España y Urugay clasifican a semifinales

Los españoles celebran.

España enfrenta a Italia en semis tras derrotar a Nigeria 3-0

La selección campeona del mundo se impuso este domingo 3-0 a Nigeria con goles de Jordi Alba a los tres minutos de juego y a los 88′ y Fernando Torres a los 62′ para avanzar a las semifinales de la Copa Confederaciones, el torneo que sirve de preparación para el Mundial de fútbol de Brasil 2014. La otra semifinal medirá el miércoles en Belo Horizonte a Brasil con Uruguay, todo un clásico sudamericano.

España reeditará el jueves en la tropical ciudad brasileña de Fortaleza la final de la Eurocopa jugada un año atrás ante Italia en la marcial Kiev.

La selección campeona del mundo se impuso este domingo 3-0 a Nigeria con goles de Jordi Alba a los tres minutos de juego y a los 88′ y Fernando Torres a los 62′ para avanzar a las semifinales de la Copa Confederaciones, el torneo que sirve de preparación para el Mundial de fútbol de Brasil 2014. La otra semifinal medirá el miércoles en Belo Horizonte a Brasil con Uruguay, todo un clásico sudamericano.

En un ambiente propio de un sauna, aunque afortunadamente para los jugadores sin que en la primera parte el sol diera sobre el césped del Arena Castelao, el partido comenzó sin tregua, con España acelerando en el mediocampo tal como lo hiciera en aquel recordado primer tiempo ante Uruguay.

Que esa aceleración virtuosa se diluyera pronto se debió a dos razones: España encontró el gol apenas despuntaba el partido, y los hombres que jugaron hoy son el equipo base de Del Bosque, el mismo que se medirá a Italia, que al haber jugado el sábado – derrota de 4-2 ante Brasil- dispondrá de un día más de descanso que su rival por el pase a la final.

Apenas se jugaban tres minutos cuando el balón se movió con electricidad en zig-zag antes de que Iniesta habilitara a Alba. Tras eludir con maestría a un rival, el lateral del Barcelona aprovechó un rebote afortunado para batir a Enyeama con un disparo raso cerca del poste derecho.

La tarde amenazaba con un monopolio español, pero el partido se paró al salir el defensa Omeruo en camilla tras un golpe y al equipo de Del Bosque se le fundieron varias conexiones, mientras los nigerianos, ya incorporado Egwuekwe, comenzaban a arreglar ciertos cortocircuitos.

A los 10′ Akpala se encontró con la pelota en el área y dudó una eternidad. Ramos desvió el remate arrojándose al suelo. Enseguida Pedro se escapó solo, pero el portero Enyeama reaccionó bien, aunque algunos españoles reclamaran penal.

Con una defensa bien adelantada y las frecuentes incursiones de Alba en el campo rival, España dejaba un gran hueco libre en su área y acercaba el peligro a Valdés. Así, Nigeria se encontraba con huecos en el área, pero sin ser capaz de dar la estocada final.

Mientras el estadio coreaba “¡Nigeria, Nigeria!”, confirmando que en el Mundial del próximo año España no será favorita de los espectadores en ningún partido, Del Bosque pedía cambios de frente a sus hombres en ataque, dinamismo.

O no lo escucharon, o no pudieron. Los españoles comenzaron a dudar ante varias oportunidades perdidas, dos de Soldado y una de Cesc, que remató al poste ante un Enyeama vencido.

Los nigerianos tenían cada vez más oportunidades, sobre todo a través de Sunday Mba, más seguro y resolutivo que Akpala. A esa altura la pelota ya le era infiel a España, en un partido de posesión repartida como pocas veces se da cuando juegan los campeones mundiales.

El primer tiempo se fue con Valdés trabajando varias veces más que Casillas y Reina en los dos partidos previos.

Ideye tuvo el gol a los 51′, pero la pelota le quedó atrás y no pudo rematar. A los 54′ Cesc pidió el cambio y Silva entró en su lugar para ubicarse enseguida en labores defensivas, porque Nigeria seguía martillando sobre Valdés, aunque también con los pies enredados a la hora de rematar.

No necesitó Torres los pies para hacerlo. En el primer balón que tocó tras sustituir a Soldado a los 60′, el delantero del Chelsea remató de forma impecable un centro desde la izquierda de Pedro.

Restaba un buen rato aún, pero el partido estaba terminado, Del Bosque le daba descanso a la máquina de correr que es Pedro para hacer entrar a Villa y España podía ya ponerse en “modo Italia”, un estado inmejorable, no en vano aquella final de Kiev terminó 4-0 a su favor. El 3-0 marcado por Alba en una escapada en solitario cerró el partido tal como había empezado, con el lateral del Barcelona sonriendo de oreja a oreja.

Síntesis:

Nigeria: Enyeama – Ambrose, Omeruo (Egwuekwe, 13′), Oboabona, Elderson – Ogude, Sunday Mba (Ogu, 63′), Obi Mikel – Brown, Musa, Akpala (Muhammad, 71′) Entrenador: Stephen Keshi

España: Valdés – Arbeloa, Piqué, Ramos, Alba – Busquets, Xavi, Iniesta – Cesc (Silva, 54′), Pedro (Villa, 75′) – Soldado (Torres, 60′) Entrenador: Vicente Del Bosque

Goles: Alba (3′, 88′), Torres (62′)

Tarjetas amarillas: ninguna

Árbirtro: Joel Aguilar (El Salvador) Estadio: Arena Castelao (Fortaleza)

 

Uruguay aplastó a Tahití por 8-0 y jugará contra Brasil

La selección uruguaya de fútbol goleó a Tahití por 8-0, en Recife, y se cruzará con Brasil en las semifinales de la Copa Confederaciones.

Los goles fueron convertidos por Abel Hernández al minuto de juego y repitió a los 24′, 45′ y 67′, Diego Pérez (27′), Nicolás Lodeiro (60′) y Luis Suárez (81′ y 89′). Andrés Scotti erró un penal a los 49′.

Hernández, futbolista del Palermo de Italia, fue el máximo artillero con 4 anotaciones, pero Luis Suárez, que ingresó a los 69′ y anotó dos veces, llegó a 35 con la selección uruguaya y superó ahora la marca histórica de Diego Forlán, de 34 goles con la camiseta celeste.

Los uruguayos clasificaron a semis con goleada.

El zaguero Scotti desperdició un penal a los 49 minutos contenido en dos tiempos por el portero Meriel, quien ya había demostrado mejores condiciones que Roche, el titular en los dos partidos anteriores. La mala tarde de Scotti se completaría dos minutos después cuando fue expulsado por el árbitro portugués Pedro Proenca. Tahití también terminó con 10 por expulsión de Ludivion.

Jugar con 10 no fue problema para Uruguay, pues siguió controlando el partido e incluso pareció más decidido a irse al ataque para aumentar la ventaja, algo que consiguió sin mayor esfuerzo. Sin embargo, hasta los primeros 20 minutos no pudo vulnerar la cerrada defensa de Tahití con la facilidad que tuvieron Nigeria y España.

Tal y como lo anticipó el técnico Eddy Etaeta, los campeones de Oceanía trataron de ser más cuidadosos para evitar despedirse con otra humillante goleada, pero a pesar del esquema ultradefensivo intentaron algunos contragolpes para llegar con cierto peligro a la portería rival.

Samuel Hnanyine fue el único delantero que se debatió como pudo contra los defensas uruguayos y fueron Vahirua y Chong Hue los abanderados de las tres o cuatro jugadas de ataque generadas por la banda izquierda o el centro, con toques rápidos y disparos que fueron desviados o detenidos por el portero Martín Silva.

Como se esperaba también, la hinchada estuvo con Tahití. Un par de toques seguidos de Uruguay levantaban silbidos desde la tribuna, pero tres pases seguidores de Tahití eran motivo de “olés” y aplausos de los escasos espectadores que, por momentos, vitoreaban como si la “verdeamarela” estuviera en el campo.

El estadio fue una fiesta mayor cuando terminó el partido y los jugadores tahitianos aparecieron con banderas de Brasil y una pancarta que decía “Obrigado, Brasil” (Gracias, Brasil).

Uruguay cambió todo el equipo respecto del que jugó ante Nigeria, en Salvador de Bahía y planteó un esquema en el que apostó a “La joya” Hernández, que no defraudó y terminó anotando cuatro goles.

Síntesis:

TAHITÍ: Gilbert Meriel. Vincent Simon , Jonathan Tehau, Nicolas Vallar, Teheivarii Ludivion, Ricky Aitamal. Henri Caroine, Marama Vahirua, Samuel Hnanyine (Yohann Tihoni 87′), Steevy Chong Hue, Lorenzo Tehau (Stanley Atani 70′). DT: Eddy Etaeta

URUGUAY: Martín Silva. Matías Aguirregaray, Sandrés Scotti, Alvaro Pereira. Walter Gargano, Sebastián Eguren, Diego Pérez, Nicolás Lodeiro. Gastón Ramírez, ( Luis Suárez 69′), Abel Hernández. DT: Oscar Tabárez

Goles: Hernández 1′, 23′, 45′, 66′, Diego Pérez 27′, Lodeiro 60′, Luis Suárez 81′ y 89′.

Amonestados: Scotti, Vallar, Ludivion, Chong Hue, Gargano

Expulsados: Scotti, Ludivion,

Árbitro: Pedro Proenca (Portugal)

Estadio: Arena Pernambuco (Recife)

You must be logged in to post a comment Login