Un niño mariachi desata polémica racista en redes sociales

El niño discriminado en las redes sociales/Foto AP/BBC.

No estaba previsto que Sebastien de la Cruz entonara el himno nacional de Estados Unidos el martes en el tercer partido de la final de la National Basketball Association (NBA) entre los San Antonio Spurs y los Miami Heat, jugado en San Antonio, Texas.

Pero el cantante Darius Rucker no pudo llegar a tiempo y Sebastien asumió el compromiso vistiendo un traje de mariachi, como corresponde a quien muchos conocen artísticamente como el “charro de oro”.

 

Contenido relacionado

Histórico discurso en español en el Senado de EE.UU.

Los grandes beneficiados de la posible reforma migratoria

Las otras caras de la reforma migratoria en EE.UU.

 

El niño de 11 años no había terminado de cantar su versión del Star-Spangled Banner (La bandera de las franjas y las estrellas) cuando ya las redes sociales se habían llenado de comentarios ofensivos de personas asombradas porque un “mexicano” cantara el himno nacional estadounidense.

En Twitter, por ejemplo, el usuario @A2daO escribió: “Este pequeño mexicano debe haber entrado al país hace unas cuatro horas y ahora está cantando el himno nacional”. Otro tuitero llamado @UncleD37 apuntó: “Hay una probabilidad de 9 de 10, de que este niño que está cantando el himno sea ilegal”, mientras que @Tj_Tha_DJ se preguntó: “¿Qué hace este espalda mojada cantando el himno en el juego de los Heat?”.

La polémica fue creciendo hasta llegar a los noticieros locales y finalmente nacionales de Estados Unidos.

Tras las críticas, este aviso circuló a través de las redes sociales.

Sin embargo, Sebastien tuvo una segunda oportunidad. Además, contó con la emocionada presentación del alcalde de San Antonio, Julián Castro, el ascendente político demócrata que presentó al aspirante a la reelección presidencial, Barack Obama, en la Convención del partido de 2012.

“Por favor ayúdenme a darle una calurosa bienvenida a un joven fenomenal, el charro de oro”, pidió Castro.

Otra vez desde el medio de la cancha, Sebastien de la Cruz cantó el himno por segunda vez y recibió una efusiva ovasión.

clic

Lea: Histórico discurso en español en el Senado de EE.UU.

“No me conocen”

Al concluir la presentación, los entrenadores de ambos equipos Gregg Popovich (San Antonio Spurs) y Erick Spoelstra (Miami Heat) se acercaron para felicitarlo.

“Lo que más me sorprendió fue ver cómo los idiotas que escribieron los comentarios se sienten orgullosos de su ignorancia y se atreven a poner sus nombres al lado de lo que escribieron”, dijo Popovich en la rueda de prensa previa al partido.

El propio Sebastien aseguró que quienes lo critican no conocen su vida, en una entrevista concedida a la cadena de televisión Fox.

Nacionalidad y nacionalistas

El himno nacional de un país, como corresponde a todo símbolo patrio, es uno de los emblemas más preciados de la nacionalidad y, sobre todo, de los nacionalistas, esos que se arropan en la bandera y se consideran esencialmente más nativos de un país que otros.

Eso es lo que ocurrió en torno a Sebastien de la Cruz, quien dicho sea de paso, es tan estadounidense como la mayoría de los que cuestionaron su vestimenta mexicana para cantar el famoso himno de “las barras y las estrellas”.

La verdad es que dada la condición aluvional de la sociedad estadounidense, es imposible y hasta tonto ponerse a definir quién es más ciudadano que quién. Son pocos los que pueden rastrear su presencia en el territorio muchas generaciones atrás.

Sobre todo en el medio oeste, donde se encuentra Texas, una región que alguna vez perteneció a México y que, más de siglo y medio después, ha seguido recibiendo el influjo de millones de inmigrantes del sur de la frontera.

Recuerdo a un guardia fronterizo que una vez me dijo: “los mexicanos y nosotros somos la misma gente, sólo que nos pusieron esta frontera. Todos tenemos familia en ambos lados”, justo cuando detenía a un grupo de inmigrantes indocumentados en un paso cercano a Nogales, Arizona.

Sebastien dice que los que le critican no lo conocen. A pesar de que él podría ser considerado el típico representante de esa mezcla cultural y étnica.

Carlos Chirinos, BBC Mundo EE.UU.

“Mi papá estuvo en la marina estadounidense por un período de tiempo bastante largo. La gente no sabe quién soy. Me ven y asumen que soy mexicano, pero no es así. Soy de San Antonio, nací y crecí allí. Y soy un verdadero fanático de los San Antonio Spurs”, dijo sonriente.

Sin embargo, Sebastien no es un desconocido. Muchos en el estado de Texas vieron su exitosa participación en 2012 en el programa de talentos, America’s Got Talent, de la cadena de televisión ABC.

En su cuenta de Twitter (@selcharrodeoro), Sebastien pidió no prestarle “atención a la gente negativa”.

“Soy un estadounidense viviendo el sueño americano. Esto es parte de la vida estadounidense”, tuiteó, justo después de publicar -para sus 12.400 seguidores y todo aquel que quiera verlo- el número de teléfono de su padre, Juan de la Cruz.

BBC Mundo no pudo comunicarse con él, posiblemente por la gran cantidad de personas que querían hablar con el niño artista.

Contra el racismo

Tras las críticas, la comunidad latina se movilizó en su defensa. El hashtag “AllAmericansSing” (Todos los estadounidenses cantan) acompañó el mensaje “Yo canto con Sebastien” en las redes sociales y fue retuiteado por la actriz Eva Longoria, entre otras personalidades.

La misma Longoria dijo al sitio web local www.mysantonio.com que se sintió orgullosa de que se vistiera de mariachi para cantar. Su ropa, según ella, representa la mezcla hispanoamericana presente en San Antonio y en otras ciudades del país.

“Hay mucha ignorancia. Hay gente que cree que ser ‘inmigrante indocumentado’ es sinónimo de ‘latino o mexicano-estadounidense”, afirmó la artista.

Julio Ricardo Varela, columnista del sitio NBC Latino, señaló que las críticas a Sebastien demuestran cuan anti-latino sigue siendo EE.UU. y evidencian el enorme racismo que aún existe en el país, mientras en el Senado se discute una reforma migratoria que beneficiaría a millones de indocumentados hispanos.

“Hablar español o ser latino no te hace menos estadounidense. La ignorancia sobre los latinos en este país debe terminar y debe terminar ahora”, señaló.

Mientras tanto, ya el joven ha anunciado estar soñando con un nuevo reto: cantar el himno nacional estadounidense en el Super Bowl y en la Serie Mundial de béisbol.

Contexto

Contenido relacionado

Histórico discurso en español en el Senado de EE.UU.12.06.13

Los grandes beneficiados de la posible reforma migratoria04.06.13

Las otras caras de la reforma migratoria en EE.UU.11.04.13

Senadores proponen legalizar indocumentados en EE.UU.29.01.13

Brasil quiere erradicar la herencia del racismo en las aulas30.08.12

La ley contra indocumentados de Arizona sobrevive a medias25.06.12

Fuente: BBC Mundo

You must be logged in to post a comment Login