Critican hipocresía en antiterrorismo de Estados Unidos

Robert Meeropol, hijo de los esposos Rosenberg, ejecutados hace 60 años, afirmó este miércoles que el caso de los antiterroristas cubanos juzgados y condenados a penas extremas en Estados Unidos es una hipocresía gigantesca de parte su país.

Meeropol declaró a la televisión cubana que mientras en su país considera terrorista al soldado norteamericano Bradley Manning por contar la verdad públicamente sobre las atrocidades cometidas por Estados Unidos, tiene presos a estos cubanos y, sin embargo, acoge a personas implicadas en sabotajes y acciones violentas.

“Al parecer, la definición de terrorismo de los Estados Unidos es algo que difiere de la situación verdadera”, apuntó al ser preguntado por el caso de Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Fernando González, Antonio Guerrero y René González.

Este último permanece en Cuba, tras renunciar recientemente a la ciudadanía estadounidense luego de cumplir 13 años de privación de libertad y otro período bajo libertad supervisada.

Los cinco, como se les conoce en el mundo, fueron sancionados incluso a cadena perpetua por abortar planes organizados contra la isla caribeña desde territorio estadounidense por grupos de la ultraderecha radicados en Miami.

Meeropol consideró una violación a los derechos humanos de estos hombres la negativa a que reciban visitas de sus familiares durante muchos años.

Esta es una forma de tortura, aseveró, y añadió que es un asunto del cual se debería hablar más para que se conozca bastante, a fin de que los estadounidenses se identifiquen con el caso.

Según dijo, existen puntos en común entre Manley y el exempleado de la Agencia Central de Inteligencia, Edward Snowden, y sus padres, Ethel y Julius, ejecutados bajo el supuesto de develar el secreto de la bomba atómica a la Unión Soviética, porque todos fueron acusados en el marco de la misma ley de espionaje, de 1917.

Pero, acotó, mientras los Rosenberg tomaron la decisión política y moral de no cooperar bajo la imposición de Estados Unidos de que delataran a sus compañeros y afirmaran que eran culpables, Manley y Snowden brindaron al pueblo de Estados Unidos y del mundo la verdad de lo terrible que ha sucedido y la diseminaron.

Fuente: Prensa Latina

You must be logged in to post a comment Login