La FDA contra medicamentos antipalúdicos falsos

 

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) anunció una asociación pública-privada para contribuir a identificar los medicamentos antipalúdicos falsos o deficientes, incluyendo los productos falsificados, con el despliegue del Dispositivo para Detección de Medicamentos Falsos desarrollado por la FDA, y denominado CD-3.

Más de 660 mil personas mueren al año en todo el mundo a causa de la malaria, en su mayoría niños.  El peligro de la resistencia al medicamento, la disponibilidad limitada del medicamento y una mayor distribución de medicamentos antipalúdicos falsos o deficientes plantea desafíos significativos para tratar esta enfermedad. Los medicamentos antipalúdicos implicados a menudo tienen muy poco o ningún ingrediente activo, lo cual impide el tratamiento adecuado y oportuno.  Los medicamentos antipalúdicos elaborados con dosis reducidas de ingredientes activos no curarán a los pacientes con malaria y pueden conducir a cepas resistentes del parásito, dificultando más el tratamiento de la malaria, incluso con medicamentos auténticos.

Para minimizar la exposición del paciente a esta amenaza para la salud, la FDA ha establecido una asociación con Skoll Global Threats Fund, la Farmacopea de los Estados Unidos (USP), el Instituto Nacional de Salud (NIH, por su sigla en inglés), los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés), y la multiagencia Iniciativa Presidencial sobre la Malaria (PMI, por su sigla en inglés), conducida por la Agencia para el Desarrollo Internacional de los Estados Unidos (USAID, por su sigla en inglés).

La asociación se focalizará en probar y optimizar el uso del dispositivo CD-3 portátil para identificar medicamentos antipalúdicos falsos o deficientes, incluyendo los productos falsificados, en África y en partes del Sudeste de Asia, donde los índices de infección de malaria son altos y predominan los medicamentos antipalúdicos falsificados.

La FDA anunció también que firmó una carta de intención con Corning Incorporated para perfeccionar y mejorar la herramienta para la eventual fabricación a una escala mayor.

En un reporte reciente encomendado por la FDA, el Instituto de Medicina concluyó que si la tecnología de detección es más accesible para los países con ingresos bajos y medios, esto sería valiosísimo para controlar el comercio de los medicamentos falsos, falsificados o deficientes.

Para más información:

You must be logged in to post a comment Login