Ecuador: No es lo mismo ayer que hoy y que mañana

Por Alberto Maldonado

 

Fue en una reunión de amigos y amigas. ¿Y ahora a quién le toca? En esas discusiones, en las que todo el mundo tiene la razón, se dijo una gran verdad: ¿es lo mismo la candidatura de Rafael Correa y Jorge Glass, a la Presidencia y la Vicepresidencia de este Ecuador; y lo que se viene el próximo año (2014).

 

¿Y qué se viene el próximo año?

 

A lo que el interfecto aclaró: No es lo mismo que el señor Augusto Barrera quiera una duplicación de la Alcaldía de Quito (2014 a 2018) o que el señor (Rafael) Correa vaya por la reelección y diga que todo debe ser la No. 35.

 

Entre estas y las otras, se dijo en la reunión de marras que en esta elección (la de febrero 17/2013) en el que ciertamente el candidato presidencial arrasó en todo el país (con excepción de una provincia del Oriente ecuatoriano) y las elecciones seccionales que están previstas para el 16 de febrero del 2014. Entonces se verá quién es quién. En lo que todos los reunidos estuvimos de acuerdo. No es lo mismo el señor (Jaime) Nebot tratando de reelegirse por tercera vez, Alcalde de Guayaquil, frente a cualquier otro candidato, que se le presente (así sea de Alianza País) No es lo mismo el señor Barrera queriendo reelegirse Alcalde Quito frente a otro candidato, que no será sino el Paco Moncayo, ex asambleísta que perdió las elecciones, por irse de la mano de la doctora Romo; y así por estilo.

 

En otras palabras, hablando de elecciones en este Ecuador, no hay que perder de vista que no es una elección general y que se impondrán las personalidades existentes en cada provincia (24) En otras palabras, no es lo mismo con candidato presidencial que arrasa y las candidaturas de los pueblos que pueden darse. Y que van a darse, naturalmente. Y ahí es dónde se verá. No es supuesto muy lejano que, por ejemplo, las municipalidades, que no estén de acuerdo con el Presidente en funciones, pidiendo y exigiendo esto y lo otro. No es lo mismo.

 

Hasta aquí, al señor Rafael Correa y sus muchachos (chas) les ha ido más que bien. Y no hay que olvidar que la oposición, que aparece hasta hoy escuálida y sombría, se le oponga rabiosa. Ya estamos viendo, en Venezuela, al pobre señor Nicolás Maduro, aunque en vida el Comandante Hugo Chávez le dio la bienvenida, como su sucesor, está visto que el señor Henrique Capriles Radonsky, está para más. Y no hay que olvidar que detrás de todo aquello está el imperio mayor, con toda su plata, sus medios independientes y su experiencia. No hay que olvidar que don Guillermo Lasso, y su alianza CREO (que es lo mismo que el Partido Social Cristiano) es y está en vigencia; y con muchos recursos. No hay que olvidar.

 

Lo ideal habría sido que se hubieran dado esas elecciones, el mismo día (febrero 17/2013) y que los concejales y los consejeros, y los alcaldes y los prefectos y las mesas parroquiales, hubiesen sido elegidos, al mismo tiempo. Entonces, ya veremos lo que ocurre. Y lo que ocurre es que, si no hay una lógica política que esté allí, el economista Correa corre muchos riesgos. Y con él, los que vienen atrás, ya que el Presidente Correa es la última vez que participa en elecciones; eso lo ha dicho una y mil veces. Y en los próximos años veremos quién es su sucesor.

 

En dicha reunión se habló de los sucesores. Dijeron que después de los hermanos (Fidel y Raúl) Castro, en Cuba, no queda nadie. Lo que fue contradicho porque ha sido elegido Vicepresidente por la Asamblea un joven, como sucesor de los hermanos; y quien pinta como el sucesor, en Cuba, a lo que otro preguntó: el señor Morales (Evo) en Bolivia, tampoco tiene sucesor. Las dificultades que está teniendo el señor Maduro, en Venezuela, ya que el señor Capriles se está apoderando de lo que dijo el señor Chávez, antes de morir. Lo mismo dijeron que pasa con la Cristina Fernández vda. de Kishner y su peronismo. A lo que muchos preguntaron: ¿todavía existirá el peronismo?

 

En lo del Ecuador, algunos preguntaron: ¿y cuál es el sucesor de Correa? Se dijeron algunos nombres. Entre ellos, el señor Ricardo Patiño, que actualmente es el Canciller de la Nación, y que ha “desfilado” por varios ministerios. También se dijeron los nombres del Vicepresidente, señor Jorge Glas, o el señor Mora (Galo Mora). Y no se quedó atrás el señor “Corcho” Cordero. O la Ministra de Obras Públicas o la señora de la Inclusión Social. O el Prefecto de Pichincha. En fin; se dijeron algunos nombres: pero no hay nada seguro. Lo más probable es que “vuelvan” a lo que algunos que se las pican de “sabios” dijeron que el verso es de un poeta nicaragüense: “Volverán las oscuras golondrinas/ de su balcón/ su nidos a colgar” eso jamás ocurrirá en este Ecuador A lo que muchos de los presentes dijeron “Esos jamás volverán” mientras dure la “revolución ciudadana”.

 

¿Será? Vuelvo a mi titular. No es lo mismo que elijamos a un Presidente que a nuestros alcaldes y prefectos. Siempre hay distancias insalvables. ¿O ya las tienen salvadas? Una cosa similar ocurrió en Venezuela, antes de que se muera físicamente, el coronel Hugo Chávez Frías. Y este les respondió a todos creando el Partido Socialista Unificado, que fue el gran ganador de todo. Lo mismo se impone en este Ecuador. Con mayor razón si el economista Correa dice y sostiene que será la última vez que participa en elecciones. La pregunta que se impone: ¿y qué va a pasar después? ¿Se quedará la “revolución ciudadana” sin su progenitor?. ¿Yyyy?

 

Como no podía ser de otra manera, los amigos y amigas, en esta discusión, no tardaron en sostener lo contrario. No faltó quienes formularon esta pregunta: ¿será esta una revolución ciudadana? Los adversarios dijeron que “no se ha confiscado nada a nadie” No solo eso, sino que no faltó quienes sostengan que asi no son los revoluciones de verdad y que resultaría muy fácil hacerlas. A lo que otro interlocutor argumentó: “yo lo que es leo que hay un debate mundial, sobre el tema” Para unos (los menos) hay una revolución siempre y cuando se les quiete a los “picaros” lo mal habido; a lo que otros, partícipes en la reunión, le contestaron: “Vaya uno a saber qué mismo hay” Lo cierto es que la ex Unión Soviética despertó demasiado tarde a eso que lo dijo Lenín, cuando vivía: que el capitalismo , a pesar de que tiene muchas cosas de malo, hay cosa que deben guardarse. Puso, como ejemplo, la pequeña y mediana industria o empresa individual.

 

La amena conversación (porque fue eso y nada más que eso) terminó en que todos tenían razón; unos más que otros. Y se aseguró que lo mismo que ha hecho el (Rafael) Correa, como “revolución ciudadana” pudieron haber hecho el señor Abdalá Bucaram, lo que le habría ahorrado 16 años de estar lamentándose, desde Panamá; o el señor Lucio. En cuanto al señor Lucio, todos quedamos en que le faltó eso que a Chávez Frías, en Venezuela, le sobraron; o las luces como las tiene apagadas. Estuvimos de acuerdo todos.

You must be logged in to post a comment Login