Algunos republicanos siguen apostando a la “autodeportación”

El Partido Republicano se ha enfrascado en reformar sus más recientes posturas antiinmigrantes motivado en gran medida por sus históricos bajos niveles de apoyo entre los votantes latinos en las elecciones del 2012, indicó la organización pro-inmigrante America’s Voice.

Sin embargo, a juzgar por los testigos convocados a las audiencias del Comité Judicial por el republicano de mayor rango en el panel, Charles Grassley (R-IA),  no todos en el Partido Republicano han recibido el memorando.  Grassley y el senador Jeff Sessions (R-AL) utilizaron el foro para proveer una plataforma a Kris Kobach y Mark Krikorian, quienes continúan apoyando el desacreditado y políticamente tóxico concepto de “autodeportación”.

Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice, dijo que “a pesar del liderazgo en materia migratoria demostrado por los integrantes republicanos del Grupo de los Ocho, otros senadores republicanos siguen estancados en el pasado. Aunque la asesoría migratoria de Kobach y Krikorian le costó la elección al candidato republicano Mitt Romney en 2012, es increíble que algunos en el Partido Republicano sigan tratando de quedar bien con ellos. ¿Qué pasó? ¿Pete Wilson, Tom Tancredo y Joe Arpaio no estaban disponibles?”.

En la audiencia de ayer el senador demócrata de Nueva York, Chuck Schumer, habló del amplio apoyo que tiene la reforma migratoria y de cómo algunos de los testigos convocados por los republicanos  “no son testigos que representen la corriente de pensamiento dominante”.

Entre esos testigos republicanos en la audiencia figuraron:

Kris Kobach: Secretario de Estado de Kansas, ex asesor general del antiinmigrante grupo FAIR, asesor migratorio de Romney y mayormente responsable de que Romney adoptara el concepto de autodeportación en 2012 ; arquitecto de las antiinmigrantes leyes SB 1070 de Arizona y HB 56 de Alabama; encargado de redactar la extrema política migratoria de la plataforma del Comité Nacional Republicano en 2012; e incluso presentó una demanda para bloquear la implementación del amparo de deportación para los DREAMers, conocido como DACA.

Mark Krikorian: encabeza el antiinmigrante Center for Immigration Studies (CIS) y es el cerebro original tras el fallido concepto de autodeportación que apoyó el Partido Republicano en 2012. Cuando Romney apoyó el concepto en la contienda presidencial de 2012, Krikorian se jactó.

La desconexión entre las posturas de un sector republicano y la opinión pública es tal, que el senador republicano de Texas, Ted Cruz, declaró que la vía a la ciudadanía para los indocumentados que contempla el proyecto S. 744 del Senado es divisiva “y pone en peligro la posibilidad de aprobar cualquier proyecto de reforma migratoria”. Sin embargo, diversos sondeos de opinión evidencian la popularidad de la vía a la ciudadanía, y una reciente encuesta de NBC News/Wall Street Journal encontró que dos terceras partes del público apoya la ciudadanía.

Sharry declaró que “las opciones del Partido Republicano son claras: o sigue el ejemplo de los republicanos del Grupo de los Ocho, ayuda a aprobar la reforma migratoria y a cambiar su imagen entre los votantes latinos; o sigue el ejemplo de Cruz, Sessions y Grassley y se encamina al abismo demográfico”.

Cardenal Dolan: Sufrimiento de inmigrantes debe terminar

El Cardenal Timothy Dolan de Nueva York, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB), dijo en una conferencia de prensa el 22 de Abril que “este es el momento” de arreglar el fallido sistema de inmigración del país. También participaron en la conferencia de prensa el Arzobispo José H. Gómez de Los Ángeles, presidente del Comité sobre Migración de USCCB, y el Obispo John C. Wester de Salt Lake City, presidente del Comité de Comunicaciones de USCCB.

“Ahora es el momento de abordar este tema,” dijo el Cardenal Dolan. “En este momento hay personas que están siendo deportadas y un número desconocido de familias están siendo divididas. Seres humanos continúan muriendo en el desierto estadounidense. Este sufrimiento debe cesar.”

La Iglesia Católica tiene mucho que aportar al debate nacional sobre inmigración, dada la historia de la Iglesia como una iglesia inmigrante, “habiéndole dado la bienvenida a varias olas de inmigrantes en nuestras parroquias, programas de servicios sociales, hospitales y escuelas,” dijo el Cardenal Dolan. “Como el pastor de la arquidiócesis de quizá la ciudad con mayor presencia de inmigrantes en el mundo, yo conozco de cerca los muchos esfuerzos que ha realizado la comunidad católica en favor de los inmigrantes”.

Ofreció trabajar con los patrocinadores de la legislación sobre inmigración y otros oficiales electos para “alcanzar la legislación más compasiva posible.”

En respuesta a la propuesta de ley sobre inmigración recientemente presentada en el Senado de los Estados Unidos, el Arzobispo Gómez dijo que el camino a la ciudadanía para la población indocumentada incluida en la propuesta es bienvenido, pero ciertos requisitos “podrían dejar a muchos por fuera”. Mencionó la necesidad de recortar el tiempo requerido para obtener la ciudadanía, la creación de una fecha de cierre más generosa, y la remoción de barreras para inmigrantes de bajos ingresos como áreas para mejorar.

“Si la meta [de la legislación] es resolver el problema en una forma compasiva, entonces todos los indocumentados deberían poder participar”, dijo el Arzobispo Gómez. También citó la necesidad de preservar la unidad familiar como la base fundamental del sistema migratorio del país.

“Este es un momento importante e histórico para nuestro país y para la Iglesia,” añadió el Arzobispo Gómez. “Esperamos ver que la propuesta de ley mejore y avance, y trabajaremos para lograrlo. Las vidas de millones de seres humanos dependen de esto.”

El Obispo Wester dijo que poder calificar para estatus permanente y ciudadanía no debería estar sujeto a iniciativas de ejecución de leyes especificadas en la legislación. También advirtió que podría dar paso a la creación de una subclase permanente.

El Obispo Wester también exhortó a que el debate sobre inmigración se realice de manera “civil y respetuosa”.

“Este es un momento importante e histórico para nuestro país y para la Iglesia,” concluyó el Arzobispo Gómez. “Esperamos ver que la propuesta de ley mejore y avance, y trabajaremos para lograrlo. Las vidas de millones de seres humanos dependen de ello.”

Catholic Relief Services, junto a la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, aplaude el trabajo bipartidista del “grupo de los ocho”  del Senado que han liderado los esfuerzos a favor de una reforma migratoria integral .

Bill  O’Keefe, vicepresidente de incidencia política y relaciones gubernamentales de CRS, dijo: “Por su trabajo en las comunidades más pobres alrededor del mundo, CRS ha sido testigo de primera mano, de las razones por las cuales las personas migran y las consecuencias humanitarias de nuestro quebrado sistema de inmigración”. CRS urge al Senado a considerar factores económicos y sociales dentro de la reforma migratoria.

Sólo en el 2009, más de 18,000 personas fueron secuestradas mientras emprendían su camino hacia el norte. Tomar en cuenta las futuras olas migratorias, de manera que los migrantes tengan posibilidades de entrar legalmente a los Estados Unidos, es vital para responder a este desastre humanitario.

“Cada día más jóvenes en áreas urbanas citan la violencia como una de las razones para migrar hacia el norte. Y el aumento en la competencia ha dejado a pequeños agricultores sin trabajo. Sociedades entre los sectores público y privado han ayudado a atender estas realidades y deben expandirse, especialmente, en comunidades con alta tasa de migración”, dijo O’Keefe.

Por ejemplo, programas estratégicos para ayudar a los agricultores a invertir en infraestructura, aprender cómo insertarse en distintos mercados y trabajar en cooperativas, han ayudado a más de 7,000 agricultores en Nicaragua a duplicar sus ingresos, generando un impacto económico importante. Incluir en la ley migratoria lenguaje que apoye esas intervenciones estratégicas y sociedades con gobiernos de pueblos con una alta tasa de migrantes ayudará a asegurar que la reforma actúe sobre los factores que impulsan a las personas a migrar.

You must be logged in to post a comment Login