México: Los ex presidentes no irán a la cárcel

Todo porque cuentan con la fuerza de políticos y empresarios.

 

Por Pedro Echeverría

 

1. ¿Se imaginan a cuatro tipos (ex presidentes de la República; Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox y Felipe Calderón) en una cárcel de “alta seguridad” y en una celda de lujo, a la altura de sus personas? Supongo que sus familias seguirían cobrando más de 500 mil pesos mensuales de las pensiones de cada uno y contando con decenas de prestaciones (médicos, medicinas, decenas de militares a su servicio, artículos de mercado, etcétera) que les permitiría vivir incluso con ayudantes militares dentro de la prisión. Se la pasarían bien con el servicio de cocina, con las visitas conyugales, practicando deportes, leyendo todos los periódicos, viendo la televisión y saliendo disfrazados cuando quieran. Lo más importante es que dejarían de pensar en ir a la cárcel y sufrirían menos.

 

2. Los funestos gobiernos que más se han grabado en la mente de los mexicanos han sido el priísta Salinas (1988-94) y el panista Calderón (2006-12); fueron tan grandes sus saqueos y asesinatos que opacan a la masacre a indígenas de Acteal ordenada por el priísta Zedillo (1994-2000) y los enormes latrocinios del panista Fox (2000-06) y sus familiares. Aunque esas personas (muy notables) fueron simples víctimas del sistema capitalista que los hizo presidentes y al mismo tiempo sus lacayos para servir a las clases altas, no pueden seguir haciendo sus fechorías porque la gente los odia. Pero el encarcelamiento de esos sujeto no depende de lo que la gente piense, si no de las decisiones del presidente Enrique Peña (20012-18) y de su “Pacto por México”. ¿Se imaginan que Peña decida encarcelarlos y luego él mismo pueda ir a chirona?

 

3. Por eso Calderón puso la muestra y Obama lo avaló al intervenir para que Zedillo no sea encarcelado en México por el asesinato de 48 indígenas en Chiapas. Por eso también el panista Fox dio todo su apoyo a la candidatura de Peña para evitar que él, su esposa Sahagún y sus hijos, sean encarcelados. ¿Por qué Zedillo sólo metió a la cárcel al hermano desfalcador y no tocó a Carlos Salinas? Quizá la bruja Paca de Zedillo o la bruja de Esther Gordillo puedan decirnos por qué en las altas esferas nunca llega la “justicia” que tanto se impone a los pobres. Pero de lo que hay que estar seguro es que todo se define por la fuerza; que mientras no haya movimientos de masas de trabajadores, estudiantes y profesores en las calles, como en Brasil, Grecia, España, la clase gobernante seguirá haciendo lo que le venga en gana.

 

4. Luchar en México no es sencillo, es muy difícil frente a gobiernos que se las saben todo por ser herederos del presidencialismo, del corporativismo, de una revolución burguesa que se hizo pasar por “popular y antimperialista” y de un cardenismo que se autocalificó de “socialista”. Ha sido siempre mucho más difícil luchar contra un PRI demagogo que sabe envolver sus políticas, que contra un PAN derechista que grita a los cuatro vientos que es el mejor defensor de los empresarios, del clero y enemigo (racista) de los pobres “por flojos y borrachos”. El PRI es tan funesto como el PAN, pero sabe esconder su política tras un discurso populista. ¿Qué es el llamado “Pacto por México” sino la repetición de su estrategia “centrista” que durante décadas ha usado para usar al PAN, la socialdemocracia o partidos intermedios?

 

5. Todos saben que esos cuatro candidatos a la cárcel poseen una enorme fuerza personal por la cantidad de empresarios, políticos y grupos que favorecieron en su sexenio. Hay multimillonarios hechos en los últimos 25 años por políticas sexenales de estos cuatro presidentes. Recuerdo que el más grande magnate banquero, Espinoza Iglesias, se quejaba en los años setenta de que a él le había tardado más de 60 años crear su capital y que a los “modernos” les había bastado con 15 años para tener el doble o triple de él; que su capital sí tenía historia familiar y que “los modernos” sólo habían especulado en los negocios. ¿Recuerdan que cuando Salinas en 1994 pidió dinero a los empresarios “por lo mucho que habían ganado”? Pidió algo así como 15 millones a cada uno; el dueño de Televisa inmediatamente dijo que él daría el doble, por lo menos.

 

6. Según una denuncia que me han enviado, Wal Mart fue fundada en 1962 y en 2002 es ya la empresa más importante del mundo; en 2013 tiene 10,793 tiendas, 2.2 millones de empleados en 27 países. En México tiene 3,132 negocios incluyendo sucursales bancarias. Tiendas (Wal Mart, Suburbia, Superama, Sams Club, Bodegas Aurerá, Vips, Portón, La Finca, Farmacias y 370 mil esclavos. Tiene más de 16 mil millones de ganancias al año) ¿Cuánto dinero aporta éste y otros negocios para respaldar a los gobiernos del PRI y del PAN y para el futuro de sus gobernantes. Cuando el documento habla de “370 mil esclavos” busca demostrar la intensa explotación y mal trato que reciben los empleados mientras el gobierno se hace a la “vista gorda” sin obligarlos a que cumplan la ley.

 

7. ¿Cómo entonces encarcelar a ex presidentes de la República si cuentan con un gigantesco poder de los grupos económicos que consolidaron en su sexenio? La historia de esta etapa “neoliberal” del capitalismo –que es la historia del desarrollo de los hombres de negocio- puede estudiarse a partir de 1982 en México, pero con los ricos antecedentes que parten de Echeverría Álvarez (1970-76) y López Portillo (1976-82) Aunque se dice que el neoliberalismo se inició con el golpe de Estado al gobierno de Allende, con la Thatcher y Reagan, la realidad es que en México esos cuatro sexenios terminaron de hundir al país. Y aunque meterlos a la cárcel no remedia nada, por lo menos sería una muestra de que se pueden cambiar las cosas y que el pueblo seguirá estando vigilante.

Fuente: ARGENPRESS.Info

You must be logged in to post a comment Login