El mortal

Por Guillermo Henao

 

Catapulta nuclear sepulta

tus proyectos

en el sepulcro público.

Es una antigua muerte a diario rediviva,

circanual-ultradiana.

Asumió la suma de las cosas para dividirlas

multiplicadasentreotros.

Retuvo el frágil cordel de la re-partición.

 

Atrévete, atrévete siempre. Así hollarás hoyas,

escollos, ríos, saltos.

Ya es la hora

de imponer pena de muerte a los secretos, incluso

a los de estado y de guerra. Triunfaremos de todos modos,

aun sobre estos, si nos esforzamos más allá de nosotros.

 

Para empezar

es preciso haber empezado antes.

Saca todo de ti, dalo todo, nada ocultes: todo lo oculto puede ser sabido.

Y desoye las consejas de desaliento.

No hay des-tino, y los hechos des-atinan la empresa.

La ciencia, cons-ciente,

organiza lo desconocido, gana palma a palmo a las sombras.

¡Anímate!

Sólo falta

un trayectico

infinito.

 

Guillermo Henao escribe desde Medellín, Colombia.

Fuente: ARGENPRESS CULTURAL)

You must be logged in to post a comment Login