimiento sostenible, estabilidad macroeconómica, inclusión social, equidad tributaria, y derechos humanos, entre otros.

“Abogamos porque el próximo gobierno siga nuestro ejemplo de darle continuidad a los planes sociales iniciados en años anteriores, a fin de que los mismos se erijan como verdaderas políticas de Estado que beneficien a todos los paraguayos” afirmó el Presidente Franco y aseguró que su país “se ha constituido en uno de los países que mayor cantidad de Acuerdos de Solución Amistosa ha suscrito y cumplido”. Dijo que estos instrumentos “reflejan la voluntad política de nuestro gobierno de buscar y encontrar vías de solución satisfactorias para todas las partes, en el marco de la Convención Americana sobre Derechos Humanos”.

Al darle la bienvenida al Presidente Franco, el Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, reconoció la labor “que ha realizado desde que asumió la Presidencia del Paraguay, en un periodo de la historia de su país particularmente complejo”. “Su tarea no ha sido fácil; sin perjuicio de ello, usted se ha mantenido firme en su propósito, consciente del inequívoco compromiso que asumió con la democracia y el pueblo paraguayo, más allá de los desafíos presentados”, afirmó.

En su alocución, el máximo representante del organismo hemisférico aludió a las elecciones del próximo 21 de abril y destacó la voluntad “de poner en marcha un proceso electoral que permitirá avanzar en el fortalecimiento del proceso democrático de su país”. Indicó que la OEA está colaborando con este proceso por medio de una Misión de Observación Electoral y Acompañamiento Político liderada por el ex Presidente de Costa Rica y Premio Nobel de la Paz, Óscar Arias.

El Secretario General Insulza hizo referencia al esfuerzo del gobierno de Paraguay por avanzar en las demandas sociales y económicas de su pueblo, “por lograr un crecimiento con equidad social, priorizando las necesidades básicas de salud, educación, inclusión social y reforma agraria”, y encomió los avances alcanzados en materia de derechos de la mujer. “Quiero aprovechar esta ocasión para reiterarle a Usted y al pueblo paraguayo nuestra firme disposición de colaborar en todos estos esfuerzos”, dijo.

Finalmente afirmó que la Organización que lidera “está comprometida con los avances democráticos de sus Estados Miembros, que son los que en definitiva representan el fortalecimiento de la institución”. La situación que se vivió en Paraguay, sostuvo, así como “las discusiones en la propia OEA, a raíz de la crisis institucional, han servido para consolidar nuestro compromiso con la democracia y, sobre todo, para profundizar la reflexión sobre cómo mejorar la aplicación preventiva de nuestros instrumentos interamericanos”.

Por su parte, el Presidente del Consejo Permanente y Representante de Panamá ante la OEA, Embajador Arturo Vallarino, hizo un reconocimiento a “la eficiente labor” que el Presidente Franco ha desarrollado desde que asumió la presidencia de su país, y confirmó que la organización “se encuentra permanentemente comprometida y vigilante de los avances democráticos de sus Estados Miembros”. En tal sentido, aludió a la Misión de Observación Electoral que ya se encuentra desplegada en el país y señaló los esfuerzos que se realizan para garantizar el respeto de los derechos humanos, la transparencia, inclusividad y el libre ejercicio del sufragio en las elecciones a realizarse el próximo 21 de abril.

“Debemos resaltar la importancia que tiene para la juventud paraguaya la fuerte inversión que durante su corto periodo al frente del Gobierno se está efectuando en materia de educación pública. Las metas nacionales diseñadas por usted y su equipo de gobierno en aras de construir un Paraguay nuevo responden a las más nobles aspiraciones de forjar una sociedad justa y hacer realidad el desarrollo y bienes de los paraguayos. Todo ello merece nuestro reconocimiento” concluyó.

Ante el Consejo Permanente, el Presidente Franco expresó su agradecimiento a la OEA “por todo el apoyo que ha otorgado a nuestro país de manera histórica en estos últimos 10 meses, durante los cuales el Paraguay ha atravesado una etapa muy delicada en su historia”. El mandatario paraguayo agregó que, “en su condición de institución de integración americana más antigua y prestigiosa, la OEA ha dado muestra de su sabiduría y mesura”.

Con relación a las elecciones generales de este mes, el mandatario paraguayo recordó que en su país “no son extraños los procesos electorales transparentes, con amplia participación y acompañados por observadores de Organismos Internacionales, que nosotros mismos requerimos como garantía”. “El 21 de abril próximo, todos los paraguayos sin distinción alguna y con todas las garantías, asistiremos a las urnas a depositar nuestro voto, seguros de que al final de la jornada será la democracia la principal ganadora, dejando constancia de que en el Paraguay la soberanía reside y siempre residirá en el pueblo paraguayo”, dijo.

El Presidente Franco concluyó su exposición ante los delegados del Consejo recordando la promesa asumida desde el primer día, como Presidente Constitucional de la República del Paraguay, “de entregar el Gobierno a quien resultare electo para sucederme, el próximo 15 de agosto de 2013, conforme lo dispone la Constitución Nacional que he jurado respetar”.

Enlace:

http://www.telam.com.ar/notas/201304/12663-historico-desplante-al-presidente-paraguayo-federico-franco-en-una-sesion-de-la-oea.html

 

You must be logged in to post a comment Login