Separar la basura por una Tierra más sostenible

Gabriel separando bien la basura para que se convierta en residuo aprovechable/Foto N. Ovando.

Cada vez más personas toman conciencia de la importancia de llevar un estilo de vida en armonía con la naturaleza, y parte de esta responsabilidad ecológica se refleja en el manejo de la basura que generamos.

 

Por Prof. Norberto Ovando *

Muchos de los desperdicios que generamos en nuestras casas podrían dejar de ser basura y pasar a ser residuos aprovechables, para ello lo único que tenemos que hacer es separar la basura.

La basura

Son todos los residuos sólidos que al mezclarse pierden posibilidades de ser reutilizados o reciclados.

El tipo y la cantidad de desperdicios que producimos tienen que ver con nuestras formas de producción y de consumo. En las sociedades modernas el uso indiscriminado de empaques contribuye enormemente a la generación de residuos.

La basura es un producto de las actividades humanas al cual se le considera de valor igual a cero por quien lo desecha.

Debido al aumento de la población cada vez se produce más basura pero hay menos lugar disponible para almacenarla. No hace falta ser un genio para darse cuenta de que si continuamos así llegará un momento en el que ya no tendremos espacio suficiente para crear rellenos sanitarios, de ahí la importancia de separarla, reciclarla e incluso reutilizarla.

Degradación de la basura bajo condiciones ambientales naturales Soluciones

El manejo de estos grandes volúmenes de desperdicios representa problemas de difícil solución y enormes costos económicos para los gobiernos de la ciudad y la ciudadanía.

La solución al problema de los residuos sólidos es disminuir al máximo la generación de basura.

Para reducir debemos comprar, en lo posible, alimentos frescos, no procesados y evitar aquellos que tengan un excesivo empaque; cambiar las bolsas de plástico por bolsas de mandado y en lo posible adquirir bebidas con botellas retornables y evitar la compra de productos que no son necesarios.

Para reutilizar hay que aprovechar bien los artículos antes de deshacerse de ellos.

Las posibilidades de hacerlo son muchas, por ejemplo, utilizar las hojas de papel par escribir de ambos lados y rellenar las botellas de agua y gaseosas con agua o bebidas preparadas en la casa. Lo ideal es que todos los desechos sean reaprovechados y reintegrados al medio.

Lo anterior señala una solución integral en la que el concepto basura desaparecería.

Varias iniciativas existen para reducir o resolver el problema, y dependen principalmente de los gobiernos, las industrias, las personas o de la sociedad en su conjunto. Algunas soluciones generales al problema de la basura serían:

Reducir la cantidad de residuos generada

Reintegración de los residuos al ciclo productivo

Canalización adecuada de residuos finales

Poder reciclar una parte de la basura

No tirar en los lugares ambientales.

Por qué separar

La separación de los residuos en orgánicos e inorgánicos trae consigo los siguientes beneficios:

a) Incrementa el acopio de desperdicios reciclables, al facilitar la tarea de selección de los residuos inorgánicos.

b) Abre la posibilidad de producir composta para fertilizar los suelos de parques y jardines en la ciudad.

Basura Cero

Basura Cero es un programa cuyo objetivo es lograr que los residuos sólidos no sean enterrados o incinerados, sino aprovechados y devueltos al ciclo productivo en un 100%.

Basura Cero plantea cambiar la cultura actual de consumo que consiste en “extraer, consumir y descartar” por una cultura del Aprovechamiento fundamentada en un consumo responsable, la separación en la fuente, la reutilización, la reparación y el reciclaje de los bienes de consumo. Para que esto sea posible se requiere una participación ciudadana activa.

Basura Cero es una filosofía que ya se ha implementado exitosamente en varios países y que pretende lograr que los residuos ya no tengan que ser enterrados o incinerados, sino aprovechados y devueltos al ciclo productivo en un 100%, mediante el desarrollo de una cultura del consumo consciente y responsable, la reducción en la producción de residuos, la separación de residuos donde se emiten y un servicio de aseo pensado y operado en función de los flujos y procesos del aprovechamiento.

El corazón del Plan Basura Cero es generar un cambio en la conciencia de cada ciudadano, que nos lleve a entender que los residuos son un recurso potencial, y a pensar cómo podemos usar ese recurso de la forma más eficiente y ambientalmente amigable.

Conclusión

Debemos ser ciudadanos eco-activos, ya que con una cultura adecuada en el tratamiento de los residuos, disminuirá considerablemente la contaminación del agua, el aire y el suelo.

El reducir nuestro consumo y el reusar productos es el primer paso fundamental para dejar de generar tanta basura.

Es necesario que reciclemos nuestra basura, pero en realidad el más limpio no es que más recicla, sino el que menos basura produce.

“El nivel de desarrollo de un país se puede medir por la cantidad de basura que produce cada hogar”, José Saramago

* Presidente / Asociación Amigos de los Parques Nacionales – AAPN –

Experto Comisión Mundial de Áreas Protegidas – WCPA – de la UICN-

Red Latinoamericana de Áreas Protegidas – RELAP –

 

 

 

 

You must be logged in to post a comment Login