¿Hacia dónde va Telesur?

Por Ricardo Martínez Martínez

Se ha cumplido un mes del despido injustificado del equipo que desde hace 4 años veníamos informando regularmente desde El Salvador para Latinoamérica y El Mundo a través de Telesur.

La decisión de hacer pública nuestra palabra responde a un deber ético y una responsabilidad con quienes estuvimos en todos estos años acompañando sus luchas, sus resistencias, sus sueños por cambiar la página de la historia salvadoreña de un pasado de horror y desigualdades.

Esas luchas de los de abajo, invisibilizadas por los medios frívolos de comunicación locales, tuvieron una ventana al mundo no sólo para hacerse ver, sino sobre todo para hacerse escuchar, principio de reciprocidad colectiva.

En los lugares donde ahora nos situamos nos preguntan a qué responde el inesperado despido. Hasta el momento, la dirección del Canal, representada por su Presidenta, Patricia Villegas; el Director General de Información, José Cordero; y la Directora de Asignaciones, Consuelo Álvarez, no han respondido la petición que hicimos de informarnos sobre dicha decisión unilateral (creemos que no lo harán pues no existe justificación laboral ni editorial con base en los principios de Telesur.)

Lo que sí vemos es un giro a la cobertura informativa sobre El Salvador. Ya no son las luchas sociales las que aparecen a un mes de nuestro despido, sino ahora son noticias que en su mayoría son construidas con base a las matrices de opinión de la derecha salvadoreña que predominan en el país centroamericano y que acaparan el espectro radio eléctrico, prensa y televisión nacional.

El “nuevo” equipo de Telesur, representado por Ernesto Ávalos, quien proviene de la cadena estadunidense TeleMundo y mantiene producciones con la cadena de desinformación CNN, son los actuales corresponsales. La decisión de su incorporación a la cadena latinoamericana la desconocemos, pero sobre su trayectoria y producciones publicadas en las rondas informativas recientes en Telesur, muestra una diferente línea editorial que rompe con el esquema que creíamos era de principios en la cadena latinoamericana.

El pasado 16 de mayo, en su nota “Movimientos sociales en El Salvador debilitados y en crisis”, el informador dice que el partido de derecha ARENA encabeza las encuestas electorales frente al partido de izquierda FMLN.

http://multimedia.tlsur.net/media/telesur.video.web/telesur-web/#!es/video/movimientos-sociales-de-el-salvador-debilitados-y-en-crisis

Esta manipulación informativa contrasta con las encuestas que desde hace más de dos meses ubican al FMLN como partido puntero frente a sus contendientes. En aquella semana, las encuestadoras en sus análisis de candidatos, partidos y tendencias, mostraron diferencias en cada uno de estos tres rubros. El FMLN siempre mantuvo la simpatía que reflejaron las tendencias de opinión de la Universidad Centroamericana (UCA), CID-Gallup y Mitofky. Y su puntaje va en crecimiento por arriba de ARENA y UNIDAD, ambos partidos de derechas.

Las encuestadoras que han dado ventaja a ARENA fueron las de El Diario de Hoy y la Prensa Gráfica, diarios que pertenecen a grupos de poder informativo privado, ligados al partido de derecha y al ex Presidente Antonio Saca.

¿Cuáles fueron las fuentes de Ávalos para afirmar que la derecha lidera las encuestas?

¿Cuál fue el rigor informativo de la Dirección para evitar que la manipulación informativa haya atravesado la pantalla de Telesur? ¿Dónde estaba la responsable directa de recibir las notas que envían los corresponsales, en decir, dónde estaba Consuelo Álvarez, directora de Asignaciones, o es que ella misma permitió su publicación?

Dos semanas después, el 30 de mayo, Telesur entrevistó en vivo a Ima Girola, una de las voceras de Aliados por la Democracia, organización que creó la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) para oponerse al gobierno de El Cambio y al partido de izquierda FMLN. http://multimedia.tlsur.net/media/telesur.video.web/telesur-web/#!es/video/el-salvador-autoridades-de-salud-deben-decidir-en-aborto-terapeutico

En su participación, Ima Girola defendió a los magistrados de la Sala de lo Constitucional que se opusieron al amparo de Beatriz García, quien necesitaba practicarse un aborto terapéutico en un país, cuya ley lo penaliza. En cambio, la entrevistada dijo que la vida de Beatriz dependía de la actual administración y del Ministerio de Salud, el cual es dirigido por el partido de izquierda FMLN.

Es extraño que esta voz sea ahora “fuente fidedigna” para las noticias de Telesur. Ni siquiera hay contrastación de fuentes, ni preguntas a las propias actoras y participantes que estuvieron con Beatriz todos los días en la lucha por sus derechos. La señora Girola nunca participó en acto, movimiento o actividad en favor de Beatriz García, pero apareció en Telesur como tal. Mientras que el candidato de derecha, Norman Quijano, le dio el homenaje “por su trayectoria” a la “Mujer Oro”.

Aliados por la Democracia logró ventana internacional. ¿Quién permitió en Telesur que fuera así? Si esta organización precisamente se ha manifestado contra la revolución bolivariana y representa a los grupos de extrema derecha que actúan muchas veces en el anonimato contra las transformaciones sociales en El Salvador y Latinoamérica.

Lo peligroso es que los magistrados de la Sala de lo Constitucional, quienes han acuerpado a esta organización, continúan en su empeño de atacar al FMLN e intentar fraguar actos de desestabilización nacional. ¿Habrá ventana también para la Sala de lo Constitucional en Telesur?

En esa misma semana, los diarios empresariales promovieron una matriz de opinión para denostar los logros y alcances sociales del gobierno del cambio que lidera la izquierda electoral en alianza con fuerzas progresistas.

El Diario de Hoy, La Prensa Gráfica y el Diario El Mundo construyeron una noticia sobre el Hospital Zacamil en el municipio de Mejicanos, departamento San Salvador. Hicieron un montaje de fotos con pacientes en el suelo, sin camillas, sin medicamentos y presentaron reportajes sin fuentes verídicas que se contradecían unas con otras sobre el estado de los hospitales públicos en el país.

Estas noticias que resonaron en la radio y en la televisión privada a nivel nacional también fueron secundadas por Telesur.

http://multimedia.tlsur.net/media/telesur.video.web/telesur-web/#!es/video/el-salvador-hospital-zacamil-en-el-centro-de-la-polemica

El colmo es que la matriz de “crisis en el sistema de salud pública” se masificó no sólo en El Salvador, sino que fue secundada por los medios de comunicación privados centroamericanos tomando como fuente a Telesur. ¿Será que estos medios tradicionales de derecha se han movido hacia la izquierda o de menos al centro?

El informador Ernesto Ávalos no habla ni muestra la transformación profunda en el sistema de salud pública nacional que encabeza en Ministerio de Salud, la creación de los Equipos Comunitarios de Salud Familiar (ECOS) que se masifican en El Salvador y que llegan a los lugares remotos, la reforma a la Ley de Medicamentos que hoy por hoy los salvadoreños cuentan con mejores precios y más accesibles. El rol solidario de médicos cubanos en las tareas sanitarias. Si en algo ha cambiado El Salvador en estos últimos cuatro años es en el sistema de salud.

La línea editorial de Telesur se subordinó, en este tema, a la línea editorial de El Diario de Hoy.

http://www.elsalvador.com/mwedh/nota/nota_completa.asp?idCat=47673&idArt=6310752

Estos ejemplos que hemos citado nos confirman el giro editorial en la cadena latinoamericana de noticias. La pregunta es ¿por qué? ¿Cuál es la finalidad? Y si eso es de común acuerdo entre los países que dan origen a la cadena internacional y refleja la necesidad de acelerar la transición al socialismo.

Una semana antes de nuestro despido, hice una observación a la Dirección de Asignaciones por la publicación en el Programa entre Fronteras del informe técnico sobre coyuntura económica de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES), tanque de pensamiento de la empresa privada salvadoreña, en la cual asegura el aumento de la pobreza en El Salvador. Este informe denostó los esfuerzos en derechos y programas sociales de los últimos 4 a ñ os, que precisamente son los cuatro a ñ os del primer gobierno de izquierda en la historia del país centroamericano.

http://multimedia.tlsur.net/media/telesur.video.web/telesur-web/#!es/video/entre-fronteras-130309

Esto fue lo que les escribí a la Dirección de Asignaciones sin recibir respuesta alguna.

“Hola Consuelo y Cordero, Reciban saludos. En los últimos días hemos recibido algunas observaciones por parte del público de Telesur en El Salvador sobre el último programa de Entre Fronteras, del pasado 2 de mayo. Allí, los compañeros del programa citan un estudio sobre la realidad económica de El Salvador. La fuente reseñada es FUSADES, una institución creada por las grandes empresas privadas que controlan los mercados del país y que en su recién estudio niegan que haya cambios en la materia. Las opiniones que hemos recibido plantean que mejor hubiera sido bueno citar a la CEPAL que realiza estudios objetivos sobre la realidad de Latinoamericana y de El Salvador o, en su defecto, haberlos incluido para contrastar la información de FUSADES. Les envío abrazos. Atte. Ricardo.”

Después de nuestro despido injustificado lo reenvié a la Presidenta de Telesur, Patricia Villegas, y tampoco tuvimos respuesta de su parte.

Lo que vemos es que hay un cambio de timón de alto grado o están ensayando un replanteamiento estructural. Desde el mes de enero han cambiado a los equipos informativos de la región Centroamericana: Honduras, Panamá, El Salvador y con intentos ya de hacerlo en Guatemala. ¿A qué responde dicho viraje?

Fuentes internas de Telesur, compañeros y compañeras, que omitiremos los nombres para evitar presiones contra ellos y ellas, nos han contado a nuestro equipo la inestabilidad en estos últimos meses, los cambios, despidos, ceses laborales internos. Y la cada vez mayor rumor a voces, que se busca “independizar el Canal”. No entendemos lo que significaría hacerlo eso y cómo.

Lo que sí recordamos es que el Presidente Hugo Chávez siempre se opuso a la idea de “independizar” Telesur, que se refería a no privatizar parcial o totalmente el proyecto que nació siendo público como un triunfo de la lucha de los pueblos latinoamericanos y especialmente del pueblo venezolano.

Esperamos que los cambios que está sufriendo Telesur no vayan en esa dirección de “independizar” porque sería el fin de un proyecto que pueblos como periodistas, honestos y comprometidos, soñaron. Podrían seguir sus directores al frente, pero dejaría de ser el sueño de un canal internacional público.

El Presidente Hugo Chávez el pasado 20 de octubre ante el Consejo de Ministros hizo una crítica a los encargados de los medios públicos venezolanos. Dijo “Ahora, veo algunos programa de nuestro canal, el canal de todos los venezolanos y uno ve Dios mío, ya pasó un momento ¿no?, pero seguimos aferrados a aquello, incluso dándole vocería a quienes casi no tienen nada que decirle al país, poniendo videos, que esta persona dijo tal cosa. Yo digo, oye será, será eso lo más importante en este momento…”

Le daba la impresión de que cada medio andaba por su lado. Y sugirió una revisión a los medios públicos. Llamo a crear un sistema de medios públicos, “un plan sistemático, permanente, continuo, etc.”

En ese sentido, la transformación de Telesur no puede ser darle espacios unilaterales a quienes no tienen nada que decirle al mundo y que se han aferrado a combatir a quienes estamos empeñados en cambiarlo y mejorarlo. O al menos contrastar sus opiniones. Lo que pasa en las coberturas recientes sobre El Salvador preocupa, porque la línea editorial no corresponde a los principios, ni a sus manuales que le dieron origen a la cadena latinoamericana.

Hacemos un llamado a los compañeros Presidente Nicolás Maduro y Ministro de Comunicaciones, Ernesto Villegas, para revisar estos elementos que en la cotidianidad informativa de Telesur parecerían poco perceptibles y poco importantes. Para comunidades y pueblos que siguen las trasmisiones puntualmente es de principios defender un proyecto que ya lo sienten también suyo.

Los integrantes del equipo Telesur en El Salvador que llegamos a publicar noticias hasta mediados de mayo pasado, damos las gracias públicamente a organizaciones populares, ciudadanos, movimientos sociales, militantes de izquierda, en El Salvador y Latinoamérica, que nos han extendido su apoyo después de nuestro despido laboral injustificado.

Sepan que desde donde estemos defenderemos la verdad, su historia, sus logros y triunfos. Que a ustedes nos debemos, que por ustedes existimos como periodistas.

Fuente: Rebelión

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

 

 

You must be logged in to post a comment Login