Más Calentamiento Global = a más actividad volcánica

Desde hace tiempo se sabe que la actividad volcánica puede causar variaciones a corto plazo en el clima. Ahora, los investigadores han encontrado evidencia de que el proceso inverso también ocurre: El clima afecta a la actividad volcánica.

 

Por Prof. Norberto Ovando *

Volcán Copahue - Neuquén - en erupción/Foto N. Ovando

 

Emisión de gases

Los volcanes emiten abundante cantidad de gases que pueden tener un impacto en la temperatura global, entre ellos el dióxido de azufre (SO2) y el dióxido de carbono (CO2). Cada uno de ellos tiene efectos muy diferentes y actúa en escalas de tiempo diferentes:

El dióxido de azufre es uno de los gases más comúnmente liberados durante erupciones volcánicas (después de agua y dióxido carbónico), y es preocupante a escala global, debido a su potencial influencia en el clima. Cuando este gas es emitido a altitudes elevadas (alrededor de 16 Km. o superior) penetra en la estratosfera. Aquí se pueden formar gotas de ácido que parcialmente dispersan y reflejan la luz del Sol lejos de la Tierra, que enfría la superficie. Estas gotas tienen un impacto bastante inmediato y en cantidad suficiente, pueden enfriar el clima durante unos meses, o incluso un año o dos, luego cae y todo vuelve a la normalidad.

Dióxido de carbono – Sabemos que este es un gas de efecto invernadero, así que cuando se emite en cantidades suficientemente grandes, podría tener un impacto en el calentamiento de nuestro clima. CO2 dura en la atmósfera alrededor de 100 años, por lo que cualquier impacto se dejará sentir durante un largo período de tiempo.

Las emisiones medias anuales de los volcanes se estiman de 100-130 millones de toneladas de CO2 a nivel mundial.

La actividad volcánica ha sido bastante constante durante un largo período de tiempo. Si bien hay algunas grandes erupciones que provocan cambios breves en el clima, la cantidad de CO2 en la atmósfera se ha compensado con bastante rapidez debido a los ciclos naturales.

Capas de cenizas en las muestras extraídas del lecho marino del Pacífico/Foto S. Kutterolf, GEOMAR

Investigaciones recientes

En un estudio reciente, un equipo de geólogos examinó muestras de lodo del fondo marino alrededor del Cinturón de Fuego para encontrar evidencias de erupciones pasadas. Las capas analizadas de cenizas acumuladas durante millones de años, pertenecientes a 91 erupciones volcánicas y que se fueron acumulando regularmente, fueron evaluadas por los investigadores para fechar cada uno de los eventos volcánicos.

Durante más de diez años, el proyecto ha explorado extensivamente volcanes de Centroamérica. “Entre otros elementos de prueba, tenemos observaciones de las capas de ceniza en el fondo del mar y se han reconstruido la historia de las erupciones volcánicas durante los últimos 460.000 años”.

Capas de cenizas en las muestras extraídas del lecho marino del Pacífico -Foto S. Kutterolf, GEOMAR

Cuando se analizó la frecuencia de las capas de cenizas en el registro, los investigadores encontraron un patrón: las grandes erupciones tienden a ocurrir una vez cada 41.000 años aproximadamente.

La idea de que el clima también puede afectar a las erupciones volcánicas en una escala global y por largos períodos de tiempo es completamente nueva. Los investigadores en el Centro Helmholtz GEOMAR de Kiel Ocean Investigación (Alemania) y la Universidad de Harvard, en Massachusetts (EE.UU.) han encontrado una fuerte evidencia de la relación de las grandes erupciones volcánicas alrededor del Océano Pacífico en el último millón de años.

Steffen Kutterolf, Dr. vulcanólogo del GEOMAR comentó que según las muestras de cenizas analizadas “Nos encontramos con períodos de erupciones mucho más grandes que otros, y a estos periodos de alta actividad volcánica les siguieron un aumento de la temperatura global y un rápido derretimiento del hielo.

El Dr. Marion Jegen, geofísico de GEOMAR dijo que con la ayuda de modelos informáticos geológicos pudieron llegar a una primera conclusión: “En tiempos de calentamiento global, los glaciares se derriten relativamente rápido. Al mismo tiempo, el nivel del mar sube. El peso en los continentes disminuye, mientras que el peso de las placas tectónicas oceánicas aumenta. Así, los cambios de la tensión dentro de la corteza provocan más fracturas facilitando el ascenso del magma”.

Fuentes: GSA / AAPN

* Presidente / Asociación Amigos de los Parques Nacionales – AAPN –

   Experto Comisión Mundial de Áreas Protegidas – WCPA – de la UICN-

   Red Latinoamericana de Áreas Protegidas – RELAP –

 

 

 

 

 

You must be logged in to post a comment Login