La XLIII Asamblea General de la OEA finalizó con la aprobación de la Declaración de Antigua Guatemala

Los Países Miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA), reunidos en  Antigua Guatemala en la XLIII Asamblea General de la OEA, declararon hoy “que es fundamental que en el hemisferio se continúe avanzando de manera coordinada en la búsqueda de soluciones efectivas al problema mundial de las drogas bajo un enfoque integral, fortalecido, equilibrado y multidisciplinario, con pleno respeto a los derechos humanos y libertades fundamentales”.

La Declaración de Antigua Guatemala OEA llama a los gobiernos de la región a que incorporen “la salud pública, educación, e inclusión social, junto a acciones preventivas para hacer frente a la delincuencia organizada transnacional y el fortalecimiento de las instituciones democráticas, así como el impulso del desarrollo local y nacional”.

El texto completo de la Declaración de Antigua Guatemala estará disponible aquí.

La Declaración final de la Asamblea también alienta el abordaje de nuevos enfoques sobre el problema mundial de las drogas en las Américas basado en el conocimiento y la evidencia científica.

El texto aprobado también indica que “es necesario, en base al principio de responsabilidad común y compartida, fortalecer e impulsar la cooperación hemisférica, movilizando recursos en sus distintas modalidades”, reconociendo “los diferentes impactos y manifestaciones en cada país” y utilizando para ello “mecanismos de intercambio de información y experiencias entre países”.

Cuestión de las Islas Malvinas

La Asamblea General aprobó una declaración sobre las Islas Malvinas, a propuesta de Argentina, reafirmando la necesidad de que los gobiernos de ambos países “reanuden cuanto antes las negociaciones sobre la disputa de soberanía con el objetivo de encontrar una solución pacífica a esta prolongada controversia”, y compromete a la Organización a seguir de cerca la evolución de la disputa hasta que sea resuelta.

El Ministro de Relaciones Exteriores, y Culto de Argentina, Héctor Timerman, se refirió a la cuestión de las Islas Malvinas y recordó que la OEA fue el primer organismo regional en apoyar a su país en la disputa, adoptando anualmente en su Asamblea General resoluciones y declaraciones que califican la disputa de soberanía como de “permanente interés hemisférico”.

Ese respaldo de los Estados Miembros de la OEA se vio refrendado, continuó el Canciller Timerman, por otros organismos regionales dentro y fuera del hemisferio que se han pronunciado en torno al reconocimiento de los derechos soberanos argentinos sobre las Malvinas. “Queda en evidencia que el anacrónico conflicto colonial y la obstinación en rehusar el llamado al diálogo irrita a cada vez más países, que se manifiestan en diferentes foros internacionales, y que la usurpación de los territorios no solamente ofende a la Argentina, sino a toda la región, pues reconoce la causa como propia”, afirmó.

Sobre el plebiscito realizado en la isla por el Reino Unido el pasado marzo, el jefe de la diplomacia argentina recordó que el principio de autodeterminación ahora invocado por el país británico “es el que ha permitido la liberación de más de 80 antiguas colonias en África, Asia, el Caribe y Oceanía”, y que ese principio “no debe ni puede ser manipulado para consagrar la perpetuación de un orden concebido e ideado por una potencia colonial”.

La Directora para las Américas de la Oficina de Asuntos Exteriores de la Mancomunidad Británica, Kate Smith, afirmó ante el plenario de la Asamblea que su país respeta el hecho que los miembros de la OEA tengan su propia visión política de este tema, pero reiteró que para el Reino Unido en este asunto prima el principio de autodeterminación que permite a las personas decidir su futuro político.

En respuesta a la intervención de la representante británica, el Canciller Timerman citó al ex primer ministro británico Sir Winston Churchill al asegurar que “así como se requiere coraje para levantarse y hablar, también se requiere coraje para sentarse y escuchar”. Además, el ministro argentino reiteró la importancia de que la Unión Europea abra un espacio para escuchar las perspectivas argentinas con relación a este tema.

Elección de miembros de Comités y Comisiones

En la cuarta sesión plenaria se realizaron las elecciones de las autoridades de órganos, organismos y entidades de la organización. Los elegidos para formar parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos son José de Jesús Orozco Henriquez (México) quien fue reelecto, James L. Cavallaro (Estados Unidos) y Paulo De Tarso Vannuchi (Brasil).

Fueron elegidos para formar parte del Comité Jurídico Interamericano Ana Elizabeth Villalta Vizcarra (El Salvador), y Miguel Aníbal Pichardo Olivier (República Dominicana). Quedó vacante una plaza que debe ser llenada con una elección que se celebrará en la primera sesión ordinaria del Consejo Permanente de la OEA en septiembre. Las candidaturas deben ser presentadas antes del 22 de junio.

Para el Centro de Estudios de Justicia de las Américas fue elegido Ernesto Pazmiño Granizo (Ecuador). Quedó vacante una plaza, cuyo ocupante será elegido en la primera sesión ordinaria del Consejo Permanente de la OEA en septiembre. Las candidaturas deben ser presentadas antes del 22 de junio.

Homero Bibiloni (Argentina), único candidato, ocupará la vacante del Tribunal Administrativo de la OEA. También fue el único candidato Martin Rubenstein (Canadá), en su caso para la Junta de Auditores Externos para el Examen de la Contabilidad de la Secretaría General.

Además, la Asamblea recibió presentaciones del Presidente del Comité Jurídico Interamericano, el Presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, el Presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la Presidenta de la Comisión Interamericana de Mujeres (CIM) y el Presidente de la Junta de Auditores Externos de la OEA.

You must be logged in to post a comment Login