Empeora la salud de Alexis, un niño salvadoreño con VIH de nacimiento

Alexis y su abuela/Foto La Página.

Alexis, el niño que desde su nacimiento hace 11 años esta infectado de Virus de Inmuno Deficiencia Humana (VIH) y cuya sorprendente historia dio a conocer Diario La Página, necesita ayuda para poder seguir adelante. Su salud había mejorado hace unos meses atrás, sin embargo ahora ha declinado notablemente.

 

Alexis, quien desde su nacimiento hace 11 años està infectado del VIH y cuya historia Diario La Página dio a conocer se encontraba hasta hace poco tiempo sin complicaciones de salud, sin embargo  últimamente su sistema respiratorio ha decaído notablemente a causa de bronquitis. Por su parte, su abuela, una señora de 66 años -quien lo ha cuidado desde los 4 meses de edad- también en los últimos días ha decaído, pues la artritis y los bronquios la mantienen debilitada.

La historia de este menor conmovió a muchos lectores de Diario La Pàgina, pues cuando su mamá se enterò que que tenìa VIH, lo abandonó a los cuatro meses.  Doña Mirna, decidió adoptarlo como si fuera su nieto y ha luchado día a día porque el estado de salud del pequeño se encuentre estable. A pesar que entre ambos no hay un vínculo sanguíneo el amor que se tienen es único.

“Mi nieto estuvo malo de los bronquios todo el mes de mayo (presente año). Lo estuvimos llevando a la Unidad de Salud de acá de Soyapango para realizarle unas terapias con salbutamol”, indica Mirna, sin embargo la infección no cesa.

De acuerdo al doctor Mario Moreno,  el hecho que un niño tenga VIH, trae consigo el debilitamiento en sus defensas, aunque con tratamientos se puedan estabilizar, algunas veces. “Lo más importante para este pequeño es mantener las defensas altas”, asegura.

Por esta razón, doña Mirna no se descuida ni un solo segundo de Alexis y está al pendiente de su tratamiento y estado de salud. “Cada vez que el niño se pone mal yo rápido salgo a llevarlo al médico, aunque yo este enferma allá voy con él, a modo que lo atiendan de inmediato”, dice esta señora.

Para la abuela de Alexis, la salud de su nieto no es su única preocupación, pues en los últimos 22 días, ella se ha encontrado con algunos padecimientos que la han mantenido en cama.

“Yo ya no aguanto estos dolores en mis huesos, en las rodillas; por eso me escapo a caer a cada rato, porque ya no me ayudan mis piernas. Desde que me caí en una parada de buses”, revela.

Sumado a esto, la sexagenaria  ha estado padeciendo de sus bronquios, que la han mantenido con mareos y vómitos. “Ya llevo 22 días así y he agarrado cama hasta por tres días seguidos”, especifica.

 

La llegada de Alexis

La señora recuerda perfectamente cómo llegó este pequeño a sus manos. La mamá de Alexis fue compañera de vida de un hijo de doña Mirna, con quien procrearon un varón (que ahora tiene 19 años). Sin explicación alguna, la mujer abandonó esa relación y al niño.

Desafortunadamente, el hijo de doña Mirna murió en 2000 a causa de un ataque cardíaco, por lo que la señora quedó a cargo de su “verdadero” nieto, en ese entonces de siete años.

No fue sino hasta 2001 que la mamá de Alexis regresó a casa de su ex suegra, en una colonia de Soyapango, con un recién nacido en brazos. Era Alexis.

Esta vez, la mujer regresó a pedir a su ex suegra que le ayudara a cuidar al bebé para que “se criara con su medio hermano”. A pesar de no estar unidos por la sangre, doña Mirna accedió a acoger a la mujer y convertirse en abuela del niño.

Según recuerda la señora, Alexis solo pasaba enfermo. Razón por la cual lo llevaban de emergencia al hospital de Niños Benjamín Bloom, donde le detectaron que estaba infectado de VIH.

Debido a esto, Alexis estuvo a un paso de la muerte, por una infección severa en las vías respiratorias.

Desde este momento, doña Mirna le puso un cuidado especial al menor y decidió estar al pendiente de sus tratamientos y estado de salud.

En el 2002 la mamá de Alexis falleció a causa de la etapa final de VIH en un hospital capitalino. Mirna se quedó a cargo de menor  y lo adoptó como su “verdadero nieto”.

“Yo decidí quedarme con este niño, no quise que se lo llevaran a un albergue a pesar de no ser nada mío. En este tiempo podía trabajar, pero ahora ya no, las manos las tengo bien arruinadas y las piernas me las operaron el año pasado y no me puedo mover bien”, revela la señora.

 

En espera de ayuda

Mirna es el único sostén económico que tiene Alexis y su medio hermano. Para poder sacarlos adelante cuida una casa de “La Campanera”.

“Yo soy sola no tengo nadie quien me ayude. Me voy a cuidar una casa y me dan $15 al mes”, dice la señora.

Mientras ella está al cuido de esa propiedad, Alexis, recibe clases en una escuela que queda cerca de esa localidad.

“Todos los días paso dejando a mi niño a la escuela y a las 12:30 del mediodía voy por él”, asegura.

Doña Mirna, cuenta que  hace unos días atrás el profesor de su nieto la mandó a llamar. El comportamiento de Alexis estaba incontrolable, debido a la dosis de medicamento que había estado recibiendo para tratar la bronquitis.

Por otra parte, la señora afirma que ella se encuentra mal de salud. “Yo quisiera que me ayudaran a mí también porque he ido a pasar consulta en el Hospital Rosales y me dan medicamentos que no me quitan este dolor en las rodillas”, asegura.

Para ella su mayor temor es que empeore su salud. Según indica no quiere que Alexis se quede solo, sin nadie que se quiera hacer cargo de él.

“Yo lo he criado desde tiernito. El amor que le tengo no lo cambio por nada y voy a seguir luchando por él hasta el final”, concluye esta abuela.

* (Los nombres de las personas en esta historia se cambiaron para proteger su identidad).

Para ayudar a Alexis y a su abuela comunicarse al 011-503-7197-1794 ó al 011-503-2226-8049 con Sandra Ayala.

 

Noticias Relacionadas:

Una “abuela” lucha por la vida de un niño de 11 años con VIH en Soyapango

Hacen realidad el deseo navideño de Alexis, niño de 11 años luchando contra el VIH

Fuente: La Página.com.sv

You must be logged in to post a comment Login