La inteligencia de EE.UU. accede a los servidores de Google y Facebook

La Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos (NSA) y el FBI tienen acceso directo a los servidores centrales de Google, Facebook, Yahoo y otros gigantes estadounidenses de internet para obtener datos útiles para Inteligencia, reveló esta semana el diario The Washington Post; las empresas implicadas ya lo negaron.

El periódico, que cita un informe clasificado, afirma que los servicios de seguridad extraen audio y video chats, fotos, mensajes electrónicos, ficheros y otros datos que ayudan a sus analistas en el monitoreo de objetivos en el extranjero.

Lo hacen supuestamente en el marco de un programa secreto lanzado en 2007, PRISM, mediante “recolecta directa (de información) desde los servidores de proveedores estadounidenses: Microsoft, Yahoo, Google, Facebook, PalTalk, AOL, Skype, YouTube, Apple.”

El diario británico The Guardian afirmó anteriormente que la NSA había obtenido por orden judicial los registros de millones de llamadas telefónicas hechas por usuarios de Verizon, la mayor operadora de telefonía móvil en Estados Unidos.

Fuentes familiarizadas con las operaciones de la NSA, citadas por The Wall Street Journal, declararon que la vigilancia se extiende también a los datos de llamadas telefónicas de AT&T y Sprint Nextel.

Todas estas revelaciones reavivan los temores de que Estados Unidos haya sacrificado libertades civiles en aras de la seguridad.

“Un espionaje sistemático y permanente”, comentó en su cuenta de Twitter el diputado ruso Alexéi Pushkov, jefe del comité parlamentario para asuntos internacionales.

El director de Inteligencia Nacional de Estados Unidos, James Clapper, aseguró entretanto que se trata de un programa “importante y completamente legal” y censuró las filtraciones al afirmar que minan la capacidad de responder a las amenazas para la seguridad nacional.

Clapper, citado por el diario estadounidense Politico, se declaró dispuesto a desclasificar en parte el programa de registros de llamadas telefónicas para que los ciudadanos entiendan mejor su alcance.

Mientras, las empresas salpicadas por el escándalo del PRISM se apresuraron a desmentir la noticia.

“Nunca hemos oído hablar del PRISM”, dijo el portavoz de Apple, Steve Dowling, citado por Reuters. “No proporcionamos a ninguna agencia gubernamental acceso directo a nuestros servidores. Cualquier agencia gubernamental necesita una orden judicial para solicitar datos de nuestros clientes”.

Una desmentida similar vino de Facebook que proclama como “prioridad tope” la protección de la privacidad de sus usuarios. “No proporcionamos a ninguna institución gubernamental acceso directo a los servidores de Facebook”, consta en un comunicado de la empresa.

Microsoft, Google y Yahoo hicieron declaraciones parecidas.

Fuente: RIA NOVOSTI/ARGENPRESS.Info

 

 

Gobierno recopila registros telefónicos de millones de usuarios

La Agencia de Seguridad Nacional (NSA) obtuvo acceso a los sistemas de Google, Facebook, Apple, Yahoo, Microsoft y otras compañías de internet, lo que dio al gobierno la posibilidad de recopilar los correos electrónicos, el historial de búsqueda y las comunicaciones por chat de usuarios de todo el mundo.

Los periódicos Guardian y Washington Post fueron los primeros en publicar los detalles del programa PRISM. La primicia fue dada al otro día de que el Guardian revelara que el gobierno de Obama está recopilando los registros telefónicos de millones de usuarios de Verizon. Según un nuevo informe del Wall Street Journal, el alcance del programa de la NSA incluye además a los usuarios de AT&T y de Sprint.

El Journal informa además que la NSA está recopilando información detallada de transacciones con tarjetas de crédito. El jueves, la directora del Comité de Inteligencia del Senado Dianne Feinstein apoyó las acciones del gobierno.

La senadora Dianne Feinstein declaró: “Hasta donde sé, se trata exactamente de la renovación trimestral de lo que se ha hecho durante los últimos siete años. Esta renovación la determina el Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera en virtud de la sección sobre registros comerciales de la Ley Patriótica. Por tanto, es legal”.

Fuente: Democracy Now!

 

El más grande escándalo sobre privacidad y seguridad en EE.UU

El mayor escándalo referente a la seguridad y la privacidad de los usuarios podría haber estallado este jueves, cuando el Washington Post y el Guardian han dado a conocer un informe secreto según el cual el Gobierno de Estados Unidos tendría acceso al contenido de los servidores de nueve grandes empresas de Internet que dan servicio a millones de usuarios en todo el mundo.

Según la información publicada la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) y el FBI espían a los usuarios en la red gracias a un programa secreto con nombre en clave PRISM.

Las dos agencias de seguridad rastrean millones de conversaciones, correos electrónicos, fotografías, transacciones con tarjetas de crédito y todo tipo de información personal directamente desde los servidores de nueve de las principales compañías de Internet en los EEUU y de una gran compañía de telecomunicaciones, tales como Microsoft (Outlook), Google, Facebook, Skype, Verizon, Apple, AOL, Yahoo!, Youtube y PalTalk.

El PRISM permitiría a las agencias tener acceso a chats de audio, vídeos, fotografías, documentos, correos electrónicos y registros de conexión con el fin de hacer un seguimiento a un objetivo o trazar una red de colaboradores de éste.

El diario aseguró que el programa, de nombre en clave PRISM, no se ha hecho público en ningún momento, aunque lleva operando desde 2007.

La mayoría de las empresas han salido al paso de esta información, negando que participaran en este programa. La investigación se realizó después de que  el propio Washington Post y el periódico británico Guardian hubiesen recibido un documento powerpoint que al parecer era utilizado para adiestrar a los agentes de inteligencia en el uso de PRISM.

En este documento se describe que la obtención de datos se realiza directamente desde los servidores centrales de las compañías proveedoras de servicios en los EEUU, por lo que se deja entrever que el programa se ejecuta con la ayuda de éstas.

LAS EMPRESAS LO NIEGAN

Según la información del Post, en el PRISM participarían voluntariamente Microsoft, Facebook, Google, Apple, Yahoo, Skype, YouTube, AOL y PalTalk, que ha sido muy útil para el seguimiento de la Primavera Árabe y de la guerra civil siria. Además, el documento secreto apunta a que Dropbox podría sumarse “pronto”.

El objetivo del PRISM es recabar información a través del tráfico internacional —aunque también estadounidense — que pasa por los servidores de estas compañías en correos electrónicos, fotografías, audios y vídeos para seguir la pista a un objetivo extranjero o nacional de interés para la Inteligencia.

Los responsables del PRISM han tratado de proteger al máximo a los participantes. “El 98 por ciento de la producción del PRISM se basa en Microsoft, Google y Yahoo. Necesitamos asegurarnos de que estas fuentes no sufran daños”, dice el documento secreto.

La mayoría de las nueve empresas citadas por ‘The Washington Post’ han desmentido ya que hayan permitido a la Inteligencia estadounidenses acceder a sus servidores centrales. Microsoft, que según el diario estadounidense fue el primero en sumarse al PRISM, ha asegurado que no participa voluntariamente en ninguna campaña de recolección de datos del Gobierno y que solo cumple “con solicitudes sobre cuentas o identidades específicas”.

“No hemos proporcionado a ninguna organización gubernamental acceso directo a nuestros servidores”, ha dicho el jefe de Seguridad de Facebook.

“Cuando recibimos una solicitud de ese tipo, la escrutamos cuidadosamente con la legislación vigente”, ha aseverado.Google, en la misma línea, ha negado tajantemente que haya creado una “entrada secret”a para la Inteligencia estadounidense, subrayando que nunca ha dado semejante acceso a los datos de sus usuarios.

“Nunca hemos oído hablar del PRISM”, ha sostenido, por su parte, un portavoz de Apple.

“No damos acceso a nuestros servidores a ninguna agencia gubernamental y cualquiera que quiera hacerlo debe traer una orden judicial”, ha subrayado.Yahoo, a través de un comunicado, ha dicho que se toma “muy en serio la privacidad de los usuarios”.

En el mismo Washington Post se duda de la veracidad de estos desmentidos. Eugene Robinson, columnista del diario, se cuestiona el concepto de privacidad.

“Tal vez esa idea vieja de que el gobierno es respetuoso con los asuntos de cada individuo es una pintoresca reliquia de otra época. Las cámaras de vigilancia nos observan mientras caminamos por la calle y toma fotos de nuestras placas cuando nos dirigimos a través de las plazas de peaje.

Dejamos un rastro electrónico cada vez que utilizamos nuestras tarjetas de cajero automático. Nuestras vidas se registran de una manera que era imposible en otros tiempos, y la historia sugiere que no hay vuelta atrás”.

Fuente: The Guardian, Washington Post, La Informacion editado por Protestante Digital

 

 

You must be logged in to post a comment Login