Juicio contra Ríos Montt y Rodriguez Sánchez, una oportunidad de justicia

El juicio contra los militares retirados Efraín Ríos Montt y José Mauricio Rodríguez Sánchez es una oportunidad invaluable para que la población guatemalteca pueda acceder a la justicia, luego de que transcurrieran varios años para que las víctimas del conflicto armado interno fueran escuchadas, aseveró Mynor Alvarado, director del área jurídica del Grupo de Apoyo Mutuo (GAM).

Alvarado señaló que Guatemala se convierte en la primera nación a nivel mundial en juzgar a un ex Jefe de Estado por genocidio en su propio país, sin recurrir a un sistema internacional, lo que representa un gran paso para la justicia nacional.

Es una oportunidad para que el mundo sepa que en Guatemala no solo se cometen crímenes y violencia, sino que se están realizando esfuerzos serios para esclarecer los hechos sucedidos y que la población pueda acceder a la justicia, indicó el abogado.

Asimismo destacó que este proceso no representa ninguna venganza, sino una oportunidad para que se aclaren graves violaciones a los derechos humanos, cometidas durante el conflicto armado interno.

El GAM mostró públicamente su solidaridad con las víctimas, quienes después de 30 años han manifestado los vejámenes cometidos en su contra, de igual manera mostró su respaldo al Ministerio Público (MP) y al Organismo Judicial, así como a los querellantes adhesivos por su trabajo en pro de las víctimas.

La entidad subrayó que la justicia debe prevalecer, los delitos deben ser juzgados, ya que nadie es superior a la ley y debe privar la igualdad en dignidad de las personas, sin importar etnias, posición económica o cualquier otro aspecto.

El juicio oral y público contra los militares retirados Efraín Ríos Montt y José Mauricio Rodríguez Sánchez, inicio el pasado 19 de marzo en el Tribunal A de Mayor Riesgo; ambos procesados son acusados por el MP de ser autores intelectuales en la muerte de 1 mil 771 pobladores de la etnia Ixil, en el departamento de Quiché, cuando Ríos Montt fungía como jefe de Estado.

Este miércoles, 10 mujeres sobrevivientes narraron los delitos sexuales que fueron víctimas por parte de miembros del ejército; las víctimas narraron como ellas y sus familiares fueron violadas en reiteradas ocasiones por los soldados; previo a que las testigos brindaran las declaraciones, la jueza Jazmín Barrios, presidenta del Tribunal A de Mayor Riesgo, solicitó no publicar los nombres de las víctimas por cuestiones de seguridad.

El abogado defensor del ex jefe de Estado, Marco Antonio Cornejo, consideró que los testimonios no son vinculantes debido a que no existen pruebas de que su defendido haya podido ordenar actos de esa naturaleza.

Por su parte, Héctor Reyes, abogado del Centro para la Acción en Derechos Humanos (CALDH), indicó que los testimonios no buscan probar el delito de violación, sino presentar el daño que fue causado por el ejército a las mujeres de las comunidades Ixiles, según la acusación ese daño se enmarca tanto en genocidio como en delitos contra la humanidad.

Fuente: CERIGUA/ARGENPRESS.Info

 

You must be logged in to post a comment Login