China también tiene su sueño Americano

Hay una fuerte campaña ensalzando las virtudes del sueño chino/Foto AP/BBC Mundo

China y Estados Unidos son dos superpotencias rivales en el escenario global, pero aunque muchos conocen y aspiran al “sueño americano” muy pocos hasta ahora han oído hablar del “sueño chino”.

Las cosas, sin embargo, podrían pronto cambiar porque en meses recientes el gigante asiático ha estado llevando a cabo una campaña de propaganda sin precedentes para ensalzar las virtudes del Sueño Chino, un nuevo ideal que promueve el presidente Xi Jinping.

 

Contenido relacionado

Nuestra privacidad en manos de EE.UU. y China

Xi Jinping, el delfín que presidirá China en la próxima década

En la mira el poderío naval de EE.UU. y China

 

En mayo pasado, dos meses después de asumir el poder, el señor Xi convocó a los jóvenes chinos a “atraverse a soñar, a trabajar asiduamente para cumplir sus sueños y revitalizar a la nación… contribuir con su sabiduría y energía a la realización del sueño chino”.

Desde entonces, su sueño chino no ha dejado de aparecer en los medios de comunicación del país y en los discursos de funcionarios del gobierno.

Según el corresponsal de la BBC en Pekín, Martin Patience, en los colegios y universidades han surgido “muros de sueños” donde se alienta a los estudiantes a escribir sus propios ideales y ambiciones en la pared.

E incluso uno de los think-tank más importantes del país, la Academia China de Ciencias Sociales, ha convocado a propuestas para investigar lo que debe ser el sueño chino.

El eslogan también inspiró una canción folclórica que llegó a ocupar un lugar entre los discos más vendidos.

Cuando comparamos el Sueño Chino del señor Xi con algunos de los eslóganes de sus predecesores, por ejemplo: el “Desarrollo Científico” o los “Tres Representantes”, ciertamente el sueño chino es mucho más atrayente”

Martin Patience

Se dice que el término se popularizó en China gracias a un artículo que escribió el autor y periodista Thomas Friedman en The New York Yimes en noviembre de 2012, titulado “China Necesita su Propio Sueño”, que fue traducido en ese país.

Otros afirman que el término proviene de un libro publicado en China en 2010.

Lo cierto es que en el mundo arcano de la política china, los eslóganes son importantes.

“Son las palabras con las cuales se representa la visión del líder del país”, afirma Martin Patience.

“Y cuando comparamos el Sueño Chino del señor Xi con algunos de los eslóganes de sus predecesores, por ejemplo: “el Desarrollo Científico” o “los Tres Representantes”, ciertamente el sueño chino es mucho más atrayente”.

Rejuvenecimiento

Pero ¿qué significa exactamente el sueño chino?

Xi Jinping utiliza repetidamente en sus discursos el eslogan del sueño chino.

La propaganda del eslogan comenzó de forma efervescente cuando Xi asumió la presidencia en marzo de 2013. En su primer discurso a la nación el 17 de marzo utilizó el término en numerosas ocasiones.

“Debemos hacer esfuerzos persistentes, presionar con voluntad indómita, continuar avanzando la gran causa del socialismo con características chinas y luchar para lograr el sueño chino del gran rejuvenecimiento de la nación china”, dijo Xi.

clic

Lea: Xi Jinping, el delfín que presidirá China en la próxima década

Pero en su discurso no mencionó cuáles serían las estrategias específicas para poner ese sueño en práctica.

Liu Mingfu, coronel retirado chino, dice estar bien enterado de en qué consisten las ideas del señor Xi.

Liu publicó en 2010 un libro titulado “El Sueño Chino: El Pensamiento de la Gran Potencia y la Postura Estratégica en la Era Post Estados Unidos”.

Desde su publicación, el libro se ha estado vendiendo como pan caliente.

“Desde el siglo 19, China ha estado rezagado en el escenario global”, dijo el autor a la BBC.

“El sueño del presidente Xi es el de una nación más poderosa con una milicia más poderosa”.

Y el simbolismo del ambiente donde el presidente hizo su discurso con el eslogan no puede ignorarse. Lo usó durante una exhibición, llamada “Camino al Resurgimiento” en el Museo Nacional.

La exhibición mostraba el sufrimiento del gigante asiático en manos de las potencias coloniales en los siglos 19 y 20 y la subsecuente restauración de su grandeza bajo el régimen del Partido Comunista.

clic

Lea: Los chinos a la vanuardia en el turismo global

Atractivo universal

No podemos mencionar los valores universales o un sistema judicial independiente. No podemos hablar sobre una democracia multipartidista. Lo que necesitamos no es un sueño mágico sino buenos políticos”

Li Chengpeng

Pero tal como señala Martin Patience, quizás el principal atractivo del Sueño Chino es que está tan poco definido que puede significar cualquier cosa que cada quien quiera interpretar.

Para un estudiante el sueño chino es “quizás estudiar más duro”, explica el corresponsal.

En el Alma Mater de Xi Jinping, la prestigiosa Universidad Tsinghua en Pekín, ésa es la impresión.

Tal como expresa un estudiante de ciencias en la universidad, “creo que el núcleo de esta idea es la misma: Nosotros los chinos debemos hacer algo para el país. Yo quiero ser profesor en el futuro. Quiero hacer una contribución al sector educativo”, dijo el joven.

Otros no son tan optimistas con la idea. Hay quien ve el sueño chino como una campaña de propaganda del Partido Comunista para ganar el afecto del pueblo. Y surge en momentos en que se están acumulando los problemas para la clase dirigente del país.

La economía se está desacelerando y cada vez más graduados universitarios se enfrentan con dificultades para encontrar empleos.

Para los estudiantes el sueño chino implica estudiar más duro.

También hay una creciente indignación por la corrupción y la contaminación.

Sin embargo, aunque no está claramente definido qué es lo que incluye el sueño chino, quienes están en el poder saben perfectamente qué es lo que no incluye.

A principios de este año hubo protestas en uno de los diarios más influyentes del país después de que las autoridades censuraron un editorial sobre el sueño chino que pedía un Estado de derecho.

Uno de los autores y blogueros más conocidos en el país, Li Chengpeng, afirma que el problema con el sueño chino es que no está abordando los asuntos clave.

“No podemos mencionar los valores universales o un sistema judicial independiente”, dice. “No podemos hablar sobre una democracia multipartidista. Lo que necesitamos no es un sueño mágico sino buenos políticos”.

El Partido sin duda enfrenta enormes presiones. Usar el nacionalismo es una poderosa fuerza unificadora, pero el Sueño Chino todavía enfrenta un largo camino para convertirse en realidad.

Contexto

Contenido relacionado

Nuestra privacidad en manos de EE.UU. y China08.06.13

Xi Jinping, el delfín que presidirá China en la próxima década15.11.12

En la mira el poderío naval de EE.UU. y China01.06.13

Fuente: BBC Mundo

 

 

You must be logged in to post a comment Login